Mi primer fin de año en Alemania. Balance de mis primeros meses en Alemania

XL-Shabby-Vintage-Schild-Tuerschild-FROHES-NEUES-JAHR-2013-Holzschild-Dekoration-Hallo Leute!

Llegó el final de 2012. Mañana estaré en Berlín recibiendo el nuevo año y por lo que me han dicho allí se pasa muy bien.

No soy de las personas que hacen balance a fin de año, más que nada porque creo que el 1 de enero no empieza nada, sino que continúa la vida. Pero este año si ha sido muy importante para mí así que si voy a hacer un pequeño recorrido por él.

Además de mi estancia en Alemania (ahora hará, a principios de enero,4 meses…¡no es nada! ) también he tenido otros logros personales así que para mí ha sido un año redondo. Creo que 2013 será el año de mi estabilización en Alemania. Eso espero.

Después de haberme pasado más de medio año planeando mi venida a Alemania, por fin llegué un domingo tres de Septiembre. Nunca olvidaré aquel día. El tiempo tan bueno, lo contenta que estaba, la emoción que sentía. No entendía nada pero me sentía feliz.

Al día siguiente clase y estaba encantada. El tiempo en estos meses pese a los problemas que he tenido, como todos los que venimos a buscarnos la vida, ha sido de los más bonitos de mi vida y de las cosas malas ni me acuerdo.

En estos casi cuatro meses he pasado de lo más básico en alemán, a poder salir del apuro en casi cualquier situación, a más o menos entenderme con la gente , en no tener grandes problemas para hacer las cosas que necesito. Recuerdo cuando al principio me sentía “aislada” porque no entendía nada y no sabía  en que idioma hablaban los que se sentaban al lado mío en el metro. Ahora ya eso no me pasa. Puedo ir a otras ciudades de Alemania que “me defiendo”. A pueblos es distinto, por los dialectos pero eso le pasa hasta los alemanes.

También he aprendido que no toda Alemania es de la manera que pensamos que son los alemanes. Hay lugares bastante “alemanes” como el sur, donde no he estado (espero hacerlo este año) y sitios que no son muy alemanes como Köln y por ello no me adapté a vivir allí, porque yo buscaba un sitio con unas reglas más definidas y allí me parecía todo más desorganizado.

Ahora estoy de vuelta en Frankfurt para seguir mejorando el idioma e intentar entrar en el mercado laboral aunque sea con un minijob que no se corresponde con mi formación ni experiencia pero aunque sigo echando CV de lo mío hay que ser realistas y ver como funcionan las cosas aquí.

En este tiempo me he dado cuenta que la sociedad alemana está mucho más mezclada de lo que vemos desde fuera pero integrada? No lo se. Conozco gente que ha nacido aquí de padres extranjeros e incluso físicamente pueden pasar por alemanes pero no se les trata como tal. Creo que es una sociedad altamente racista y clasista aunque no lo quieran admitir.

En estos meses he notado grandes cambios incluso en mí. Cosas que antes me llamaban mucho la atención ahora no me paso a pensar en ellas. Me voy adaptando al país. A veces me enfado conmigo misma porque no puedo evitar leer lo que sucede en España y solo consigo enfadarme, conmigo por hacerlo y con España porque está peor que nunca y desde aquí se ve que no pintamos nada…Me gustaría poder dedicarme a ver solo las noticias alemanas pero hay algo dentro de mí que me impide hacerlo. Se que llevo poco tiempo pero me da la impresión que siempre estaré al tanto de lo que sucede en España…

Si tuviera que decir lo mejor y lo peor de este año para mí, durante mi estancia en Alemania diría que lo mejor es poder disfrutar de un país que da la impresión que está vivo económicamente hablando. Ni España en los tiempos de la burbuja era así. Aquello era locura y esto es “normalidad”. El país produce y los consumidores compran no sin antes comparar. Siento que las cosas “funcionan” como nos decían los libros de economía y para mí como economista esto es una delicia. También me ha gustado conocer los productos bio…No se cuanto habrá de marketing y cuanto de verdad pero si hay productos, como las verduras que saben mucho mejor

