De nuevo por aquí…

544593_492985657486651_1180743894_n

Hola a todos,

Después de un paréntesis estoy aquí de nuevo. Muchas cosas estaban pasando, de toda índole, en mi vida en el momento de parar y ahora vuelvo con el propósito que siempre tuvo este blog. Siempre me ha servido de autoayuda a la vez que he ayudado a otras personas. Me he expuesto demasiado e intentaré que no ocurra más pero soy consciente de que es difícil pero este blog me ayuda, me ayuda mucho. Con todo su lado malo, pero…creo que me ha beneficiado más que perjudicado.

Escribo desde el avión. Voy a Gran Canaria, mi tierra, por navidad. Es la segunda vez que voy a España desde que emigré en septiembre de 2012 y la primera desde que creo que ya he puesto los pies en el suelo en Alemania.

No creo que fuera una inconsciente cuando llegué a Frankfurt el 3 de Septiembre de 2012 pero hasta que no entras en el mundo que tú dejaste atrás (en mi caso el laboral) y continuas con lo que era “tu vida” en mi caso un trabajo y una casa propia no te das cuenta realmente de las dificultades que tiene hacer lo mismo que en tu país de origen en otro, sobre todo en este, que dicho por los mismos alemanes es un país duro (bueno, yo creo que para ellos cualquier cosa que hagan dicen que es “sehr schwerig” (muy difícil)). A hacer cualquier cosa le otorgan un mérito, cosa que nosotros no hacemos. Realmente en este momento de mi vida no se que es mejor o peor, si nuestra forma de verlo o la de ellos.

En estos meses de “vida real” creo que me ha pasado de todo. Lo que a una persona le pasa en un par de años, a mi me ha sucedido en 5 meses. He conocido a gente maravillosa otra que parecía y resultó no ser tanto…Ha habido desilusiones en la mayor parte de los ámbitos de la vida y he tenido tropezones de todo tipo, pero me he levantado. Tengo una apartamento que ya no es temporal a mi nombre conseguido en una semana ( es un tiempo record…es bastante complicado conseguir piso en Berlin ) y he podido amueblarlo a mi gusto, cosa que no todo el mundo puede. Me he llevado gratas y no tan gratas sorpresas…todo ha sido muy rápido pero tengo la sensación que han sido tantas cosas juntas que han pasado 3 años en vez de cinco meses.

He de decir que tardé 3 meses en empezar a entender a los berlineses pero ya voy mejorando. ¡Qué alemán más feo hablan! Yo intento hablar como siempre pero a veces me sale el alemán bruto de ellos como cuando dicen “Wiedersehen” (pero muy rápido) en vez de “Auf Wiedersehen” para despedirse, cosa que en Frankfurt o Köln no recuerdo haberla oído de manera habitual . En Berlin todos los días.

Me llama especialmente el carácter rudo y siempre cabreado de la gente…Recuerdo en Frankfurt pensar “ qué caras más tristes” pero ahora recuerdo y aquellos eran al menos normalmente si no super educados, mínimamente si lo eran. En Berlin te pueden dar con lo que sea que les importa un pito. Se te cuelan, se lo dices y lo mismo. Lo encuentro como una gran jauría humana. Es una ciudad con mucha historia y sitios fascinantes pero creo que es digna de ser analizada por un sociólogo. Lo peor, (que es lo que me importa a mí) es que al final tú haces lo mismo porque a veces, por ejemplo (me pasó) ayudas a una chica porque el carrito del bebé se le ha quedado atascado al intentar subirlo al metro y lo primero que te dice cuando sube (gracias a tu ayuda) es, sarcásticamente, “quítate de ahí que ir en metro con un bebé es super divertido”. Entonces se te queda cara de tonta y no sabes que hacer si decirle que se vaya a la “mist” (mierda) o pasar de todo , seguir y decirte a ti misma que no ayudarás a nadie más visto lo visto.

