El sistema universitario alemán

 En este post hablaré sobre el sistema universitario alemán. Para empezar decir que al igual que no hay ninguna universidad española en el ranking de calidad de 2011 hay varias alemanas en él como son la universidad de Munich, Heidelberg, Frankfurt o Gottingen (http://www.arwu.org/ARWU2010.jsp ). Así que ahí ya vemos una gran diferencia y no es para nada poco importante!

Especialmente conocidad como “universidades de élite” son las siguientes: RWTH de Aachen, la Universidad Libre de Berlín, la Universidad Humboldt de Berlín  las universidades de  Fribourg, Göttingen, Heidelberg y universidades Ludwig Maxilian y la Técnica, estas últimas sitas en Munich.

En cuanto a las instituciones de enseñanza superior estas incluyen:

  • Universidades y centros universitarios multidisciplinares («Universitäten», «Gesamthochschulen») Estas son las conocidas como “Unis”. La universidades son las únicas que pueden expedir el título de doctor (“Promotionsrecht“)
  • Institutos especializados de enseñanza superior («Fachhochschulen») . Se conocen como “FH” e imparten titulaciones principalmente de ingeniería, economía y empresariales, agricultura, ciencias sociales, documentalismo e informática y artes aplicadas. La formación tiene un carácter muy práctico (otra diferencia más con España)
  • Institutos de formación pedagógica («Pädagogische Hochschulen») forman a los maestros y profesores de las «Grundschulen»
  • Escuelas superiores de bellas artes y música («Kunst- und Musikhochschulen»).

Como en España, para ejercer ciertas profesiones de interés público es necesario hacer un examen estatal («Staatsprüfung»). Es el caso de  medicina, odontología, veterinaria, farmacia, derecho, profesorado. En los dos últimos casos se exige un segundo examen de Estado para acceder a la profesión.

Hay que decir que Alemania implantó el sistema de Bolonia antes que en España y que carreras como administración y dirección de empresas que en nuestro país son 4 cursos lectivos en Alemania son solo tres. En fin, se supone que Bolonia nace para homogeneizar pero el resultado no es el esperado, al menos en este sentido. La clave de esta reforma universitaria son los “conocimientos orientados a la práctica”. En las nuevas carreras, los profesores quieren transmitir sobre todo conocimientos relacionados con sus aplicaciones. Se aspira a que los estudios con título de bachelor no sean considerados menores, sino que cualifiquen realmente para ejercer una profesión. Y ello mucho antes que las carreras tradicionales. Para obtener el título de bachelor se prevén tres años de estudios. Quien quiera profundizar sus conocimientos puede estudiar entre dos y cuatro semestres más, para obtener el título de master. El master se puede obtener paralelamente a una actividad profesional o en estudios de tiempo completo. No se como funcionará el sistema de Bolonia en Alemania (por favor, si alguien es alumno que nos lo cuente!!) pero si conozco el sistema de Bolonia en España y puedo decir que la única diferencia que hay con el anterior es la existencia de la evaluación continua con una importancia muy grande en la nota final. Después depende de las universidades, pero la mayoría te piden aprobar el examen final para aprobar la asignatura. Por lo demás no se suele exigir más prácticas para obtener el grado o bachelor así que al menos en España no ha habido gran reforma

Los títulos de “diplom” y “magister” pertenecen al pasado. En el 2010 desaparecieron  las últimas carreras con los títulos universitarios clásicos alemanes. Ahora, como en toda Europa con el sistema de Bolonia, los títulos reconocidos son bachelor, master y doctor.

Todas las universidades alemanas cuentan con una Oficina para Estudiantes Extranjeros (Akademisches Auslandsamt), que les proporciona todo tipo de asesoramiento.

