Köln…solo una ciudad más en mi vida…

Hola a todos,

Llevo unos días sin ganas ni de escribir en el blog porque esta experiencia de Colonia no está siendo demasiado gratificante. Lo estoy intentando, intento ver algunas cosas buenas pero no se que pasa, que cosa que hago, cosa que nunca sale bien a la primera.

Por lo que he leído y me han dicho otras personas el primer año es el peor. Conozco a personas que me han dicho que cuando llegaron a Alemania no les gustaba nada el país y ahora les gusta. En cambio yo venía muy abierta y las cosas empezaron bien pero ahora parece que se van torciendo aunque no me voy a quedar sentada, tomaré decisiones y punto, pero de aquí a que pueda realmente hacer lo que quiero voy a tener que aguantar un poco.

Voy a resumir un poco los obstáculos que me voy encontrando porque creo que son cosas que nos van pasando más tarde o más temprano a los que llegamos y se pasa realmente mal porque hay que tragar aunque hay veces que personalmente no puedo y tengo que quejarme porque que sea inmigrante no quiere decir que tenga que soportarlo todo. Una tiene derechos, estoy legalmente en este país y eso sirve para algo, aunque a muchos parece importarles un pepino y con la crisis de los países de Europa del sur hay otros que se están beneficiando. Como empresas, las entiendo, pero legalmente, claro. Otra cosa es que se hagan las mismas prácticas que en España,  y luego se diga que en España somos unos chorizos pero en Alemania son todos muy serios…no, no y no…en España hay muchos chorizos desgraciadamente pero en Alemania también los hay, solo que unos tenemos la fama y otros el provecho.

El principal problema con el que me he encontrado son las condiciones del alojamiento. Me dijeron una cosa y resultó ser otra. Ahora mismo estoy escribiendo desde la cama, donde duermo veo la tele y tendría que estudiar, pero me iré a una biblioteca. Porque resulta que vivo en un sitio para estudiantes pero la barra que tengo para estudiar y comer es un poco incómoda para estudiar por los taburetes que tienen.

Puede que yo sea exigente, pero por lo que pago, sabiendo que esto es un sitio de estudiantes es lo mínimo.  Después hay varias cosas que funcionan mal, etc.  Pero claro, yo no tengo un contrato de alquiler al uso, por no tener ni tengo contrato así que poco puedo reclamar. Tampoco me funciona internet así que finalmente tuve que proporcionármelo por mi cuenta. Todo esto suma más dinero. Pueden parecer quejas y quejas pero una no está sobrada de dinero y menos cuando te dicen tienes “esto, esto y esto” y después tienes que buscarte la vida porque nadie hace nada.

Con lo contenta que estaba yo antes con el hecho de que me parecía que en Alemania los jefes asumían responsabilidades pues ya he visto que hay de todo, como en botica…

Al menos esto me está sirviendo para ver dos ciudades, que era lo que quería, comparar y ver lo que ambas me ofrecen. Quizás vea una tercera, quien sabe, y podré seguir viendo. Pero ahora mismo no tengo ganas de experimentar más y me gustaría poder volver a la “estabilidad” de Frankfurt que aunque tuve problemas controlaba las cosas. Aquí tengo muchas más incomodidades y problemas pero no controlo nada y estoy deseando poder hacer algo para que cambie mi situación. En eso estoy

Ya tengo muy claro que cada Land es un mundo (como cada Comunidad Autónoma en España aunque creo que quizás un poco más) y creo que a la hora de venir a Alemania hay que saber qué buscas…y después si puedes tener alguna idea de cómo son cada unas de las zonas mucho mejor.

Yo tenía (y tengo) muy claro lo que quería pero cometí un error. De todos modos, algo bueno sacaré seguro. Ya he visto que aquí la gente sí es muy distinta y es agradable no solo ver caras serias pero…si el precio que tengo que pagar es la picaresca yo personalmente no lo pago, no me compensa ni es lo que vine buscando a Alemania.

También es cierto que cuando tu posición es la de emigrante estás muy limitada. Cuando tienes trabajo ya eres una persona “normal” y claro, con una nómina y demás puedes elegir pero sin ella no.

¡Quién nos iba a decir hace 5 años que nos veríamos así! Esto es duro, muy duro. He pasado cosas duras por mi vida pero siempre he tenido apoyos. Ahora los tengo, pero en la distancia. Aquí conoces a gente, sí, pero por mi edad también es cierto que ya no haces amistades tan fuertes ni te abres tanto a contar tu vida a la gente . Y eso también mina un poco la moral. Echo de menos tener alguien cerca que me conozca, que sepa mi historia para que cuando hablo sepa de qué estoy hablando y todo no se reduzca a decir que me quejo demasiado y demás. Que me quejo, sí, lo se.  Pero yo no soy de esas personas que tienen que decir que todo está bien solo porque los demás no quieren oir que uno está mal.