¿Lo peor? Comprobar por mi misma lo mucho que se tarda en aprender alemán, el hecho de que esto puede que me deje fuera del mercado en mi profesión porque quizás me pase demasiado tiempo sin dedicarme a ella, sentir que hay muchas posibilidades de hacer cosas pero yo no tengo acceso a ellas porque no domino el idioma,sentirte impotente muchas veces, tener que aguantar ciertas cosas que en España no lo harías solo porque aquí no te queda otra que tragar o te ves en la calle o en un avión de vuelta, el empezar de cero cuando ya tienes treinta y tantos…

Aparentemente los contras son más que los pros pero la verdad es que me siento bien en Alemania y quiero quedarme aquí. Con sus cosas buenas y malas creo que es un buen sitio para vivir.

Así que os deseo a todos un Frohes neues Jahr 2013!!!

Mis primeras navidades en Alemania

530332_305476566237562_28344548_nHallo Leute!

Estas han sido mis primeras navidades fuera de España. Personalmente no me gustan estas fiestas pero la forma de vivirlas aquí es bastante diferente a como se hace en España y al final hasta te gustan las fechas hasta que llega el 24 que en ese sentido no cambia mucho

La Navidad, Weihnachten , es una época en la que la ciudad se transforma tanto las calles, las casas, oficinas, comercios…todo precedido por el Advent, el adviento, que son las cuatro semanas anteriores a la Navidad. El intercambio de regalos se hace la noche del 24 y tanto el 25 como el 26 son festivos.

Las celebraciones del día de fiesta en Alemania comienzan con el primer domingo de adviento. Ese día los niños abren la primera de   sus 24 ventanas de sus Adventskalender. Un  día muy importante en estas fiestas para los niños de países como Alemania, Holanda, Países Nórdicos, es el 6 de diciembre, en el cual St. Nikolaus deja a los niños buenos, en sus botas limpias, presentes, sobre todo dulces (como hacemos en España con los Reyes Magos….¿o ya no ponéis vuestros zapatos?).

Luego vendrá por importancia la noche del 24, 25 y 26.

Antes de esto, está la tradición de los mercadillos navideños. Es lo que más me ha gustado. Hay puestos de todo tipo: comida, bebida, artesanía, productos típicos, productos navideños, …incluso encontré un puesto con antiguos números de revistas y periódicos alemanes y americanos como Der Spiegel, Frankfurter Allgemaine ,Playboy, etc.

Hay ciudades muy famosas por sus mercadillos, como es el caso de Nüremberg. Yo he visitado los de Berlín, Köln y Frankfurt y he visto un ambiente muy diferente en cada uno de ellos…Donde más pude conocer los productos típicos fue en los de Berlín y los de Köln me han parecido muy bonitos, solo muchos de los puestos eran obras de arte! Los de Frankfurt no me parecieron tan bonitos. He llegado a ver hasta ¡churros! Pero no, no eran españoles los que los vendían.

Personalmente me ha gustado lo que he visto, creo que merece la pena y hace que el ambiente en la ciudad sea diferente. He intentado comparar un poco el nivel de consumo  de España y Alemania y se nota que aquí son un poco más comedidos, pero consumir sí que consumen. Y también devuelven los regalos. Hoy es 27 y las tiendas están llenos de regalos “falsche”.

Por otro lado ahora viene otra fiesta que también celebran bastante aquí, el 31 o como la llaman ellos Sivester.

Después está el tema de los Reyes Magos. En este caso es una festividad solo para los católicos y festivo solo en algunos Länder. En Alemania se trata de una acción benéfica en la que los niños y familias católicas hacen donaciones a la acción benéfica que corresponda a cada año (como veis nada que ver con España)

Si quereis saber más de esta acción social, la web es:

http://www.sternsinger.org

Bueno, se acaba el año….solo desearos que 2013 nos traiga algo más de serenidad a todos y a ver si económicamente nos va a todos algo mejor

.