Lo del carácter de la gente y como se comportan parece una tontería pero no lo es. Son las cosas de las que no te das cuenta cuando vienes de vacaciones y cuando vienes “a quedarte” piensas…”¿pero esta gente está bien del coco?”. Cada día pienso más que Alemania como pueblo no se ha encontrado a sí mismo aunque también es cierto que cada Land es un mundo, pero la Bundesrepublik como tal sigue buscándose.

Dicen que en las calles de Berlin puedes encontrarte con todo tipo de gente. Es cierto. Es sorprendente las pintas que te encuentras. Eso de las pintas al fin y al cabo es algo superficial pero otra cosa muy distinta es la de gente que ves que tienen enfermedades mentales, adictos a las drogas o alcohólicos. He visto mucha gente con signos inequívocos de enfermedad mental “intentado coger moscas”, o delirando con discursos en la calle, etc. Los alcohólicos y drogadictos son muchos, muchísimos en la ciudad y por otro lado encuentras la gente que se nota a la legua que vivía detrás del muro y que nunca lo superó. Su indumentaria, sus gafas, sus cortes de pelo. Todo, absolutamente todo, te muestra que en el fondo siguen en “su” mundo.

“¿Y qué hago yo entre toda esta gente? “Me pregunto a veces…Berlin es una ciudad pobre y muchos inmigrantes vienen porque dicen que hay mucha “vida” (o sea, marcha). Bueno, como sabeis me trajo un trabajo. El ir bajando al “mundo real” me está enseñando las dificultades del país y otras cosas que son ventajas pero o te las cuentan o nunca te enteras a no ser que ya tengas un nivel del alemán muy alto (ponle tus 7 años aquí por lo menos, no exagero…que una cosa es hablar de la vida diaria y otra es rellenar formularios o manejarte en cualquier aspecto de la vida como lo haces en tu propio idioma). Por supuesto a mí todas las cosas que se que no sabía me las han enseñado porque aquí nadie te regala nada ni te las cuentan en ningún sitio. Como mucho, en los foros de españoles te puedes enterar pero la mayoría de las veces necesitas aún más ayuda.

A estas alturas puedo decir que lo que peor llevo es como funciona el país. Ya no es el idioma ( me queda muchísimo por aprender, pero para sobrevivir tengo y sigo estudiando como tendré que hacer siempre) sino que no conozco el sistema. Siempre tengo que recurrir a gente que lleva mucho tiempo aquí o a alemanes (las menos de las veces porque a no ser que conozcan nuestro sistema no suelen entender porqué preguntamos ciertas cosas y tienen poca paciencia si no entiendes) para que me ayuden.

Pensaba que Alemania era un país donde se cumplía la ley por defecto y que las estafas escaseaban y descubrí que no era como pensaba…eso sí, si vas a jucio, la justicia es mucho más justa que en España. Por eso es muy natural aquí tener un seguro de abogados. Yo, visto las experiencias que he ido teniendo, creo que va a hacer una de las primeras cosas que haga en 2014 porque muchas veces no he puesto una demanda sabiendo que me tomaban el pelo ya que el coste del abogado era superior a lo que iba a conseguir pero esto te llena de impotencia.

Así que poco a poco mi vida sigue en Alemania. ¿ Es como me lo esperaba? Realmente no me hice un escenario concreto porque no tenía ni idea pero si esperaba saber más alemán. Ahora se que lo que manejo a estas alturas es lo normal y realmente en ese sentido no me siento frustrada. Lo único que me gustaría es poder manejar más cosas yo sola. Porque hay que añadir algo. Este es un país donde la gente hace las cosas por sí misma. No esperes que nadie se ofrezca a ayudarte, así te vean por los suelos. A mí solo me ha ayudado gente no alemana. Se que no se puede generalizar pero en 1 año y casi 4 meses en Alemania esa es mi realidad.

Anuncios