Vivimos en una sociedad donde el malestar, el sufrimiento del que está al lado nos molesta…no nos gusta oir que esa persona que vemos o que vive tan cerca nuestro está mal. Nos produce rechazo y no nos gusta porque a veces nos hace sentir mal a nosotros mismos. En cambio si nos gusta oir que todo está bien, podemos seguir con nuestra vida normalmente…

Así que yo digo que no, que no estoy bien aquí, que estoy  incómoda y frustrada, que hasta cuando fui a comprarme mi tarjeta de internet me dieron una que estaba mal y tuve que volver…que en cada cosa que intento hacer todo son pegas…que las cosas no son como se dijeron y me tengo que aguantar porque no tengo otra cosa ni soy rica…Y todo es así.

Recuerdo que yo estaba muy contenta por venir pero todo se torció desde el mismo día que me vine, que amaneció nevando y no me cabían las cosas en la maleta..En momentos como estos te preguntas qué haces aquí …pero bueno, al menos yo no me pregunto que hago en Alemania sino simplemente me pregunto qué hago en Colonia.

Anuncios

14 comentarios en “Köln…solo una ciudad más en mi vida…

  1. Hola Patricia !!

    Acabo de encontrar tu blog de casualidad !! 🙂 Yo tambien estoy en Alemania desde hace un mes y algunos días más !! Soy español, onubense (Huelva) de 25 años (el 18 noviembre cumplo 26) y me he venido para estar durante un año de prácticas, trabajo en una empresa farmacéutica en Bad Homburg y vivo muy cerquita, en Kalbach, que pertenece a Frankfurt ! me compré una bici y voy todos los días para allá (en 15 minutos estoy alli).

    He estado leyendo así por encima, algunas historias de tu blog !! No te preocupes sé fuerte !! yo estoy siéndolo también y eso que aún no tengo muchos amigos !!

    En cuanto a mi historia, no me ha ido mal la verdad, llegué y tuve la suerte, ya que los tíos de un amigo mío de Huelva (que me encontré justo el día antes de irme!!) vivían en Rüsselsheim, me recogieron en el aeropuerto y me dejaron quedarme en su casa mientras buscaba alojamiento.

    La verdad que donde estoy, me encuentro bien, es una buhardilla para mí solo en Kalbach, y bueno, yo no he tenido tantos problemas para el contrato, tarjeta de banco, y papeleos legales…

    Si necesitas ayuda cuenta conmigo !!!!!!

  2. Te entiendo perfectamente, no es oro todo lo que reluce, por experiencia propia,llevo aquí seis meses en el sur de Alemania y nosotros vinimos con trabajo pero todo son pegas, pagamos un alquiler supercaro y nadie se preocupa de goteras, ni de calefaccion estropeada….muy informales para pagar pero para cobrarte hasta por ir al baño son los más rápidos, hay gente de todas clases pero que no piensen que póque España está en crisis vamos a perder la dignidad, vivir aquí tiene su lado bueno depende de la situacion, pero sinceramente hay que pasar por alto muchas cosas si no no es recomendable residir aqui, un saludo.

    • Jeje eso de la calefacción estropeada parece un tópico. Conozco a una familia que vino con trabajo, alquiler de casa y todo genial pero 8 veces tuvo que ir el de la caldera para ver lo que tenía…todo por ahorrarse la dueña el cambio de la caldera. Una cosa es ahorrar y otra ser tacaño…

  3. Muchos ánimos, te entiendo perfectamente, yo estoy igual y muchos de mis conocidos aquí (vivo en dresden) están como nosotros. Choque cultural, idioma, invierno de verdad…

    Sigue escribiendo y levantándote por las mañanas… Y se solucionarán las cosas…

  4. Querida Patricia: cómo te entiendo…he estado una semana en España porque me tenían que hacer una pequeña operación y he vuelto llorando a moco tendido. Aquí ya estamos en el invierno más helador que he conocido en mi vida. He intentado ir buscando cosas, he echado currículums en varios colegios y en academias, pero de momento todo son negativas, “ya te llamaremos” o promesas de visitas a escuelas pero gratis porque ya tienen otros asistentes de español. Por no hablar de la informalidad con los cursos de alemán, que ya he tenido problemas porque quitan y ponen grupos a su antojo, hoy empiezo curso nuevo y aún no sé ni cuál ni cómo será ya que al parecer hay poca gente y no sabemos si nos cambiarán a otro.
    Sé que España está hundida pero siento que allí lo tengo todo y que mi corazón me pide volver un día tras otro. Me pregunto qué hago aquí. En mi caso, vine por amor, para salvar una relación, y sé que llevo poco tiempo y debo seguir insistiendo, pero siento que este no es mi sitio.
    En fin, no quiero rendirme todavía, seguiremos luchando…un beso muy fuerte y ánimos también para ti