“Mamá, no me lleves a España que no quiero perder mi libertad”

sobreproteccion“Mamá, no me lleves a España que no quiero perder mi libertad”

Esto le dice la hija de quince años, nacida  y criada en Alemania de madre española y padre que tampoco es alemán. Como la mayoría de los españoles que viven en Alemania, su madre, mi amiga, tiene estrecha relación con España y suele ir con sus hijos. Pero claro, sus hijos van creciendo y se dan cuenta de las cosas que pasan en España y de las que pasan en Alemania.

Desde que soy adulta me ha parecido que un gran fallo de la generación de los que nacimos en los 70-80 y creo que sigue produciéndose ahora aún más ha sido la sobreprotección.

Después de la dictadura franquista, nuestros padres quisieron que nosotros tuviéramos todo lo que ellos ansiaban: libertad y oportunidades. En mi caso no me quejo, he tenido libertad aunque siempre bajo ciertas normas y tampoco me han faltado oportunidades. Pero creo que la mayoría hemos tenido una sobreprotección que en otros países no se tiene. Y lo peor es que los niños que nacen ahora la siguen teniendo, con lo cual mucho me temo que como sociedad no hemos reflexionado.

¿Cuántos padres han permitido que sus hijos ganando sueldos nos muy altos pero que les permitían salir de casa siguieran viviendo en la casa familiar donde se está cómodo, te lavan la ropa, hacen la comida, normalmente no pagas nada (o poco) y tienes todas las comodidades mientras usas tu sueldo para ropa cara, viajes, etc.? Muchos lo han hecho pensando que les hacían un bien  “porque así no tiran el dinero en un alquiler” pero a la larga ¿esto no crea una sociedad infantilizada donde pensamos que todos tenemos derecho a todo y que las cosas se consiguen sin esfuerzo?

Yo no tengo hijos y quizás me puedan tachar de hablar desde la ignorancia, pero creo que puedo tener opinión. He visto como en España a los niños se les dice “esto no que te caes “, “por aquí no que resbalas”, “espérame que te voy a buscar al colegio”. En cambio a los niños de las mismas edades los veo solos por la calle con su bicicleta o en el metro o autobús en Alemania.

Se puede decir que por la inseguridad…pero no se hasta que punto. En España no hay tanta inseguridad ( nadie rapta a los niños por la calle, ni les pega un tiro) y en Alemania también pasan cosas a veces. Pero creo que la forma de educarlos los dejar crecer, caerse, levantarse y seguir. En España en cambio a veces tenemos la sensación de que si nos metemos en un apuro ya nos sacarán nuestros padres de él.

Conozco a otra madre española que ha venido a Alemania con sus hijos de nueve y once años y se queja de que en Alemania en el colegio preguntas donde están tus hijos y nadie lo sabe exactamente…sino que solo saben que están en el colegio, pero en España parece que hay más control o al menos los padres exigen que se sepa donde están sus hijos. Esta madre ha tenido que adaptarse al modelo alemán, claro está. Y pienso…¿ no es acaso mejor así? Se sabe que en el colegio están “a salvo”. ¿Por qué van a tener que estar los profesores siempre detrás?  Si algo pasa, seguro que se enteran. Pero hay que dejar que las cosas pasen. El aprendizaje aunque duela consiste en eso.

Creo que la familia es un valor importante en la sociedad española y gracias a ella ahora mismo la sociedad resiste, pero creo que cada miembro debe ser persona autónoma y a veces en España es complicado. Hay muchas dependencias entre los miembros de las familias (la llamada “codependencia”) y lo tenemos tan metido en nuestro ser que si en algún momento decides separarte demasiado hasta te sientes mal.

Aquí en cambio los jóvenes se van de casa cuando van a la universidad o cuando tienen su primer trabajo y no vuelven. En España, muchos, afortunadamente para ellos nunca volvieron pero es muy difícil de romper esa “dependencia” que tenemos hacia nuestros padres o nuestros hijos y eso no es sano para ninguno. Creo que esta es una sociedad aunque más fría, también más madura en ese sentido. Son personas adultas y libres que interactúan con personas adultas y libres ya sean sus padres o desconocidos.

