Las diferencias culturales van más allá de nosotros ser ruidosos y ellos silenciosos

0750130406004Hallo Leute,

siempre me ha gustado el tema de las diferencias culturales, pero la verdad es que una cosa es verlo desde fuera y otra cosa es vivirlo.

Siempre pensé que no me costaría mucho vivir aquí porque soy una persona tranquila, no necesito mucha fiesta, no me molesta estar en silencio, me gusta un ambiente en el que la gente se quede sentada con un libro y no tengan que siempre estar de bares, etc.

Aquí hay de todo, gente que se va a su kneipe a ver el fútbol como locos y beber cerveza y otros que se van al café de al lado con su libro de filosofía. También tengo vecinos ruidosos y no he estado en ninguna comunidad de esas que no se oyen nada pero en general la vida es tranquila y hay gente que no lo aguanta. Yo, encantada, aunque tengo que admitir que algún momento de melancolía y de echar de menos algo más de ambiente he tenido . Será por eso que cuando oigo música en la calle me dan ganas de bailar, cosa que en España no me pasaba.

Hay diferencias culturales anecdóticas, como si ellos miran el céntimo y nosotros no, que si usan manteca en la cocina, que si no cuidan tanto su aspecto físico, que si no son muy abiertos en sus sentimientos, etc. Pero lo peor no es eso, pues así es el país y o lo sabes antes de venir y vienes con todas las consecuencias o te enteras aquí y lo aceptas o vuelves a España.

Además, al menos donde yo vivo y he vivido (Frankfurt y Köln), no todo el mundo se da la mano para saludar, las mujeres nos besamos y abrazamos, etc…o sea, que no es tan fuerte el choque como esperaba pero sí  se que más al sur eso de saludar siempre con la mano es más normal

Lo peor es que estas diferencias también están en el ámbito laboral y ahí si que son importantes. Yo he conocido a alemanes por mi trabajo y siempre me ha parecido que trabajan de una determinada manera e incluso a gente que había trabajado aquí me lo había confirmado …pero había algo con lo que no contaba: los procesos de selección.

Gracias a que conozco alemanes, o tengo profesores alemanes, poco a poco me voy enterando de cosas que debo decir o no en las entrevistas. Más que cosas que no debo decir, es como debo decirlas, porque el fondo es el mismo que lo que yo decía en España y allí la verdad es que tenía bastante éxito en las entrevistas de trabajo. El hecho es que al no manejar el idioma como un nativo, tú intentas expresarte pero quizás lo haces de una manera un poco simple. Así que hay que tenerlo en cuenta. A nadie le importa que tu idioma no sea este, pero quieren ver que tu nivel pasa del A1.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es como nos comunicamos. Cosas que en España son normales, aquí no lo son. De ahí que el dicho ” donde fueres haz lo que vieres” nos va a venir como anillo al dedo. Si un alemán de una empresa a la que has presentado tu candidatura te dice “haz esto”, hazlo como te ha dicho y no como quieras. Aunque te parezca una tontería.

Este es un mundo muy interesante y un campo por explotar, pero vemos como los que no somos de esas profesiones tan demandadas estamos en desventaja. Quizás poco a poco y con ciertas claves culturales que poco a poco voy aprendiendo tenga un poco más de éxito. No solo es llevar el Bewerbungsmappe sino contestar las preguntas como lo haría un alemán. Y eso, hay que aprenderlo.

ING Diba…¡me cambio de banco! Algunas cosas que pasan cuando eres emigrante

let-run-away-society6Hallo Leute!

Cuando llegué a Alemania busqué un banco que sobre todo no me cobrara comisiones. Solo me fijé en eso, sin pensar en otras cosas como el servicio al cliente y qué pasaría si un día me quedaba sin tarjetas por algún problema.

Pues ese día ha pasado. Como tuve un intruso en mi ordenador que usó mi tarjeta, dí de baja dos tarjetas, la de ING Di-ba y otra española. Me quedé con 5 € en el bolsillo pensando que todo sería más fácil de solucionar puesto que tengo la EC-Karte de ING. Pero no, la EC Karte siempre me ha dado problemas y esta vez no ha sido una excepción.