    • Sí, recuerdo…pero si lo que te trae a Alemania es solo una relación creo que mejor replanteártelo…¿Te merece la pena? Si vas a estar mal porque nada te gusta…o a lo mejor te puede pasar como a mi, que algunos sitios te gusten más que otros por alguna razón pero si nada, nada te gusta es muy duro…
      Besotes

  5. Te llevo lleyendo un tiempo y creo que te quejas demasiado , muchos de nosotros hemos estado en tu situacion (perder la casa), y nos nos hemos ido de una ciudad hemos seguido buscando.

  6. Te entiendo perfectamente. Todo eso que te pasa no parece gran cosa, e incluso en la vida diaria de cada uno lo pasamos (cuantas veces no nos habrán querido engañar…), pero una cosa es enfrentarte a ello y otra hacerlo sola, en un sitio que no conoces, con gente extraña y, encima, sin saber hablar el idioma. Es frustrante.

    Como ejemplo montauk lo cuenta muy bien: si ella, que está ahí con su pareja, lo está pasando fatal, no quiero ni pensar cómo debes estar sintiéndote.

    Lo que peor veo de todo (bueno, desde mi punto de vista) es que te debes estar gastando una pasta con tu aventura germana que no veas XDDDD Yo ya me hubiera comprado un castillo y le habría puesto cocodrillos al foso 😀

    ¡Ánimos Pat!

  7. Hola, Patricia.
    Solo he leido esta entrada, pero es suficiente para comprender tu desánimo. No sé nada de tí, ni tu edad, ni tu nivel de alemán, ni tu formación, pero a lo mejor sería buena idea instalarse en una ciudad mediana, donde sea todo más amanoso y resulte algo más sencillo ir tejiendo la red que te salvará en el futuro (caso de quedarte en Alemania). Si he leído bien, aún estudias, así que tienes un estatus socialmente privilegiado (siempre hablando de Alemania). Aprovecha y contacta con tanta gente como te sea posible e intenta no aislarte, y sobre todo, intenta no dejarte llevar por el desánimo y la comparación contínua (sé que es muy difícil, me acuerdo de mis primeros años), intenta no verbalizar contínuamente tu desánimo, porque al final ocupará un espacio que no se merece.
    Yo vine hace diez años y he aprendido mucho de esta sociedad, incluso a veces me pregunto cómo conseguí salir adelante sin saber muchas de las cosas que sé ahora y sin comprender aspectos fundamentales de esta cultura y sus gentes. Imagino que se consigue sin dejar de mirar hacia adelante, sabiendo que una está aquí porque lo ha elegido.
    Ánimo. Ánimo y sigue adelante si es lo que de verdad quieres.
    Y sigue escribiendo. Y no dejes de conocer gente.
    Yo llegué a NRW de estudiante, he trabajado en mil asuntos y ahora dirijo una familia, con lo que quizá pueda ser de utilidad para recién llegados, sobre todo por lo complicadas que llegan a ser las leyes alemanas y la de trucos que hay que saberse si uno no quiere perderse por el camino de su burocracia.
    Para cualquier información, tipps o lo que se te ocurra, puedes ponerte en contacto conmigo via mail.
    Un saludo.
    Julia

  8. Hola Patricia, imagino que vas de ciudad en ciudad porque finalmente quieres quedarte a trabajar en una de ellas. Pero en realidad, si estás aprendiendo alemán aún, un sitio más pequeño, y quizá de la ex DDR sale mucho más barato que las grandes ciudades. Y sobran alojamientos. Leipzig por ejemplo. Allí la vivienda es barata, mucho más en Stralsund (precioso), Wismar (también precioso)… Berlín era barato, y aunque está subiendo aún lo es más que las ciudades en las que estás. Eso sí, la mentalidad en Colonia es mucho más española. El choque en otros lugares será más fuerte.

    Ánimo. Soy la autora del libro que comentaste tiempo atrás.Cuando tengas más experiencia con alemanes ya me contarás si vuelves a reflexionar sobre temas del libro. http://www.amazon.de/gp/product/3842335997/ref=olp_product_details?ie=UTF8&me=&seller=

    Un abrazo, Natalia

  9. hola acabo de encontrar tu blog de casualidad y me parece genial espero seguir leyendo historias como estas.. se fuerte y continua.! saludos desde PERU 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s