Mi experiencia con las academias de idiomas en Alemania

images-290Hallo Leute!

Hoy quiero escribir sobre las academias de alemán en Alemania. Hay muchas y muy variadas, incluso con el mismo nombre comercial pero hay que tener en cuenta que cada uno es un mundo.

Intentaré hacer algunas distinciones

1. Dentro de las privadas, las que tienen el mismo nombre comercial.  Por ejemplo  “Goethe Institute”, “Benedict”, “Inlingua”,”Berlitz”, “ESL”,“Aktiv”“Tandem”, “Dialog”, etc.

Entre ellas hay las que se distinguen porque todas siguen una misma metodología y las que no. Con esto quiero decir que quizás algunas de ellas impartan las clases de igual manera en Munich que en Berlín y en otras no. Eso solo te lo pueden decir ellas…o personas que hayan tenido la experiencia en las academia en distintas ciudades.

Muchos solemos pensar que una academia es igual en una ciudad que en otra ( a mí por ejemplo me ha pasado) y me he encontrado con que no es así. Me he encontrado con dos metodologías totalmente diferentes. En una yo me sentía más cómoda y en otra menos y hay personas que al contrario. Depende de cada uno.

2. Las VHS

Son públicas. Antiguamente eran gratuítas pero ahora ya tienen un coste diferente en cada ciudad. El mayor problema que tienen es el número de personas que acuden a él y el nivel educativo que tienen. Hay opiniones para todos los gustos. Yo en Frankfurt he tenido en mi academia privada profesores muy buenos que también daban clase en las VHS.

Hay que tener en cuenta que en las VHS hay muchas personas que van con “cursos de integración”, que son obligatorios para los extracomunitarios. Y hay de todo, con lo cual según sea el nivel de la clase se puede ir más o menos rápido

3. Los profesores

Los que hemos estudiado otro idioma y hemos estudiado algo más allá del bachillerato creo que disitinguimos cuando un profesor es profesor y cuando no lo es; o sea, cuando tiene metodología y cuando no. Es como si por ejemplo yo me pongo a dar clases particulares de español porque soy española (que de hecho hay gente que  lo hace) sin haber estudiado como se enseña el español a los extranjeros. Yo se hablar español incluso se gramática porque me gustaba pero no me atrevo a enseñar el idioma porque me falta metodología: no me han enseñado a enseñar, y menos algo que no he estudiado en profundidad. Creo que estaría estafando. De hecho creo que esto está pasando en algunas academias privadas de alemán, que hay muchos profesores que no son profesores de alemán para extranjeros y eso se nota. Quizás cuando uno tiene 20 años no se da cuenta y/o no le importa, pero cuando tienes más edad y te estás dejando el dinero  en la academia te importa y personalmente me molesta bastante que me estafen de esta manera. Por ejemplo, cuando estuve en Berlín, ví muchísimas academias de idiomas (aunque muchas de ellas no tenían ni letrero). En mi vida había visto tantas. No puedo decir nada de ellas, pues no las conozco pero se ve que la demanda es alta y muchas veces solo por dar salida a una demanda creciente la calidad ofrecida no es óptima. Pero claro, si nunca has estudiado alemán o nunca has tenido un buen profesor de alemán (como afortunadamente yo si he tenido y gracias a eso también distingo) puedes pensar que “el alemán se enseña así”.

4. Los “Hausaufgaben” (deberes para casa)

Cuando empecé a estudiar alemán en Alemania no tenía tiempo para nada. Me pasaba alrededor de cuatro horas haciendo deberes y no me daba para lo que realmente era “estudiar”. Se lo comenté a mi profesor, porque quería saber si eso era normal y me dijo “si los haces en una hora no aprenderás nada”. Pues…no quiero poner una “regla” ni ser demasiado estricta pero si ves que te mandan un ejercicio o dos para casa…malo. Una de dos…o tienes fuerza de voluntad y empleas más tiempo haciendo ejercicios por tu cuenta y estudiando (cosa difícil normalmente) o te diría que no vas a aprender demasiado aunque te de la impresión de que vas bien en clase.

