Emigramos y…cambiamos

1Hallo Leute,

hoy quiero escribir una pequeña reflexión sobre lo que pasa por tu cabeza cuando emigras a un país extranjero y te vas encontrando con dificultades de todo tipo.

Antes de venir leí que si eras consciente de que emigrar suponía llorar, soledad, desesperación, frustración y más emociones negativas durante un tiempo que no suele ser corto, entonces estabas preparado para emigrar. También te ibas a encontrar con cosas positivas, pero había que tener claro lo negativo.

Yo tenía claro que me tocaría llorar bastante (aunque para lo llorona que soy no he llorado tanto). También me he sentido y me siento un poco frustrada pero no estoy desesperada ni desesperanzada. Pero lo que me ha sorprendido es que situaciones que antes, en mi cómoda vida en España siempre rechacé, ahora las justifico y las comprendo.

Cuando tenemos una vida en la que todas necesidades básicas están cubiertas, así como las de relación, profesionales, etcétera, muchas veces juzgamos demasiado. Decimos “yo no…” “¿cómo puede fulanito hacer esto?” o hace no demasiado despotricábamos de los inmigrantes que llegaron a España a contribuir a que todos fuéramos más falsamente ricos. Pero gracias a ellos se cotizó más, se recaudó más, hubo más dinero en circulación, hubo más renta y por ende más trabajo.

Ahora emigramos, y aunque yo tengo la suerte de tener mis necesidades básicas cubiertas, esto es solo una apariencia. Tengo techo y demás cosas que, como digo, aparentemente, puede decirse que satisfacen mis necesidades básicas. Pero en el fondo no es así. Faltan cosas.  Al darte cuenta que tu vida no tiene nada que ver con la de antes empiezas a empatizar con otras personas. Y entiendes porqué las personas hacen lo que hacen cuando están desesperadas. Era muy sencillo desde nuestra cómoda posición hace siete años juzgar a los que venían a nuestro país por su modo de buscarse la vida. Hoy somos nosotros, los que intentamos buscarnos la vida en otro sitio y empiezas a entender porqué algunos inmigrantes que llegaron a España hacían lo que hacían.

Esto es duro. Ya sabía que no hay que juzgar pero ahora lo corroboro. Hay que verse en determinadas circunstancias para saber como actuamos y muchas veces nos sorprendemos a nosotros mismos. Por eso las guerras son tan terribles, son situaciones límites en la que los humanos sacamos por un lado lo peor de nosotros pero por otro lo mejor para sobrevivir.

Cada día oigo más hablar español por la calle. Ya no solo te encuentras con gente con mucha preparación sino gente de todos los niveles culturales. Empezamos a ser muchos. También se de gente que se ha vuelto. Este es un país complicado para muchas cosas pero no se porqué la gente piensa que aquí se encuentra trabajo fácil. Supongo simplemente que porque a algún sitio hay que ir y Londres parece que está demasiado lleno de españoles y EE.UU. tiene sus inconvenientes para entrar. De hecho yo también pensaba que de cara a las empresas internacionales, donde he trabajado, era más fácil pero Alemania es otro mundo.

La emigración empiezo a verla como un proceso de selección natural. Parece que sólo los más preparados, los más resilentes lo consiguen. No es tanto que el país en sí sea más complicado o menos; sino la actitud que uno tome y el ser consciente de en qué tipo de país estás. Pero es duro. Mucho.

Cuando veo que ciertas conductas que antes me parecían reprochables ahora las comprendo creo que la emigración va dejando una huella en mí. Está claro que ya no soy la que llegó hace cuatro meses a Frankfurt. Venía con un saco de ilusiones y mucha incertidumbre…ahora sigo con incertidumbres, aunque menos, ilusiones y con mucho más realismo que entonces.

Y sobre todo hay un crecimiento personal que a veces me hace estar lejos de la realidad que me rodea, como mi compañera de piso o los compañeros que tengo esta vez en la academia…siento que no tengo nada que ver con ellos. Mi mejor día es cuando tengo tándem con una alemana. Con ella puedo hablar de mis cosas, como me siento, que hago, también le cuento cosas de España, etcétera. El resto, es bastante monótono en cuanto a mi vida personal. El trabajo ayudaría, claro está, pero es la pescadilla que se muerde la cola. Así que nada, me he venido al país en el que las cosas se hacen “a su tiempo”. Paciencia.

Anuncios

6 comentarios en “Emigramos y…cambiamos

  1. Alemania no es un país facil, pero piensa que estas empezando y no tires la toalla. Si te sirve de algo, decirte que la incertidumbre siempre va a estar ahí, da igual que lleves 4 meses que 4 años porque no conocemos el futuro. Buscar trabajo en Alemania en determinados campos conlleva unos procesos de selección bastante largos incluso para los que tienen trabajo, pero no te desanimes, los comienzos para casi todos los que se han ido solos a un sitio diferente son similares. Un abrazo!

  2. Hola,
    he encontrado casualmente tu blog y la verdad es que después de leer un poco (o poco mucho 😉 ) no sabía que alguien pudiera escribir tan bien “mis” pensamientos. Cuentas muy bien y con mucho realismo lo que muchos de nosotros sentimos aquí en Alemania. Yo estoy viviendo en Wiesbaden (a 30km de Frankfurt) desde hace año y medio, y conozco ya un minigrupo de españoles con el que me reuno una vez a la semana más o menos. Como digo yo, para compartir nuestras penas y hablar de cosas que nadie más entiende.
    Yo tengo 29 años y estoy casado con una chica alemana. En el grupo hay un poco de todo, una chica expatriada, otra en búsqueda de trabajo, otra de aupair, etc…

    La verdad, que estaría genial si pudiésemos quedar para tomar una cerveza o lo que sea, ya sea en Wiesbaden, Mainz o Frankfurt.

    Si tienes ganas y además quieres ir con otros españoles no dudes en avisarme.

    Un saludo

    PS: no sé si puedes ver mi correo electrónico al enviarte este este comentario. Si no avísame y te lo envío por otro medio.

  3. Hola ,buenas queria decirte que mi madre este verano quiere “emprender la aventura de su vida y ir a Alemania,este verano porque tenemos familia en Frankfurt y esta estudiando para aprender aleman y todo eso ,pero yo tengo 14 años y no me veo capaz de dejar a todos mis amigos aqui , y empezar de cero , un nuevo idioma y encima dicen que los niños alemanes son muy racistas , ¿en el tiempo que llevas alli has visto a algun racista? ¿Son los niños alemanes (de instituto) racistas?

    • Hola!

      No se quien te ha dicho lo del racismo…aquí hay gente de todos sitios del mundo! Siempre te encontrarás con gente racista, en todos sitios, en España también hay racistas solo que nosotros no nos damos cuenta porque solos españoles pero en general aqui se vive bien y no vas a tener problema con la gente, ya lo verás. Hay españoles, latinoamericanos, gente de otros países de Europa, América, Asia, África, etc. Creo que de lo que menos tienes que preocuparte es de eso. Tú piensa que vas a tener la oportunidad de aprender un idioma y que en cuanto sepas vas a poder trabajar y estudiar con la FP de aquí. Luego, cuando seas mayor de edad y tengas estudios ya sabrás alemán y siempre podrás volver a España si quieres pero creo que es una oportunidad para tí. No tengas miedo. Tus amigos de España los tendrás todos los días por el skype, facebook, etc y conocerás a gente nueva que te ayudará a ver las cosas de otra manera

      Ánimo, verás que merece la pena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s