Los requisitos de admisión para alumnos extranjeros son los siguientes:

  •   Haber superado  la  educación secundaria.
  •   Para certificar el nivel de alemán, se ha desarrollado un examen estándar mundial: el Test DaF, (Test de Alemán como idioma extranjero) similar al TOEFL estadounidense; o en las universidades alemanas se podrá presentar el examen DSH “Deutsche Sprachprüfung für den Hochschulzugang ausländischer Studienbewerber” (Examen de idioma alemán para la admisión en la universidad de los aspirantes extranjeros)
  •   Otra documentación de tipo legal
  •   Los alumnos que pretendan cursar masters, doctorados y demás cursos de postgrado deberán dirigirse directamente a los centros donde pretendan hacerlo.

 El Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) Organización central de mediación para el futuro académico que otorga becas.

Oficina para Estudiantes Extranjeros

Anuncios

El sistema educativo alemán

El sistema educativo alemán  es singular y  algo c complicado de entender (¿acaso algo en Alemania no lo es?).Voy a intentar explicarlo de la manera más sencilla posible. Como siempre ¡se admiten sugerencias!

Los 16  Länder tienen competencias en materia de educación y cultura, con lo cual no es lo mismo estudiar en Bavaria que en Hessen por ejemplo.  El gobierno federal fija ciertos objetivos y políticas generales pero son  los Estados son quienes lo llevan a la práctica con cierta discrecionalidad aunque hay una comisión federal que controla y coordina las políticas que se llevan en cada uno de los Estados.

La educación obligatoria empieza a los 6 años pero los niños suelen empezar a ir al Kindergarten (jardín de infancia) a partir de los 3. Es obligatorio ir al colegio hasta 9º ó 10º curso (en función del Länder) pero en todo caso como máximo hasta que el joven cumple 18 años.

La mayoría de los Kindergarten  son públicos, pertenecen a las diferentes iglesias y organizaciones benéficas pero también los hay privados. Aunque no sea obligatorio, se garantiza que cada niño tenga derecho a una plaza en ellos. Una curiosidad es que aunque el Kindergarten no sea privado, hay que abonar una mensualidad en función de los ingresos.  El último año en el Kindergarten, los niños hacen el Vorschulkind (pre-escolar) donde toman un primer  contacto con las letras y los números.

A los 6 años los niños pasan a la Grundschule (escuela primaria), que es gratuíta. Curiosamente, antes de esto los niños deben hacerse un chequeo médico y si se encontraran problemas psicológicos, motores o lingüísticos, se podrá recibir ayuda para mejorar dichos problemas

El primer día en el cole es realmente un día muy especial en el cual participa toda la familia . Además, la importancia que la Iglesia tiene en la sociedad  alemana se hacepresente en este día. En muchas escuelas, durante el primer día de clase, antes de la distribución en las aulas y el primer contacto con el profesor, se realiza una ceremonia eclesiástica en la parroquia más próxima. Otra peculiaridad es la Schultüte (cono colorido que se ofrece a los niños el primer día de colegio) lleno de dulces.

Al terminar la primaria  los niños comienzan a definir poco a poco su orientación profesional. Para ello, según haya sido el rendimiento del niño durante los primeros cuatro años de colegio, el profesorado sugiere a los padres el tipo de escuela de enseñanza secundaria más adecuado para su hijo. Respecto a esto ha habido mucha controversia en Alemania debido a que con apenas 9 años se decide el futuro de un niño siendo quizás un poco pronto para saber qué es lo que el niño quiere y qué puede conseguir en su vida.

Las opciones que tienen los alumnos son  las siguientes:

–       Hauptschule o escuela básica: en ella  los alumnos reciben una formación general básica. Al concluir la Hauptschule generalmente los estudiantes se encaminan hacia una formación profesional que les habilita para ejercer un oficio o una actividad en la industria o la agricultura. Dura de cinco a seis años.

– Realschule (secundaria profesional): se sitúa entre la escuela básica y el bachillerato  (Gymnasium) .Imparte una formación general más ampliada que la anterior. Concluye con un título superior medio que permite cursar estudios escolares ampliados, por ejemplo en escuelas profesionales técnicas especiales o en escuelas técnicas secundarias. También permite acceder al nivel superior de secundaria del Gymnasium (nivel II). Dura seis años.