5. La metodología

En cuanto a esto creo que depende un poco de cada persona y de cómo sea. Yo, conozco dos y hay una tercera que he estado tentada a probar pero no lo he hecho ya que bastante mal me ha ido en Colonia para seguir experimentando y he preferido volver a lo conocido.

A) Metodología “de toda la vida”. Aunque se usan métodos actuales como internet y demás, se basa en el libro, ejercicios, etc. Pero todo bastante estructurado, con orden. A veces es un poco aburrido pero a mí, personalmente, me va bien

B) Metodología “más divertida”.  Se te pasa el tiempo de clase más rápido porque suelen llevar juguetes, se habla más, se da menos gramática pero para mi gusto peca de desorden ( o quizás si es desordenada es que no está bien hecha, pero esa es mi experiencia). La gente suele estar contenta con ella pero a mí no me ha ido bien

C) Metodología “primero hablar después escribir”. Solo se de una academia en Berlín que la practica y según he leído hay gente contenta pero otro no…consiste en el aprendizaje natural…primero aprendemos a hablar y cuando lo hacemos después escribimos. No lo he probado así que no puedo opinar. En teoría creo que sería la mejor, pero habrá que ver como se pone en la práctica

6. Sobre los profesores particulares

No he ido a clase con profesores particulares de alemán, pero conozco algunos muy buenos que incluso dan clase por internet.  Creo que siempre son una buena opción si te gusta el profesor. No todos son caros, los hay asequibles y lo importante, para mí es la metodología y la relación con el alumno.

Bueno, para terminar quería simplemente aclarar un par de cosas:

  • No siempre por ser menos alumnos en clase la enseñanza es mejor
  • Por ser más cara la academia no es mejor…las que tienen un precio más bajo suele ser porque también tienen alumnos de “integración” (los envía el estado alemán)
  • Porque la academia tenga certificados de calidad no quiere decir que la enseñanza sea mejor. Los certificados de calidad normalmente certifican procesos, por ejemplo, “test cuando el alumno llega, control de asistencia del alumno, test de cuando el curso termina para ver si el nivel ha aumentado”
  • Un profesor particular no tiene que ser carísimo
  • Para  alguien una academia puede ser muy buena y para otra persona muy mala…eres tú quien tiene que probar
  • Si quieres aprender alemán y te mandan dos ejercicios de clase cada día…no es un buen síntoma
  • Hay que buscarse un tándem (una persona para hacer intercambio de idiomas) para hablar…el problema es que con los niveles iniciales la gente no quiere hacer tándem
  • Hay academias que ofrecen clases de conversación, gramática, etc. a partir de un nivel, esto es muy interesante

Espero  haberos ayudado algo con lo que yo he aprendido en estos tres meses

¡Gracias Lola!

Lola Cebolla Lolalandia

4maleta-emigranteRecientemente comencé a seguir un blog de una chica que emigraba a Alemania. Comenzó con la preparación del viaje, la emoción de comenzar una nueva aventura buscando una vida y un futuro mejor. Muchos lo hicimos, unos volvimos y otros no lo han hecho.

Cada experiencia tiene tras de si, miles de historias distintas, en ocasiones durísimas, otras muy gratificantes. La vida rutinaria y medida queda atrás para convertirse en una montaña rusa, de la que no ves más allá de donde alcanzan tus manos. Encuentras quien te apoya y quien te desprecia, seleccionas como por arte de magia quien está a tu lado, pues realmente no sabes nada de nadie, ni ellos de ti.

Ver la entrada original 426 palabras más

¡Vuelvo a Frankfurt! Auf Wiedersehen Köln!

logo colores española en frankfurt3Hallo Leute!

¡Vuelvo a Frankfurt! ¡Si! ¡He conseguido habitación!

La verdad es que con lo complicado que es, debido a que te piden muchos requisitos siendo muy importante el económico y teniendo en cuenta que yo no tengo trabajo he tenido muchísima pero muchísimaaaaaaaaaa suerte.