Hay que decir que dentro de la ciudad de Frankfurt solo tengo localizado un cajero de ING Di-Ba en el Karstadt. Si alguien sabe algún otro que me lo diga, aunque ya poco importa, pienso cambiar de banco

Así que ha llegado el fin de semana y me acerqué a la oficina de ING de Frankfurt que como yo pensaba no es una oficina como las que ING abrió en España. No creo que fuera una oficina comercial pero como es el único sitio donde puedes ver a alguien fui. Total, por intentarlo no pasa nada.  Por no ver no vi ni un cajero.

Pero…oh mein Gott! Lo que me esperaba…

Tengo que decir que las personas que estaban en recepción hicieron que decidiera abandonar el banco. Excepto las personas de Securitas, que me trataron correctamente, el personal de ING Di-ba fue de todo menos amable.

Cuando les dije cual era mi problema y me dijeron que llamara a un número de teléfono les dije que si no había otra solución porque eso me dejaba sin dinero todo el fin de semana y que la otra tarjeta de ellos nunca funcionaba…Entonces fue cuando empezó lo bueno…

La empleada, una chica de veintipocos, empezó a decirme que no me entendía. Eso ya me revolvió porque hace 5 meses acepto que no me entendiera pero ahora le estaba hablando claro y se perfectamente que se me entiende. Hasta llegué a decirle palabra por palabra y ella que no, que no entendía. A mi pregunta que qué no entendía la respuesta fue “no entiendo”. Le pregunto si habla inglés y me dice que si, le hablo inglés y me contesto en alemán a lo que le digo en alemán que porqué si no me entiende en alemán me habla en alemán, si hablamos en inglés, respuesta ” ich verstehe nicht

De pronto llega otro chico joven de ING con su camiseta naranja a ver que pasa y entre ellos empiezan a cachondearse en alemán. Le pregunto a la chica que quiero saber su nombre y hablar con su jefe y me dice que su jefe está en la “pause” . No se quiere identificar.

Al final me fui. No conseguí nada, solo sentirme impotente porque no me siento respetada como persona ni como cliente. Se que si hubiera ido en un horario más normal esto no hubiera pasado, porque ya los empleados no se habrían marchado y seguro que habría más clientela pero nunca pensé que me pasaría esto.

La verdad es que lo de menos es el banco. Con cambiar tengo, eso sí, antes les enviaré mi queja correspondiente. Pero me sentí mal, me sentí frustrada e impotente porque nadie me tomaba en serio. Unas personas se estaban tomando a cachondeo mi situación, riéndose de mí y yo no podía hacer nada.

Fue uno de esos momentos en los que piensas qué haces en este país,  que tanto esfuerzo para nada, simplemente para que un par de niñatos se rían en tu cara  porque no tienen otra cosa que hacer. Te preguntas qué necesidad tienes tú de pasar esto, con lo cómoda que estabas en España, sin líos, controlándolo todo, con un trabajo que no sabías cuanto te duraría pero sin tener los altibajos emocionales que tienes aquí, sin tener que luchar por todo cada día, sin tener que pensar si al final dará su fruto, sin tener que pensar tantas cosas…

En fin, se sabe que cuando emigras pagas un precio y este es parte de ese precio. Pero duele. Y mucho.

Siento que me estoy perdiendo cosas

caminantenohaycaminojesrx4Hallo Leute

Una de las cosas que peor llevo de vivir aquí es la sensación de estar perdiéndome muchas cosas que este país ofrece. Las razones son dos, el idioma y la falta de trabajo.

Respecto a la falta de trabajo, no es algo que pase solo aquí, pasa también en tu país. Todos cuando estamos en paro salimos menos por no gastar. Aquí igual o peor porque al final relacionarse es importante para integrarte en el país,  ya que aunque no conozcas muchos alemanes, el simple hecho de conocer gente hace que se te abran algunas puertas.

