Sigo en una etapa difícil: el período de adaptación

Hallo Leute,

Hoy es otro de esos días en los que el “período de adaptación” me tiene frita. Esto de no tener microondas (parece una tontería) así como otras incomodidades que supone vivir con otra persona cosa a la cual yo no estaba acostumbrada desde hace muchos años hace que haya acabado con un bote de leche condensada en la mano pero sin poder abrirlo (no he encontrado utensilio).

Uff, llevo mal el tema de la comida. Tengo que adaptar demasiado mi dieta a la casa donde vivo. No es fácil poder cocinar como me gustaría, ni siquiera es fácil hacerme la comida el día anterior porque la ausencia de microondas me lo hace todo más difícil.  Se que lo estoy enfocando en una tontería pero como me siento mal por otras cosas esta ha sido la gota que ha llenado el vaso.  El no poder hacerme la leche caliente en un minuto  …Me duele todo el cuerpo de las palizas que me doy cuando cocino ya que como no vivo sola me siento que debo respetar a la otra persona y dejarlo todo limpio…pero me fastidia no tener la misma actuación por la otra parte. Claro, ella pensará que yo estoy en su casa así que me toca apechugar…solo que no estoy en su casa gratis y creo que eso cambia las cosas. Con lo cual no me resulta agradable ver las sartenes sucias varios días cuando yo cocino y lavo (cuando si viviera sola probablemente no lo haría pero ahora mismo no es el caso). Tampoco tengo una almohada, sino una especie de cojín y como tengo una hernia discal en el cuello tendré que comprarla (¡más gastos!) Todo es dinero que sale, sale y sale… y pienso…¿algún día podrá entrar algo?

Hoy me siento tan mal que tengo ganas hasta de dormir la siesta, cosa que no hago a no ser que me duela la cabeza o algo así…encima en este país no se ponen persianas así que imaginaos, con toda la luz durmiendo…

En la recién empezada 3ª semana aquí veo que he adelgazado. He intentado comer poco dulce pero creo que si hubiera comido tampoco hubiera engordado demasiado (de ahí que tenga el bote de leche condensada…total, para nada…) ya que quemo muchas calorías todo el día subiendo y bajando escaleras y moviéndome. Eso me gusta, pero que haya adelgazado porque no puedo comer como a mi me gustaría no. No es tanto que no encuentre los productos (ya solucioné el tema) sino que no me siento cómoda para cocinar .

Esto de vivir con una bio que luego bebe agua con gas que más que gas parece gaseosa (paradójico totalmente) tiene sus cosas como que los bichos aparecen en la cocina alrededor de la basura orgánica. A algunas personas no les importara. A mí no me gusta (para que luego digan que los bichos van al calor…a donde van es a la basura, da igual que haga calor o no).

¿Qué es lo que más me preocupa de todo esto? Pues me preocupa…yo misma. Se bien porqué estoy aquí pero espero no desfallecer. Es duro, mucho, estar sola y no poder comunicarte como te gustaría. Echo de menos el contacto humano…¡no sabéis cuanto! Si, vivo con alguien pero solo para lo malo…no es como en España que cuando se comparte piso al menos se tiene una tele en el salón ( o al menos en mi época era así…). Estoy con mis compañeros en clase pero como somos principiantes ni nos podemos comunicar bien entre todos porque hay personas que ni dominan el inglés…

Todo se hace difícil aquí. Ayer quería comprar un trozo de carne que parecía rellena, como la que hacemos en navidad…pues dije lo que ponía el cartelito ( o eso creía yo) y me llevé una salchicha…

Que tengo más suerte que otras personas…sí. Pero tampoco creáis que esto es fantástico. La vida de alguien que emigra y no sabe el idioma es muy dura. Todos los días tienes tropiezos, te levantas y sigues. Ahora, si vienes con un contrato de trabajo la cosa es distinta aunque si quieres aprender el idioma, como es mi objetivo, si trabajas desde un principio y no sabes nada de alemán, muy complicado aprenderlo. Este idioma necesita una buena base para luego poder seguir adelante.

Hoy hablé con el super profe porque me doy cuenta que tardo como 3-4 horas en hacer los deberes y no se si eso es normal o yo soy muy lenta. Tengo 3 horas de clase por la mañana y luego 3-4 para hacer los deberes con lo cual para repasar lo estudiado en clase no tengo tiempo. Le pregunté si era normal y me dijo que sí, que es el tiempo que lleva, que si los hago en 1 hora entonces es que no he aprendido nada…que  este idioma  necesita tanto estudio como una carrera universitaria. Bueno, me quedé tranquila…

Realmente esta sección de “reflexiones” me ayuda. De hecho cuando empecé el blog tuve muy claro que la necesitaría. Esto es duro pero no sabes cuánto hasta que estás aquí. Y más si estás sola. Recuerdo que en un principio tenía muy claro que quería hacer nuevas amistades y ese es un objetivo…pero no tuve en cuenta en qué idioma iba a hablar. Ahora ya se que ni la cosa más sencilla es fácil cuando eres una principiante del alemán.

Anuncios

8 comentarios en “Sigo en una etapa difícil: el período de adaptación

  1. ¿Entraste por carne y te llevaste una salchicha? Jajajaja! Bueno, la salchicha tiene carne 😀 Pobres alemanes, que no tienen ni para persianas… 😛 Claro, todo se lo han dado a los griegos en rescates.

    El alemán es un idioma muy chungo. Alguien me dijo -creo que te lo comenté un día- que era como aprender piano: nunca acabas 😀 Además es feo de c…. (aunque ya se que a ti te gusta :P).

