La realidad que muchos vivimos en Alemania

el arbol de la vida Eli_rtc_pHallo Leute,

Estos días me han pasado unos cuantos acontecimientos que me han hecho pensar en como vemos las cosas antes de venir y como vamos viéndolas cuando estamos aquí y el tiempo va pasando.

Estuve un año preparando mi viaje, intentando “minimizar riesgos”, buscando las mejores opciones en cuanto a posibilidades laborales, hospedaje, academias…fue un trabajo duro pero a la vez ilusionante.

Pero…una vez llegada aquí al principio todo es como si fuera muy rápido y no puedes pensar en nada y conforme van pasando los meses, entendiendo más el idioma y la cultura te das cuenta de tantas cosas…

Creo que la preparación que hice antes de venir, estuvo bien para mentalizarme de lo que podía pasarme y sentir cuando estuviera aquí. Que no todo iba a ser bonito (y mucho menos fácil) y que me esperarían días en los que no sabía qué hacía aquí. Esto último por ahora no me ha pasado.

Ahora me he dado cuenta de cosas que son imposibles sentirlas antes de estar aquí y cosas de las cuales no te das cuenta hasta que tienes un poco de tranquilidad para pensar.

A no ser que tu profesión sea muy demandada aquí o vengas ya con un nivel de alemán nativo, difícilmente podrás ejercer la profesión que tenías en España en el mismo nivel que tenías. Esto es lo que estoy empezando a aceptar. No es ser pesimista, no. Si fuera pesimista no podría haberme venido, simplemente tengo que ser realista con mi conocimiento del idioma, mi edad y sexo, mi profesión, dónde estaba yo en España, donde estoy aquí y mi situación personal.

Esto lo podemos tomar como una catástrofe o como una oportunidad para poder hacer otras cosas. Creo que no somos conscientes de que lo que hicimos en nuestro país, excepto en algunas profesiones, no cuenta. Y en esas profesiones cuenta porque hay una demanda muy elevada.

También aspiramos a los sueldos de aquí pero …¿qué experiencia tenemos en el mercado alemán? Sí, todos somos Europa y tenemos libertad de movimiento y de poder establecernos donde queramos pero eso no quiere decir que en la práctica haya algún tipo de homogeneidad entre nosotros.

Quizás en mi generación (tengo treinta y tantos) no estamos suficientemente preparados para esta nueva Europa donde se busca que la gente pueda moverse de un país a otro. ¿Cuánta gente en España ha salido de la universidad sin tener un nivel decente de inglés? La inmensa mayoría diría yo. Algunos lo hemos alcanzado porque nos hemos buscado la vida de diferentes modos pero ha quedado claro en la actualidad que solo el inglés no es suficiente, necesitas más.

Que nos esté pasando todo esto quizás ayude para que los que vienen detrás tomen conciencia de que al menos dos idiomas extranjeros son indispensables. Si no, pueden verse como muchos de nosotros. Con un CV en España pero con pocas posibilidades de seguir desarrollándolo aquí porque no es posible estar dos años estudiando alemán para conseguir el nivel que te exigen.

Desde fuera lo vemos todo con los ojos de la ilusión, y está bien que así sea. Sin eso no daríamos el paso pero conforme va pasando el tiempo, la realidad se vas haciendo más palpable y frente a ello hay que tomar decisiones y ver qué es lo que quieres, si este país te lo puede ofrecer y si te merece la pena.

Anuncios

13 comentarios en “La realidad que muchos vivimos en Alemania

  1. Perdón no encontré tú nombre …solo “espanolaenfrankfurt” me parecen muy interesantes tus apreciaciones. He experimentado cosas similares a las que tú describes y por esto me siento identificado. Haz tenido que ir al doctor en Alemania? siempre me ha parecido un tema (en otros) interesante de describir, para una persona como tú que se fija en los detalles….puede ser un buen tema para escribir en un blog ….saludos….greenmike

    • Hola!

      Me llamo Patricia, yo tampoco se tu nombre. ¡Tu blog me parece muy bonito! Sí, ya he tenido que ir al médico, y la primera impresión ha sido regular tirando a buena, de hecho tengo un post en el que hablo de ello. Se llama “Primera experiencia con un médico en Alemania”. De todos modos tengo que ahondar en el tema porque he ido a más médicos y esto empieza a parecerme complicado porque mientras en España cuando vas a un especialista, por ejemplo un traumatólogo, todos tienen la misma formación aquí hay distintos tipos de formación. Me estoy encontrando con unas situaciones un poco extrañas para mí, que algo se de médicos…

      Gracias por la sugerencia

      Un saludo

      Patricia

  2. Totalmente de acuerdo contigo…yo estoy en el proceso de decidir si me merece la pena o no, ya que ya he asumido que para trabajar de lo mío aquí necesitaría mínimo 3 años para hacer otra carrera, más prácticas que son 3 años, y luego un examen durísimo que los alemanes nativos sufren bastante, no te quiero ni contar lo que me costaría a mí. Son muchos años y mucho esfuerzo como para pensárselo…mientras estudiase tendrían que mantenerme (porque con 2 clases particulares a la semana no vives) seguir estudiando alemán y en fin, es una inversión a largo plazo para quedarse aquí ya para siempre. Y la verdad, me tira para atrás. No sé qué haré pero esta opción no la acabo de ver…Ya nos contarás si encuentras algo decente tú!

