Sensaciones y sentimientos desde Frankfurt

Hallo Leute,

llevo 10 días en Alemania y me siento rara. Rara…no mal ni bien, ni ansiosa ni confundida ni contenta ni triste, ni decepcionada ni eufórica…No se, estoy como en un estado en el que aún no he pisado tierra. Realmente no he tenido tiempo de pensar, de organizarme…No he tenido tiempo de nada desde que llegué. No he tenido tiempo para mí. Simplemente porque no puedo o no se como se hace.

Me siento presionada (anda, escribiendo ya me va saliendo el como me siento) por la necesidad de aprender el idioma. ¿Quién me presiona? Yo misma y las circunstancias, claro está. O sea, que en definitiva me presiono yo.

Aparentemente estoy serena y me siento bien aquí pero dentro de mí hay algo que no para…todo mi ser está en continuo movimiento…parece una lavadora que centrifuga. Tiene que absorber cosas…cada vez que salgo a la calle o en mi misma casa, tengo que enfrentarme a la frustración de no poder comunicarme como me gustaría, de no poder decir todas las cosas que quiero, de a veces tener que recurrir al inglés porque no me queda otro remedio (la otra opción serían las señas, pero teniendo el inglés…). Normalmente en la calle cuando pregunto algo suelo resolverlo con el alemán (es todo un triunfo, la verdad) pero en casa, como las conversaciones tocan todos los temas es mucho más complicados y a veces no queda más remedio que recurrir al inglés, volver al alemán y así, poco a poco…

Los días se me pasan rápido pero a la vez me da la impresión que no hago nada productivo…me levanto, voy a clase, salgo de clase,  me doy un paseo, como, intento enterarme que pasa por el mundo, hago los deberes y me acuesto. No tengo tiempo para nada más.

Entre tanto intento enterarme de donde comprar la comida, por ejemplo, que es lo que más me preocupa. Eso parece que ya lo tengo controlado pero el tema de las comidas no. Tengo bastante descontrol y no me gusta pero es complicado en poco tiempo llevar una dieta como la de antes. Al principio pensé que en los supermercados no encontraba nada pero ahora ya he visto donde si hay de TODO LO IMAGINABLE  y hay estantes por donde ni paso (la repostería y los chocolates). Este país es un peligro. En serio, ni paso por ahí  porque es difícil resistirse. Es que no hay producto que haya probado que no esté bueno

Menos mal que empecé a preparar el viaje con un año de antelación porque esto es tan diferente, que una persona exigente consigo misma, sabiendo que tiene limitaciones económicas,  viendo que hay muchas cosas que no puede controlar y menos predecir antes de venir, da la aventura por perdida.

Una cosa que me ha sorprendido es que, aunque ya lo sabía, el hecho de ver que aquí se produce DE TODO LO HABIDO Y POR HABER  no deja de sorprenderme. Como economista esto me encanta…se cumplen muchas cosas que he estudiado…cosa que en España no sucede. Todos los que hemos estudiado algo de economía sabemos que hay leyes de oferta y demanda. Se explican con unas curvas que dicen que cuando sube el precio la demanda baja y viceversa. Después se encuentra el equilibrio con la oferta y unas cuantas cosas más que no voy a cansaros con ellas. En España, simplemente, muchas cosas de la teoría económica no se cumplen y los que hemos estudiado allí las hemos aceptado como dogma de fe pero  no las hemos vivido.  Cuando vienes aquí ves que la economía se siente, se palpa…que se vive en el mundo real ese en el que un país llamado Deutschland  produce desde un BMW hasta un tornillo pasando por una carpeta. Hablando de carpetas…¡menuda industria de papelería tienen aquí! Con lo que a mí me gusta una papelería, muchas veces pensé que si en España tuviera futuro tendría una papelería. Allí no lo hay pero aquí la gente va a la papelería, compra muchísimas cosas que ni siquiera existen en España. Por ejemplo, el borrador para plumas.  Sí, se venden plumas incluso para niños…y tienen un borrador especial para ellos. Incluso la carpeta famosa para el CV no creáis que son todas iguales, no…las hay de 2 €, 3€…la más cara que he visto es de 6€ pero seguro que hay alguna más cara.