No tenía ni idea que fuera tan complicado el tema de la habitación porque una de las primeras cosas que te preguntan es si trabajas. Reconozco que con la dueña del piso donde voy a vivir (el que se alquilaban las dos habitaciones y las dos personas no se conocerían) tuve feeling desde el principio y eso que solo hablamos por teléfono porque ella ahora trabaja en Berlín (Berlín…¿quizás mi próximo destino?).

Por ello, la condición que me han puesto es la siguiente: Fianza+ Mes en curso + dos meses por adelantado. Y claro, son lentejas, o lo tomas o lo dejas. Está claro que no es nada fácil encontrar piso y entiendo que quieran tener una garantía de al menos que durante unos meses voy a pagar pero esto solo nos confirma que para emigrar, desgraciadamente, hace falta dinero. Si no lo tienes, es imposible, a no ser que vayas a trabajar a un hotel o algo así que te den alojamiento.

En esto también se ve la diferencia cultural. Muchas veces la diferencia entre un piso y una habitación es de 100 euros y hay veces que ni hay diferencia…todo depende claro. Y yo, por ejemplo, tengo claro que con un trabajo, a no ser que sea minijob, prefiero gastar algo más y vivir sola que compartir. En cambio aquí la gente prefiere ahorrar algo y esa habitación que no usa alquilarla. Incluso hay gente que como trabaja en otra ciudad alquila las habitaciones de lunes a viernes

Estas últimas semanas en Colonia están siendo bastante complicadas para mí. He tenido problemas en la academia por diferentes causas. ¡Qué diferencia con mi academia de Frankfurt! Ellos si eran profesionales, los profesores se notaba que tenían muchísima más experiencia y que les gustaba su trabajo. Que era más aburrido y tradicional, sí. Pero un simple ejemplo, te marcaban 10 ejercicios al día y aquí te mandan uno o dos. Cualquiera sabe que un idioma como el alemán requiere de “algo más”. En fin. Yo tampoco me siento motivada, no me siento cómoda en un sitio donde tú escribes lo que te pasa en un ejercicio de clase y la profesora se lo cuenta a todo el personal de la academia. Entiendo que se lo dijera al director para intentar mejorar la situación pero no a todo el personal…y tampoco entiendo que el director me gritara diciéndome que yo no puedo ir diciendo eso por ahí.  Reconozco que yo también estaba alterada pero en mi vida había visto a un director de ningún sitio que se haga llamar “empresa” gritar de aquella manera. Ha sido horrible. Y es horrible la sensación que tengo ahora al ver como me miran las de la oficina…Vamos, que soy el coco.

Lo siento por la gente que he conocido aquí. Creo que es lo único bueno que tiene la ciudad pero este sitio no es para mí.  El fallo fue no haber venido antes a ver como era, como he hecho con Berlín. Pero de todo se aprende y cuando estuve en Frankfurt hace dos días vi mis progresos en el idioma y me conocí algo más a mí misma entendiendo porqué Colonia no puede ser “mi sitio” y Frankfurt o Berlín sí.

Con esta experiencia frustrada he aprendido muchas cosas. Lo he pasado muy, pero que muy mal. Es horrible estar a disgusto en un sitio y no saber como salir del mismo porque parece que no hay salida. Me he sentido en una cárcel porque podía alquilar, en teoría, algo, pero el problema era que nadie quiere alquilar nada a quien no tiene trabajo y con mucha suerte puedes gustar, caer bien, parecer una persona seria, etcétera y gracias a eso, conseguirlo. O quizás no es suerte, sino actitud. No lo se. Pero por ahora lo he conseguido y estoy muy contenta. A disfrutarlo que pronto llegan nuevos retos.

Vuelvo a Frankfurt pero se que no es el fin del camino. No se si será mi sitio definitivo pero viendo como es Alemania sería un milagro que lo fuera. Lo más probable es que haya más ciudades alemanas en mi vida. Pero voy a volver a poner al blog el nombre original, “una española en Frankfurt” porque ese fue el comienzo de todo esto y me he dado cuenta que el camino era el correcto. Y solamente por ello, por lo que ha significado todo ello, aunque vuelva a cambiar de ciudad mi idea es que permanezca como una española en Frankfurt ya que me siento más identificada con este título.