Yo, que pensaba que venía a un país “serio” donde no se necesitaban “enchufes”…pues me equivocaba. Esa Alemania ya no existe. O no existe como hace 30 años. Está claro que para un puesto de trabajo de cierto nivel no hay enchufes ( siempre habrá alguna excepción) pero si quieres algo como un minijob y nunca has trabajado aquí,  es importante conocer gente. Igualito que en España. Se puede conseguir sola, claro que sí, pero con conocidos es más fácil. De hecho en España no todo el mundo conseguía trabajos por enchufe (yo soy un caso) pero ya me he dado cuenta que en algunas cosas si te “ayudan” mejor.

Muchas veces me han dicho aquí que mejor no buscar un minijob porque puede ser malo para volver a lo mío pero visto lo visto no me va a quedar más remedio y no se como buscarlo, porque no he trabajado de algo que no sea lo mío. Me han dicho que de lo mío también hay minijobs así que habrá que intentarlo.

A veces no sabes que va a ser lo mejor para ti, qué camino seguir…se sabe que nada está escrito pero a veces te sientes tan desorientada que no sabes por donde tirar. Si es difícil en un país que conoces pues en uno en el que acabas de aterrizar mucho más

Respecto al idioma, aunque ahora entiendo mucho más que cuando llegué, sigue siento una barrera para aprovechar muchas cosas. Es complicado buscar información sobre algunos asuntos sin tener un conocimiento más técnico de alemán, aprovechar otras, etc. A veces me desconsuelo viendo revistas muy interesantes pero no las compro porque no estoy en disposición de pagar 7 € por algo que entenderé el 25% por ciento. Ojo, que las revistas del corazón las entiendo totalmente….¿Por qué esa diferencia? Por el lenguaje que usan.

Me estoy perdiendo muchas cosas interesantes en muchos ámbitos como el económico, literario o filosófico, y los textos de los libros para niños me aburren. Ya me he leído mi primer libro en alemán, un libro “normal”. Habré entendido alrededor del 50% pero he entendido el libro.

Llevo una época agridulce…contenta cuando me llaman para las entrevistas, después mi estado de ánimo cae cuando no me seleccionan y me dan respuestas al porqué no he sido seleccionada que no me convencen. Luego otra vez a empezar. Mientras sigo estudiando alemán  y me parece que siempre estoy haciendo lo mismo, veo avance pero lento.

Vine con una idea de poder hacer ciertas cosas y que iba a ser duro pero la dureza no pensé que fuera a ser así. Es duro psicológicamente. Hay que aguantar muchas frustraciones y sobre todo muchos vacíos como no saber que va a ser de ti en un mes. Cada día te puedes llevar una sorpresa. Al principio era divertido pero llega un momento en que te preguntas cuánto más necesitas para ver algo de claridad en el túnel.

Por cierto, en España siempre me he visto como una española poco convencional (no soy muy de fiestas, paso de todo el folclor español, no soy una “mañana, mañana”, soy puntual, etc) pero aquí me he dado cuenta con algunas cosa que efectivamente tengo rasgos de española. Quizás menos pronunciados que otras personas pero los tengo.

En fin, hoy no se ni que nombre ponerle al post. En principio iba a hablar de un tema pero me he desahogado un poco… Esto es así. No es que esté especialmente sensible o de bajona, simplemente me gustaría volver a trabajar. Eso es lo que quiero y mi cuerpo me pide. Con eso muchos problemas se me solucionarían. Como a tantas personas.

9 meses aprendiendo alemán y se van viendo los frutos

cartel_eoi_jornadas(1)Hallo Leute,

hoy quiero hablar sobre como han sido estos nueve meses aprendiendo alemán y  cual ha sido mi experiencia .

Llegué a Alemania prácticamente de cero, aunque había ido unos meses a clase en España que me permitió el primer día de clase llegar a la academia sin problemas , presentarme y entender las primeras cosas que se explicaban porque ya las había visto. Poco más porque en la calle no entendía nada de nada. Para cualquier cosa tenía que preguntar si hablaban inglés porque no podía comunicarme. De todos modos a los dos días de llegar a Alemania tuve que empadronarme y eso se hace en alemán. Te preguntan tus datos personales en alemán. Lo hice sin problemas aunque claramente me preguntaron de manera bastante lenta.