También me he llevado sorpresas con las desigualdades sociales. Frankfurt es una ciudad un tanto especial…por un lado puede pasar alguien que se nota que está forrado y por el otro alguien que mira en la basura. Hoy mismo he visto esta imagen y me he quedado sobrecogida. Sí, en España también se ve pero aquí lo he sentido más porque aquí se nota que el dinero se mueve, se siente que hay riqueza pero también mucha miseria. Eso me ha hecho acordarme de España y pensar que si eso sucede aquí donde hay algo de protección social no quiero pensar que va a pasar en España.

Escribir me hace sentir mejor. Ese era una de los objetivos de mi blog. Siento que este país puede ofrecer muchas cosas pero que yo aún estoy muy lejos de conseguirlo.  Me siento impotente (otro sentimiento) cuando no puedo actuar como lo haría en España o en un país de habla inglesa porque no se comunicarme (podría hacerlo en inglés pero lo evito, solo en caso de fuerza  mayor). Me gustaría empezar a hacer amigos aquí pero me gustaría poder hablar en alemán con ellos y aún es pronto porque lo que se es limitado. Y para hablar inglés me voy a UK aunque al final en clase cuando tenemos que hablar algo entre nosotros el inglés es el idioma común…

Tengo un proyecto aquí pero está claro que el alemán absorbe todo el tiempo. Me hace sentir bien cuando veo que voy progresando…pero a la vez no todo puede ser el idioma y me faltan cosas…Mi vida es un poco caótica ahora mismo y por mis características personales una rutina más estructurada me vendría mejor. Espero no tardar demasiado en conseguirlo. Realmente no pensé en que me encontraría con este problema, pero es que hasta comprar un paquete de leche es complicado si no sabes el idioma y encima vienes a un país donde hay de muchos tipos, como 3,5% fatt, 1,8% fatt, bio y no se que más…porque por haber hay de todo. Lo imaginable y más.

Anuncios

12 comentarios en “Sensaciones y sentimientos desde Frankfurt

  1. Yo creo que vas bien, esa ansiedad tiene que ser normal, es parte del periodo de adaptación, incluso lo que no tenías previsto también formaba parte de este proceso, lo importante de tu análisis, sencillamente es tu análisis… estás en la fase de adaptación al medio, han pasado 10 días y has sido capaz y sigues siendo capaz de torear todos los campos…. la comida, el paseo por las calles, las clases y la tv…. sigo pensando que vas bien… piano piano arriverá… (eso no paraban de decirlo en Italia jajajajaj)..Muack 😉

    • Claro, si no no seria normal, creo yo…Ja ja necesito vacaciones…Es que no veas lo estresante que es ver algo nuevo todos los días. Antes de venir pensaba…¡qué bien, todo nuevo!…pero ahora pienso …aggh!! Algo más nuevo!!!…Bueno, al menos ya controlo las estaciones que van de mi casa al centro (nada, 5 minutos) pero ya entiendo lo que dicen. El primer día ni eso.

      Si a eso tengo que añadir el rollo de las basuras (separarlas plástico, papel, orgánico para el compost de la ciudad y lo irreciclable), el no echar limpiador en el baño 1 vez al día porque según mi casera es malo para el medio ambiente, llevar las botellas de plástico a reciclar para que te den 25 cts., etc…En fin…que todo es así, un montón de cosas que hay tu mente tiene que asimilar. Ah! Y lo que más echo de menos, aparte de la comida es tener un supermercado más cerca…

      ¡Un besote prima!

  2. Ya te he comentado que el alemán forma el carácter. Tienes que aprender a ser paciente, disciplinada y constante… el objetivo lo tienes claro: eso ya es mucho! Todo a su tiempo. Ahora estás en el inicio de la fase de adaptación. Y nadie dijo que iba a ser fácil. Disfruta de todo lo que te está aportando esta experiencia! Un abrazo

    • Sí Carmen…en mi vida me han pasado cosas que me han obligado a ser esas tres cosas que dices pero ahora estoy como digo “centrifugando”. Tengo el objetivo. Estoy disfrutando lo que puedo porque me está costando en algunos aspectos pero bueno, seguiremos adelante!
      Un abrazo!