Mi primer “casting” para buscar piso/wg en Alemania

images-287Hallo Leute,

Voy en el tren de camino a Frankfurt para ver un par de habitaciones en pisos compartidos ya que quiero irme de Colonia. Me equivoqué yéndome allí, me precipité viendo algo seguro en vez de buscar más en Frankfurt porque pensé que quizás allí encontraría algo mejor, pero bueno…Al menos he aprendido que Alemania en este sentido es como España. Aunque ya lo sabía en teoría, algo muy distinto es vivirlo en la práctica y nunca pensé que la forma de vivir en una ciudad fuera tan diferente en ambas.

Colonia tiene todo aquello que precisamente yo no busco en Alemania.¿Pero cómo iba a saberlo? Es como cuando conoces a alguien hay feeling o no. Pues con Colonia no lo tengo. Y lo he intentado pero siempre me pasaba algo para que decidiera de nuevo irme.

Falta una hora para llegar a Frankfurt (he cogido un tren regional de más de tres horas de duración, pero era la manera más barata de ir) y ya me siento más “en casa”. Este Land me gusta más. No se porqué, pero es así.  Al igual que me gustó Berlín y viviría allí aunque el tipo de vida es distinto, como el de toda gran ciudad, pero me encantan las grandes ciudades, siento que Frankfurt va más conmigo.

¿Acaso a ninguno os ha pasado nunca el sentiros mejor o peor en una ciudad, el decir, me gusta o no esta ciudad para vivir, sentir rechazo hacia una persona o hacia algo en concreto? Yo no se porqué pero me ha pasado con Colonia.

Y me da pena porque allí he hecho amigos y no estoy sola pero con eso no es suficiente.

……………………………………………………………………

Ya voy de regreso y la experiencia no ha sido mala pero tampoco algo que me gustaría repetir a menudo. Prefiero mil veces una entrevista para un puesto de trabajo porque al menos siento que controlo algo más la situación y se qué puede fallar para que me cojan o para que no o por lo menos debido a la experiencia intuirlo, aunque eso era en España. Aquí tendrá sus cosas.

En una de las dos entrevistas me sentí más cómoda que en la otra porque tuve más tiempo para hablar aunque creo que la chica es demasiado exigente ( o sea, como yo solo que yo intento controlarme un poco aunque no siempre lo consigo…ella es más joven, 26, y estudia psicología ). Lo curioso es que no quiere a nadie que haga fiestas ni nada así, que quiere paz y tranquilidad. Yo otra cosa no puedo ofrecer pero eso sí. Me preguntó la edad y me dijo 30 jajaja cuando se la dije alucinó. En fin creo que le gusté pero como digo la veo muy exigente así que a saber.

En cuando al otro piso fue todo rapidísimo, como la dueña ahora trabaja en Berlín, el tema se lo llevaba un amigo. Me dio la impresión que él solo pretendía ver qué aspecto teníamos. Cinco minutos y fuera. En este me sentí como si me estuviera vendiendo porque no me dio tiempo a nada y pensé…¿de qué dependerá? Entrarán dos personas que no se conocen entre sí. Vamos, como el Gran Hermano.

Así que una experiencia más, muy común en Europa. Recuerdo que ya hace años nos contaban estas experiencias de París. No se si a España llegará esta moda  aunque es cierto que en los buenos pisos en la época de bonanza el dueño podía elegir. Pero aquí no es que sean ni buenos ni nada, son habitaciones a las cuales normalemte tienes que comprarle al menos una cama (como sería mi caso) y estamos todos suplicando por una de ellas.

Con lo cual este ha sido mi día. He vuelto a sonreir estando en Frankfurt. Me siento bien estando allí. Nada que ver con Colonia. Será como el Ying y el Yang  yo no soy del tipo de Colonia. Para un ratito vale pero para hacer vida y trabajar me quedo con el ambiente menos bohemio pero más productivo de Frankfurt. Y en el futuro me gustaría poder saltar a Berlín. Pero por ahora si me quedo en Frankfurt estaré muy contenta.