Impuestos en Alemania…el famoso impuesto eclesiástico

A nadie nos gusta pagar impuestos pero hemos de reconocer que son necesarios. Gracias a ellos tenemos sanidad, educación, carreteras, alumbrado en las calles y todos los servicios que nos ofrece el estado. Que se gestionen mejor o peor es otro debate pero en el mundo que vivimos, si queremos un mínimo de estado de bienestar tal y como lo conocemos, son imprescindibles.

Hoy voy a comentaros muy por encima el tema de los impuestos en Alemania.

La competencia a la hora de crear tributos corresponde casi exclusivamente al estado federal, a excepción de algunos tributos especiales pero cuando los Länder obtienen beneficios de tales impuestos, para que tales tributos se modifiquen necesitan la aprobación del Bundesrat  (Consejo Federal)

En cuanto a la recaudación, es competencia de las Oficinas de Finanzas de los Estados Federados y solo de las Oficinas Federales en caso del IVA, impuestos especiales y tributos sobre el comercio exterior.

El impuesto más conocido, como en España, es el IVA, que es un impuesto indirecto que se aplica en la mayoría de los productos y servicios. El tipo general es, ahora mismo el 19% y el reducido, que se aplica en alimentación, libros, transportes de personas de corta distancia, publicaciones periódicas y pernoctaciones hoteleras el 7%

En cuanto al IRPF, ( Einkommensteuer )los peores parados que salimos, como siempre, somos los solteros. Como todo impuesto en función de la renta, es progresivo y se pagará en función de la renta y del estado civil, existiendo seis categorías fiscales (Steuerklassen). La categoría fiscal varía dependiendo si se está casado o soltero, si se tiene hijos, o si ambos cónyuges reciben un salario. Sobre todo cuando en un hogar los dos cónyuges tienen renta propia sujeta a impuestos existen combinaciones determinadas que pueden resultar más rentables. Los datos sobre la categoría fiscal y los niños aparecen en la tarjeta de impuesto sobre el salario (Lohnsteuerkarte) que se recibe del ayuntamiento.

Las empresas pagan el Impuesto de sociedades (Körperschaftssteuer) un 15% tanto por los beneficios distribuídos como por los destinados a reservas. A ello se le suma un “recargo de solidaridad” equivalente al 1,5% sobre la cuota. Este recargo viene de la época de la unión de las dos alemanias, para financiar la reunificación. De hecho, el IRPF también tiene este recargo . A esto se le suma un Impuesto Industrial (Gewerbesteuer) que es municipal pero con una base imponible muy similar al impuesto de sociedades propiamente dicho. Al final los beneficios empresariales quedan gravados por un 29 % aproximadamente.

Existen otros impuestos, al igual que en España, como son sucesiones, donaciones, repatriación de dividendos e intereses del extranjero, etc. Realmente vemos que sobre el papel, los sistemas son bastante parecidos. Cosa distinta es como se calculen tales impuestos, qué esté sujeto, etcétera pero la filosofía es la misma que en España y en toda la Unión Europea en general…pero hay una peculiaridad en el sistema fiscal alemán que aunque no tiene gran importancia en cuanto a recaudación, si la tiene desde mi punto de vista porque puede darnos una idea de, por un lado, lo conservador de su sociedad y por otro, como señal de buena gestión.

Esta peculiaridad es la existencia de un impuesto eclesiástico.Sí, como lo leéis. De vuestra nómina se os descontará un importe en este concepto . Solamente están afectadas las iglesias cristianas (católica y protestante) y el judaísmo. Así que todos los creyentes bautizados (católicos y protestantes) están obligados a pagar el llamado “impuesto eclesiástico” si tienen capacidad fiscal para ello. Para evitarlo han de renunciar a su fe con una declaración de apostasía ante un tribunal u otro organismo según las normas de cada Estado federado. En algunas diócesis católicas esta declaración de apostasía lleva aparejada la excomunión. En casi todos los obispados la renuncia formal a pertenecer a una religión cristiana implica la imposibilidad de recibir sepultura eclesiástica, de contraer matrimonio en la iglesia o bautizar a los hijos. Yo pensaba que con decir “ keine religión” era suficiente…pero ya veo que no…

Realmente, si lo pensamos, es una buena idea. Creo que toda organización debe financiarse por sí misma y si alguien tiene una determinada religión, participa en ella y tiene capacidad fiscal suficiente, debe contribuir a su sostenimiento y no ser el estado quien la financie. Me gusta la idea.

Anuncios

7 comentarios en “Impuestos en Alemania…el famoso impuesto eclesiástico

  1. Creo que te equivocas, no conozco a nadie que le hayan pedido un papel de apostasía. A todos los que conozco con decir “ keine religion” nos ha bastado.

    Un saludo

  2. Hombre, claro, si pretendes utilizar los servicios de la iglesia tendrás que demostrar que pagas el impuesto… pero a la hora de anotarte en el Finanzamt con decir keine Religion basta. Lo que sí cuesta un huevo es salirse del impuesto a la iglesia si ya lo estás pagando, así que mejor decir primero keine religión y luego, si te pica el bicho de casarte por iglesis o bautizar a los críos, cambiarse a la religión que toque unos meses antes para que cuele. Para ir a misa nadie te va a pedir el impuesto.

  3. Cuando el Estado te “invita a comer” con tu propio dinero:
    “A nadie nos gusta pagar impuestos pero hemos de reconocer que son necesarios. Gracias a ellos tenemos sanidad, educación, carreteras, alumbrado en las calles y todos los servicios que nos ofrece el estado…. si queremos un mínimo de estado de bienestar tal y como lo conocemos, son imprescindibles.”

    Y luego decir:

    “Realmente, si lo pensamos, es una buena idea. Creo que toda organización debe financiarse por sí misma y si alguien tiene una determinada religión, participa en ella y tiene capacidad fiscal suficiente, debe contribuir a su sostenimiento y no ser el estado quien la financie. Me gusta la idea.”

    De hecho, la IGLESIA originalmente se mantenía así, ésa práctica si mal no recuerdo vino del Nazismo. “Papi estado” Dice: “mejor me das el dinero a mi, para que tengas todos los beneficios de estar en una iglesia”…

    Que asco es el Estatismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s