– Gymnasium (instituto de bachillerato): generalmente tiene una duración de 9 años. Ofrece una formación general de nivel alto. Durante los dos últimos años se cursa el grado secundario superior (nivel II) que concluye con el examen de Abitur (bachillerato superior, similar a la PAU en España). Dicho examen habilita al estudiante para acceder a una universidad o escuela superior.

El sistema es flexible hasta cierto punto. Según  el rendimiento del alumno durante los dos primeros años de secundaria (5° y 6° año), existe la posibilidad de cambiarse a otra escuela diferente de la escogida inicialmente.

En los últimos años, se han vuelto muy comunes las Gesamtschule (escuelas compuestas) que integran los tres tipos de escuela anteriormente nombradas.

Las Berufsschulen o escuelas profesionales ofrecen parte del sistema dual de formación profesional que habilita al joven para el ejercicio de una profesión oficialmente reconocida. La formación teórica se da en la escuela (uno o dos días por semana). En cuanto al aprendizaje práctico tiene lugar en una empresa el resto de los días, directamente en un puesto de trabajo u oficina. Sobre todo jóvenes provenientes de la Hauptschule o la Realschule son quienes cursan la formación profesional que dura de dos a tres años y medio y es remunerada. En los últimos años, ha aumentado mucho el número de estudiantes con el certificado de Abitur que también se ha decidido por este camino.

En cuando a la jornada lectiva,  un día de colegio tiene una media de cinco horas de clase,  extendiéndose sólo hasta el medio día. Los niños comen en sus casas. Se suelen tener bastantes tareas las cuales se hacen generalmente fuera del colegio.

En cuanto a las vacaciones en todos los Estados federales, los niños tienen seis semanas de vacaciones en el verano, dos semanas en Pascua y en Navidad, y una semana en el otoño.

Queda por tratar el tema del sistema universitario pero eso será tocado en otro post.

Más sobre cultura. Algunas diferencias entre España y Alemania

Hace unas semanas recibí un comentario de Natalia Pérez de Herrasti al post que escribí llamado “Qué espero de Alemania. Mis miedos sobre Alemania”. Ella me aconsejaba que intentara quedarme con lo mejor de cada una de las dos culturas y también me decía que había escrito un libro sobre este tema, “Gramática de la cultura . Estilos de conversación. La experiencia hispano-alemana”.

Dos días atrás adquirí este libro a través de amazon.de  y me lo he leído en un momento . Creo que ha sido una buena inversión porque hay cosas que parecen tonterías pero al cambiar de cultura se pueden convertir en un problema.

Estoy bastante de acuerdo con los estereotipos que los alemanes tienen de los españoles (aunque el libro habla también de los hispanos, pero yo me centraré en los españoles porque eso es lo que soy y lo que conozco). De hecho, esos estereotipos creo que se cumplen, lo que no quiere decir que todas las personas sean así. Por ejemplo,  los alemanes dicen que los españoles solo hablan de temas superficiales. Yo, como española, y más como canaria (los canarios en algunas cosas  estamos más cerca de los latinoamericanos que a los españoles peninsulares) siempre me he quejado de lo difícil que es a veces mantener una conversación que no sea de temas sin importancia. Soy española como la que más, pero siempre he echado en falta esto. Por supuesto que me he encontrado con personas con las que se puede tener charlas maravillosas y muy profundas pero, como digo, no es la generalidad de la población. Los alemanes consideran que para nosotros los debates son batallas donde siempre debe haber un ganador y un vencedor pero donde no cabe un diálogo donde las personas puedan escuchar a los demás y reflexionar sobre lo que se dice.

Hay que tener muy claro que la sociedad alemana se basa en el individuo mientras que la española, y la hispana en general, se basa en la colectividad.  No quiere decir esto que sean egoístas, no, es, simplemente una sociedad individualista donde el individuo está por encima de todo  y la libertad del mismo es algo muy importante. Esto está relacionado con la dificultad que tenemos en España para decir “no”, como se comentará posteriormente.