  3. ¿Has probado a comprar azúcar? los paquetes llevan escritos unos número que parecen escalas en un mapa 2:1, 1:1, etc. Yo creía que se referían al grosor del grano de azúcar y compré el primero que pillé. Cuando hice el arroz con leche me di cuenta de que el azúcar tenía algo raro, me salió un arroz con leche para comer con cuchillo y tenedor. Resulta que el azúcar que lleva esos número es especial para mermeladas y los números indican la proporción fruta-azúcar.

    • Jaja….compré, sí, pero tuve suerte y compré normal…pero si no me lo dices me pasa eso la próxima vez. Es que aquí lo más tonto se convierte en una locura. El pan, vale, hay muchísimas clases de pan. Riquísimo (todas las mañanas me como un bretzel con sésamo)…¡¡pero que el azúcar también tenga variedades más allá del azúcar glas !! O sea, no soy yo. Es para volverse loco. En el supermercado te puedes pasar una mañana entera y no habrás llegado al final…

  4. Magnífico blog. Mucho ánimo, espero que sea cierto que el idioma ayuda a modelar el carácter. Ojalá tuviera la valentía de iniciar una aventura vital como la que estás llevando a cabo. Saludos.

    • Bueno lo de modelar…mmmm…yo en parte espero que no, que ya me ha costado poder aceptar que las cosas no son blancas o negras para que vengan a decirme que son cuadradas. De todos modos no se, ya te contaré con el tiempo.
      Respecto a la valentía, pues…sí, la verdad es que es necesario, y aquí te das más cuenta porque es duro no poder decir ni las cosas más básicas …pero hay que superar estas cosas.
      Muchas gracias, me alegro que te guste!

  5. Bueno bueno…si en 10 días casi consigues comunicarte en alemán ya es un logro muy grande!! yo llevo dos semanas y empecé el curso hace diez días y te aseguro que es una frustración tras otra. Empiezo la frase en alemán bien, pero a mitad tengo que cambiar al inglés porque no sé cómo decirlo…no tengo vocabulario ni expresiones suficientes para comunicarme aún. Sí sé decir frases sencillas, entender más o menos, pero los profesores hablan a toda velocidad y a veces no les entiendo nada, y me siento fatal. Cuando la gente me habla en la calle o en una tienda me bloqueo mucho y casi siempre hablo en inglés…creo que va a ser un proceso muy muy lento. Me paso la vida con el diccionario y el cuadernito apuntando palabras…pero bueno, no hay que rendirse que para trabajar (de profe en cualquier academia) lo mínimo es un B1 de alemán así que…no me queda otro remedio que seguir palante. Un beso!!!

    • Bueno, yo también digo cosas cortas, como tú…no creas que digo grandes cosas…solo que me intento controlar y no usar el inglés a no ser que sea indispensable. Antes iba con el diccionario pero me cansé. Si voy con la libreta apuntando …Lo que más me sucede es que cuando pregunto algo me contestan un pfdhcskwijdjad (o sea, que no se exactamente lo que dicen) pero el cerebro entiende algo, contesto y nos entendemos. O ayer mismo echando las botellas para que me diera la máquina el ticket para que me lo cambiaran por dinero no entendí lo que una chica me dijo (no entendí las palabras exactamente pero sabía que lo entendía y lo recordé para pensarlo)….Luego cuando estuve sola lo recordé y pude traducirlo: Me había dicho que si había terminado.

      Creo que poco a poco vamos aprendiendo pero quizás son muchas cosas juntas para el cerebro y va asimilando. No se donde vives, pero aquí en Frankfurt como hay mucha inmigración hay gente que habla muy mal, o sea, como nosotros (jaja) así que claro, si encima te habla alquien que no habla un alemán del bueno….porque cuando ves la tele dices…”anda, entiendo algo”. pero cuando sales a la calle es frustrante…

      Seguiremos y lo conseguiremos, un besote!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s