  3. Buenos comentarios, típico de una persona pensativa. Creéme, soy así también. Esos preparativos con un año de anticipación antes de viajar son quizá una prueba de ello. Pero, centrándome en esto que publicas, déjame decirte que lo he sentido, de alguna manera. Es como dices, una cosa es leer, estudiar, deducir antes…y otra, vivir la realidad (no digo que lo primero no sirva, pero en la aventura es cuando surge los imprevistos, y decisiones hay que tomar). Podría decirte qué es lo políticamente correcto: Anímate, es cuestión de perseverancia…nada es fácil en la vida después de todo. Sin embargo, en mi caso, esas cosas no me van….yo renuncié.

    Lo curioso es que llegé a tu blog por medio de una imagen que ponía “Ich liebe Deutsch”…y es que, efectivamente, amo alemania sin siquiera conocerla. Si te preguntas el porqué…pues la razón es que siempre me he identificado con su cultura, así como los describes en tu post sobre modales alemanes, por ejemplo. Pareciese, además, como si una voz interna me llamara de allá, no lo sé….puede deberse quiza a que desciendo de la sangre germánica…cuestión de pertenencia, tu crees?…jamás he podido adaptarme a estas tierras. Igualmente, espero que te vaya bien, no pareces una mala persona…solo procura evitar la soledad.

    • Hola!

      Sí, tienes toda la razón. Soy una persona pensativa y he intentado informarme antes de venir aunque luego la realidad es la que es. Me ha servido para mentalizarme algo pero nunca conoces la realidad hasta que la vives. Por mi personalidad yo en principio no debería sentirme incómoda en tierras alemanas pero creo que Alemania tal y como la conocemos, los estereotipos que tenemos, no la encuentras tan fácilmente. Yo la he encontrado cuando he empezado a conocer gente alemana. La sociedad, en general, no la veo tan “cuadrada” como pensaba, ni las cosas funcionan tan bien como creía. No se porqué, no se si ha sido producto de las reformas de los últimos años o que se ha evolucionado. Aparte, la sociedad alemana ya no es la de hace 40 años, hay mucha mezcla y eso ha traído cosas buenas pero también su influencia en la sociedad es notable.

      A pesar de todo, me gusta el país y creo que merece la pena seguir intentándolo. Son tantas cosas las que tengo que hacer…el idioma, buscar trabajo ( que es un trabajo impresionante, los CV tardas horas en hacerlos, no te vale el mismo para todos), mi vida personal, conocer gente… No tengo tiempo para todo…

      Gracias por tu mensaje!

  4. Hola Patricia,

    Me siento muy identificado con lo que escribes y muchas veces parece que lo hubiera escrito yo. Llevo varios meses en Alemania y creo que he podido llegar a varias conclusiones:

    – Alemania es un buen sitio para vivir. La educación y el civismo son una maravilla.
    – El porcentaje capullos/buena gente es igual que en España. Sólo que aquí, sin el idioma, buscándote la vida y necesitando muchas veces ayuda, pues te afecta más al capullo que te encuentras.
    – Somos extranjeros. Mentalicémosnos. Ni europeos ni nada. Aunque tengamos derecho a vivir aquí, éste es su país, no el nuestro.
    – Título universitario sin alemán = 0. Experiencia sin alemán = 0. Si a mí hace cinco años me viene un jefe de obra polaco, fantástico, tres másters, experiencia, hasta guapo si quieres ¿lo hubiera contratado por muy europeo que fuese?. No, si no era capaz de comunicarse a la perfección con su entorno laboral. Pues aquí igual.
    – Hay que ganarse el respeto de los alemanes. La imagen de España aquí no es precisamente la mejor. Intenta hablarles alemán, pide perdón por no hacerlo bien, respeta su cultura e intégrate lo mejor posible. A partir de ahí, el respeto profesional se va ganando.
    – Nos han vendido a todos un “sueño alemán” que es mentira. Quizás un ingeniero industrial o informático joven con buen inglés se lo rifan. Pero para casi todos los demás, éste es un país difícil por la barrera del idioma. Hay que empezar desde abajo, y con una edad y habiendo sido “algo” en el pasado es complicado.
    – Y finalmente creo que con ganas y esfuerzo al final todo se consigue.

    • Hola a todo el mundo!! Mi nombre es Eva, llevo en Alemania desde el 21 de febrero y la verdad que sería muy egoísta si me quejase de algo… llegué con un contrato desde España con una prueba de 3 meses y luego indefinido, estoy más que encantada con el trabajo, mis jefes y mis compis.. lo malo que siempre hay un poco de ello, es el tema de las guarderías, estoy separada y tengo 2 hijos en España que me muero de ganas de traer para aquí, tengo claro que mi trabajo es reconocido desde el primer momento que empecé y ya es un lujo poder decir eso en estos tiempos y además mi alemán… casi nulo… a ver que pasa, en estos momentos estoy viviendo en un pequeño hotel que me cobran mensualmente, no está mal, pero deseando estoy de poder traer a mis niños y cerrar la puerta de mi casita!! Un saludo a todos, Eva.

  5. Buen día Patricia. Dí con tus escritos por casualidad y me siento identificada con ellos. Conocí Alemánia, München más exactamente; estuve allí de vacaciones y quedé enamorada de su cultura… lo sé, una cosa es estar de vacaciones y otra muy distinta radicarse allí; aun así espero lograr lo último muy pronto. Un gran abrazo desde Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s