    Imagínate todo eso yendo sin pasta y como hace mucha gente por ahí a la aventura, luego en españa nos extrañábamos que los sudaneses y senegaleses vivieran apiñados en pisos, no, verás… Es que según lo ponen en la tele mucha gente se piensa que irte a un país es llegar y abrirte los brazos y recibirte con el hula-hula como si acabaras de llegar a las seichelles, y no, es muy duro. Porque aparte de todo lo que comentas, la barrera del idioma es muy importante. Pero míralo por el lado bueno: las curvas que se te estarán quedando :~

    • Jajaja! Pues sí y mira que enseñé con en dedo “das, das” pero como lo dije mal me llevé la salchicha…nada especial por cierto.

      El idioma es la gran barrera …no es insalvable yo voy entendiendo cuando se habla de cosas que he estudiado pero claro eso es muy limitado, hoy por ejemplo en el tren iban unos chicos que estaban hablando cosas fáciles entre ellos y los entendía…y ya empiezo a darme cuenta del que habla correctamente y del que no…pero mientras yo sigo balbuceando…en fin

      Lo de las curvas tienes razón, es mi único consuelo 🙂

  2. Animo guapa!!! emigrar es muy duro y sobre todo sola y sin trabajo.A mi me pasó algo parecido cuando me fui a irlanda unos meses a estudiar inglés con una familia que al principio me parecían los más simpáticos y abiertos del mundo hasta que me di cuenta que lo eran porque eran unos borrachos (no que bebieran muchas pintas como hace el resto de los irlandeses no,no, unos alcohólicos en toda regla que hasta su hija de 15 años les decía , por favor, no bebáis más! ver para creer!) evidentemente pedí el cambio de familia..Las primeras 4 semanas me pasaba todos los días diciendo ¿qué hago aquí compartiendo clase con chabalines que les interesa más el pub que aprender inglés? ¿qué hago aquí cenando a las 6:30 y toodos los días patatas (cocidas , en puré , cocidas , en puré…? Pero según iba pasando el tiempo y empecé a poder hablar y entender inglés ( a mis 33 años tenía el clásico “nivel medio español”) todo cambió, conseguí hacerme amiga de 2 irlandesas , conseguí un trabajillo , me fui a vivir a un cuartucho , pero sola !!! y así fueron pasando 4 años estupendos hasta que volví a Madrid.Me costó un horror adaptarme de nuevo a mi ciudad por lo que decidí irme al norte a vivir y aquí estoy en Gijón desde hace unos meses a pesar de la crisis…
    Bueno después de todo este rollo que te he soltado lo que realmente quería decirte que comprendo todo lo que estás viviendo y sintiendo y que adaptarte a una ciudad ,cultura , gente nueva no es fácil y que lo estás haciendo estupendamente. Ya verás lo bien que te encuentras cuando encuentres “tu lugar” en Frankfurt o en otra ciudad alemana.

    Mucho ánimo que lo estás haciendo muy bien!!!

    Paz

    • Gracias por tu comentario Paz!
      Realmente se porqué he venido pero el sentimiento ese de…¿y ahora cómo sigo? es tan complicado de explicar, sobre todo cuando quiere hacer cosas aquí pero no puedes…Bueno, realmente en Frankfurt se puede, con el inglés tiras pero si quiero seguir practicando inglés no vengo a Frankfurt, me voy al Reino Unido!!
      Entonces me siento que todas las cosas que pensaba hacer para poder tener una “vida normal” no las podré hacer hasta dentro de unos meses ya que necesito mucho más nivel del idioma.
      En fin, paciencia, eso es lo que me dicen…y creo que así es.
      Un abrazo
      Patricia

  3. No sabes cuanto te entiendo…. llevo acá una semana, y ha sido espantoso. Me siento como un verdadero estorbo en esta ciudad… y claro, el inglés sirve mucho, pero no del todo cuando de verdad necesitas que te entiendan. Abrazo 🙂

  4. Te entiendo totalmente cuando dices lo del microondas. Puede parecer un lujo pero te cambia el ritmo de vida, quizá para mejor. Aquí, no se si por ser una granja y que todo va más lento, la vida se afronta con otro ritmo. SI comes y dejas los cacharros sucios tres días, no pasa nada (lo he visto en mis vecinos), después aparecerán moscas y aunque tengas 30 moscas revoloteando por tu fregadero y pegadas al suelo chupando la porquería que hay, ¡no pasa nada! es un sin estrés. Eso a mí aún me sigue sorprendiendo. En la mesa del jardín se puede tirar una taza de café usada como dos semanas perfectamente. Claro, después cuando la lavas en el lavavajillas no se queda limpia porque está reseco el contenido. Pero no pasa nada. No será la primera vez que nos encontramos Paco o yo un vaso sucio puesto en la mesa para comer, de esos que no salen limpios del lavavajillas. No sé aquí pero en mi casa siempre se han mirado las cosas que salían del lavavajillas para comprobar que estaban limpias antes de guardarlas. En fin, otra cultura. Nosotros por esa parte tenemos suerte de no compartir cocina ni baño, pero en Hamburgo en 2008 sí compartimos con una ucraniana, que no limpiaba ni poniéndonos de malas. A los tres meses ya decidió limpiar el baño y tuvo incluso que preguntarme dónde estaba el estropajo. Tú no te alteres por lo que haga tu casera, haz tu parte como bien te dicta tu conciencia española.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s