Al principio las clases de 3 horas diarias intensivas me parecían duras porque no era lo que se daba en las clases sino los deberes. Tardaba entre 4 y 5 horas en hacerlos y siempre tenía la sensación de que no asimilaba los conceptos al ritmo que dábamos las clases.

Mis primeros dos meses recibiendo clases fueron buenos, estaba contenta porque también mis compañeros no tenían ni idea de alemán y para todos era complicado. Iba viendo avance aunque este avance siempre lo he visto más rápido en entender que en hablar o escribir yo.También es cierto que depende de con quien hables. En las academias a los profesores se les entiende…pero cuando sales a la calle eso es otro mundo. Hay gente a la que se le entiende y otros a lo que es imposible entenderles.

Después pasé una época mala porque me fui a vivir a Colonia y no me gustaba la academia. Al no estar cómoda es más difícil aprender, aunque algo aprendí. Estando aquí, quieras o no quieras aprendes. Ahí tuve una buena tándem y me ayudó.

De vuelta a Frankfurt volví a la antigua academia y seguí progresando pero poco a poco empecé a cansarme de hacer siempre lo mismo y me di cuenta que perdía un poco el tiempo en el sentido que se pasaban mucho tiempo con tonterías (ej, cuentos tipo “Caperucita roja” que personalmente no me importa nada el vocabulario) pero no había tanto vocabulario útil.

Me ha ayudado a soltarme tener que hacer gestiones como ir al Agentur für Argeit y rellenar yo sola los impresos. Son complicados porque el lenguaje burocrático en Alemania es muy diferente al que se habla en la calle pero lo hice sola.

Para mí hay dos cosas bastante difíciles en alemán: hablar y escribir correctamente. Aparentemente cuando no sabes nada piensas que nunca lo entenderás, pero no, se entiende.

El problema con el hablar, es que la estructura de las frases es muy diferente al español y tendemos a decir las cosas al revés. He tenido varios tándems y el problema es el mismo, a lo mejor me corregían la pronunciación pero no el orden de la frase.  También es cierto que en alemán hay muchas formas de decir las cosas gramaticalmente correctas pero que no suenan bien al oído y la gente te dice “eso está mal” aunque realmente no esté mal sino que simplemente ellos no lo dirían así y es, en el modo que los alemanes lo dicen, como hay que aprenderlo. Además, los tándems  suelen tener otro problema, el nivel de compromiso. Yo necesito aprender el idioma pero muchas veces la otra persona no necesita aprender español así que lo hace por hobby. Lo ideal sería que  ambos lo necesitaran.

También hay que decir que la pronunciación tiene lo suyo. El alemán tiene muchos sonidos que el español no tiene y nos cuesta mucho hacerlos principalmente porque no tenenmos ni idea de como poner la boca y la lengua y a veces hasta nos cuesta distinguirlos. Pero ellos, si no decirmos correctamente las palabras entienden otras palabras distintas. Es complicado también por eso porque una palabra con una ö no es igual que con o por ejemplo y nosotros no estamos acostumbrados a esas diferencias y por esos muchas veces no nos entienden.

Así que al final he pagado por clases de conversación porque no he visto otra manera de aprender. Conozco a gente aquí pero cuando hay confianza es difícil cuando intentas hablar de algún tema interesante no pasar al inglés…Es un error mío, pero necesito expresarme y con el alemán aún no puedo decir todo lo que quiero aunque cada día más 🙂

Con las clases normales de la academia no hay tiempo para corregir a todo el mundo así que nada….¡a seguir pagando! De todos modos tengo que ver si la VHS ofrece solo cursos de conversación. Se que en Colonia había cursos dedicados solo a latinos, tendré que averiguar en Frankfurt.

Respecto a la escritura, es complicada porque siempre falla algo, sobre todo faltan muchas palabras que yo llamo de “relleno”, o me equivoco en algo…Es muy raro escribir 100%  correcto, pero bueno, voy mejorando poco a poco.