Una cosa importante y que a muchas personas les puede resultar muy difícil acostumbrarse es la distinta concepción de familia que tenemos. Para nosotros es importante el contacto diario (o casi) con nuestros padres o hermanos…incluso en algunas familias se tiene mucho contacto con tíos y primos. En cambio en Alemania las familias son nucleares y desde que cada hijo tiene su propia familia, su “nueva familia” es su pareja y sus hijos si los tuviere. La verdad es que yo tengo mucho contacto con mi madre…soy la típica que cuando estoy en el trabajo llamo por el móvil a mi madre y cuando mi padre vivía él siempre me llamaba a primera hora y si algún día no me llamaba yo me preocupaba. Así que en Alemania tendré que olvidar esa costumbre puesto que allí no es normal. Pero bueno, siempre se enviar un what´s up a la hora de comer 😉 No es cuestión de dejar de ser una como es, ¿no?

En el libro se dice también que muchas veces los vecinos no te saludan (si llegan a hacerlo) hasta pasado mucho tiempo desde que empiezas a vivir en una comunidad. Respecto a esto tengo que decir que depende de donde vivas en España te puede resultar chocante o no. Durante un par de  años viví en un edificio en Madrid que era totalmente impersonal. Vivíamos muchísima gente sola en el mismo pasillo pero te cruzabas con ellos y raro el que saludaba. Yo a la primera saludaba pero cuando veía que aquel vecino/a no me contestaba no volvía a saludarle más. Reconozco que no era agradable porque en caso de un apuro no tenía a quien recurrir pero es el precio que hay que pagar por el anonimato. En cambio también he vivido en comunidades de vecinos donde el conserje controla todo lo que sucede y los vecinos que no te conocen desde que te ven el primer día que te ven quieren saber todo de ti. Esta situación me incomoda aún más pues no me gusta que la gente sepa demasiado de mi vida. Solo la gente con la que quiero compartir mi vida tienen derecho a saber pero no cualquiera por vivir puerta con puerta. Así que supongo que en este sentido me sentiré cómoda en Alemania.

A los alemanes una de las cosas que no les gusta nada de nosotros es la falta de compromiso que tenemos. Por ejemplo, cuando ves a alguien y dices “ya nos veremos” y al final nunca llamas para quedar. Realmente es una frase sin contenido en español, es algo así como una forma de cortar una conversación pero claro, los alemanes se lo toman todo al pie de la letra y no lo entienden. Por ello el alemán es un idioma muy práctico, no como el español, en el que puedes usar circunloquios e incluso necesitar muchas veces leer entre líneas. En alemán no, lo que es, es. Si es “no” es “no” y nadie se enfada por ello. En cambio a los españoles…¡uf! ¡Cuesta muchísimo decir no! Muchas veces cedemos y no decimos “no” por no quedar mal o por no “fastidiar” al grupo cuando el resultado al final es negativo para la persona ya que muchas veces se ve que durante mucho tiempo (o durante toda su vida incluso) ha hecho muchas cosas simplemente por agradar o no molestar a los demás sin recordar que el primero en cada una de nuestras vidas debe ser uno mismo. De esto podría hablar largo y tendido pero ya me saldría un poco del tema…

Para terminar quiero destacar lo que más me ha chocado del libro de Natalia Pérez de Herrasti y es el caso de una mujer española que tiene una hija alemana criada en Alemania. Madre e hija tienen problemas de convivencia y comunicación porque la madre no se ha integrado suficientemente en la cultura alemana y le pide a la hija ciertas cosas que, como alemana, culturalmente, no las puede hacer.

Está claro que debemos integrarnos en la nueva cultura, pero integrarnos es aprender lo nuevo sin olvidar de donde venimos. Solo así podremos conseguir el verdadero enriquecimiento cultural que implica vivir fuera de tu país de origen.