Al final ya había llegado a un nivel en la academia en el que vi que tenía algunas lagunas de atrás y sin resolver esos problemas se me iba a hacer difícil seguir avanzando. En las academias normalmente no tienen tiempo para ti después de clase así que te sueles ir con las dudas a tu casa. Yo soy una persona que me gusta entender lo que hago así que decidí buscar clases particulares porque necesitaba entender algunas cosas para poder seguir y ese trabajo ya en la academia no podía hacerlo.

Mi conclusión, es que para tener un profesor particular al menos en este idioma y cuando ya no eres un niño, debe haber un buen feeling entre ambas personas y que se entiendan. Aparte de eso, yo necesito a alguien bilingüe que conozca los dos idiomas y que me pueda decir porqué una palabra en alemán se usa para algunos casos y para otros no , por ejemplo el típico caso del als y el wenn. Ambas significan “cuando”…¿entonces porqué unas veces se usa als y en otras wenn? Cosas como estas solo te las puede responder alguien bilingüe, pero ojo, que sea filólogo y  que se haya preparado para la enseñanza de los idiomas. Quiero decir con ello que no por ser bilingüe, español o alemán  o que sea doctor en  filología, por ejemplo, alguien está preparado para enseñar un idioma. Enseñar es complicado y un idioma más, no todo el mundo tiene la preparación para hacerlo.

En general estoy contenta aunque me gustaría tener más nivel, claro, pero ya me lo dijo mi super profesor de la academia, aquel que tanto me gustaba y hablaba de él al principio del blog. Mínimo para hablar de todo y entender todo, de dos a tres años viviendo en Alemania. Luego, según quieres hablarlo y escribirlo muy bien, cada día mejor…¡toda la vida! Eso, como cualquier idioma. Este es un idioma duro porque a veces te da la impresión que haces mucho esfuerzo para el fruto que ves pero poco a poco vas viendo los frutos y esos días son fantásticos.

Mis experiencias con las entrevistas de trabajo en Alemania

simulacion-de-entrevista-por-competenciasHallo Leute,

Ahora que voy teniendo varias experiencias con distintas empresas, consultoras y el  Agentur für Arbeit a la hora de las entrevistas de trabajo, me dispongo a contaros cuales están siendo mi experiencias y sensaciones.

Algo que me gusta mucho de Alemania es el recibimiento. A diferencia de España, donde con suerte en algunos sitios te ofrecen agua, aquí eso es lo mínimo  (bueno en el Agentur für Arbeit no me ofrecieron nada, pero creo que es lógico aunque en algunos locales del Agentur hay cafetería). Normalmente te ofrecen agua, café y/u otras bebidas. La verdad es que se te hace más cómoda la entrevista porque yo noto que aquí hablamos más los candidatos que en España.

Me he encontrado con consultoras donde te intentan vender sus productos, que suelen ser cursos de diversa índole: impuestos, contabilidad, SAP, etc.  No me parece mal, todo lo contrario, pues hay que estar siempre formándose, pero si tu cliente necesita un trabajo, que le ofrezcas un curso que tiene que pagar, a veces te decepciona. Otras consultoras son muy serias, sobre todo las multinacionales. Llegar a ellas es más complicado. Tú envías el CV y si les gusta tu perfil te llaman.

En las distintas consultoras he visto varios tipos de entrevistas. Por un lado, las que van al detalle del CV, queriendo saber qué es cada cosa que pone tu CV  pero más que contar la retahíla de cosas que has hecho, entran más al detalle de los datos que no entienden. En otras, no les importa tanto tu trayectoria, ya que la han estudiado antes de que hayas ido sino qué buscas, cuáles son tus objetivos, ver si puedes ser un candidato óptimo para el tipo de empresas con las que trabajan, etc.

Personalmente, cuando he acudido a entrevistas en consultoras de cierto prestigio internacional, ha sido cuando el trabajo ha sido más productivo ya que a ellos les interesa colocarte, a tí también así que te cuentan tus puntos fuertes y débiles, te hablan del mercado, de cuánto puedes valer y demás. Por supuesto, a esllos también les interesa “colocarte a buen precio” ya que sus honorarios dependerán de tu sueldo. Pero, aunque nunca lleguen a colocarte, sales de allí con una información que es muy valiosa para tí.

En cuanto a las empresas hay de todo. Me he encontrado con empresas que no me han parecido muy profesionales por ciertos comportamientos de los intervinientes, por ejemplo. Otras me han resultado muy profesionales. Estas suelen ser entrevistas muy psicológicas que no se preocupan tanto por el CV sino más por como es la persona y como se comporta así como ver si los candidatos somos capaces de aguantar la presión o no haciendo una pregunta tras otra sin parar.

Lo que no me han hecho aún, y espero que no me la hagan, es la típica entrevista que se hace en España donde pareces una cinta cassette contando tu CV…La verdad, pareces un disco, contando lo mismo…y si lo tienen delante, ¿para qué lo quieren? No se si ha sido casualidad y aún no me ha tocado, pero realmente me parecen una pérdida de tiempo cuando una persona ya tiene un CV largo. Tampoco me han hecho un test psicológico a la antigua usanza, como muchas veces hice en España…la verdad es que como tenga que hacerlo en alemán o inglés los resultados no serán iguales que si lo hiciera en español, por el tiempo que tarda el cerebro en procesar la información en otro idioma y ya se sabe que en estos casos el tiempo es oro.

Con las experiencias que voy teniendo hasta ahora, creo que en España he hecho entrevista tan duras o más que las que he tenido hasta el momento en Alemania. No creo que sea justo decir que son más profesionales los alemanes porque al menos lo que estoy viviendo hay de todo. Me he topado con profesionales que me han sorprendido favorablemente y otros que no eran nada profesionales desde mi punto de vista.

En cuanto al Agentur für Arbeit, al menos para mí no ha sido una gran ayuda. Lo único bueno que le he encontrado es poder acceder a muchos cursos online pero nada más porque las ofertas que aparecen en su web , al menos para mi perfil, son las mismas que veo yo en otros portales

En cuanto al idioma, como siempre opto a perfiles internacionales, a veces hablo un rato en alemán, otro rato en inglés y me dejan elegir el idioma de la entrevista.

Creo que si tienes experiencia en entrevistas en consultoras y en empresas de gran tamaño en ciudades importantes españolas, aquí no te vas a encontrar nada especialmente extraño.

Una cosa curiosa que me ha pasado es el tema del currículum. No es simplemente traducir tu CV al alemán, al inglés o al idioma que sea, sino tener en cuenta que tus tareas en España quizás se llaman de una manera pero en otro país la traducción literal de esas tareas a veces no representan el mismo trabajo. Ya me ha pasado con dos CV que me han hecho. Normal, yo tampoco tenía suficientes conocimientos de alemán para poderlos hacer pero ahora voy entendiendo más y conociendo en qué consiste y como se llaman las tareas que hacía en España en Alemania.

Ahora ya lo se, y tendré que rehacer de nuevo el CV a pesar de la última vez haber pagado un precio no precisamente barato por ello. Pero bueno, es lo que tiene emigrar, que al principio no te queda otro remedio que fiarte y pagas por cosas que piensas que están bien  pero luego ya descubres que las cosas son un poco diferentes.

Por eso, muchas veces lo digo en post que escribo en Facebook y aquí vuelvo a repetirlo. Cuidado con mucha gente que ofrece trabajos y servicios “profesionales”. Desgraciadamente en España hay mucha gente con el agua al cuello y pagan por cualquier cosa, como yo también lo he hecho, 2 veces, por un servicio “de calidad”. Hoy en día, considero que estoy más preparada yo que cualquier otra persona para redactar mi CV porque ahora, gracias a ir a una entrevista, otra, una consultora, otra, ver documentos, etcétera, he visto como se trabaja en mi área aquí. Y los supuestos “profesionales” no tienen en cuenta estas cosas. Así que al final, todos tenemos que sacarnos las castañas del fuego y luchar al máximo por conseguir un hueco en este país, si es lo que realmente queremos.