Una buena noticia para mi

P3110862

Hallo Leute,

por fin puedo decir públicamente que me he estrenado como escritora a la que le pagan por sus obras. Un post de mi blog va a ser publicado este año en un libro de texto de lengua española que se usará en colegios alemanes. Nunca escribí con intención de vender nada,lo hice porque como ya he dicho, por un lado a mí me venía bien y por otro ayudaba a los demás pero siempre es un elogio que valoren tu trabajo.Si además te pagan algo, mejor que mejor.

El post en cuestión es el siguiente:

Sensaciones y sentimientos desde Frankfurt

Hallo Leute,

llevo 10 días en Alemania y me siento rara. Rara…no mal ni bien, ni ansiosa ni confundida

ni contenta ni triste, ni decepcionada ni eufórica…No sé, estoy como en un estado en el que

aún no he pisado tierra. Realmente no he tenido tiempo de pensar, de organizarme…No he

tenido tiempo de nada desde que llegué. No he tenido tiempo para mí. Simplemente porque

no puedo o no sé cómo se hace.

Me siento presionada (anda, escribiendo ya me va saliendo el cómo me siento) por la

necesidad de aprender el idioma. ¿Quién me presiona? Yo misma y las circunstancias,

claro está. O sea, que en definitiva me presiono yo. […] Cada vez que salgo a la calle o

en mi misma casa, tengo que enfrentarme a la frustración de no poder comunicarme como

me gustaría, de no poder decir todas las cosas que quiero, de a veces tener que recurrir al

inglés porque no me queda otro remedio (la otra opción serían las señas, pero teniendo el

inglés…). Normalmente en la calle cuando pregunto algo suelo resolverlo con el alemán (es

todo un triunfo, la verdad) pero en casa, como las conversaciones tocan todos los temas es

mucho más complicados y a veces no queda más remedio que recurrir al inglés, volver al

alemán y así, poco a poco…

Los días se me pasan rápido pero a la vez me da la impresión que no hago nada

productivo…me levanto, voy a clase, salgo de clase, me doy un paseo, como, intento

enterarme que pasa por el mundo, hago los deberes y me acuesto. No tengo tiempo para

nada más. […]

También me he llevado sorpresas con las desigualdades sociales. Frankfurt es una ciudad

un tanto especial…por un lado puede pasar alguien que se nota que está forrado y por

el otro alguien que mira en la basura. Hoy mismo he visto esta imagen y me he quedado

sobrecogida. Sí, en España también se ve pero aquí lo he sentido más porque aquí se nota

que el dinero se mueve, se siente que hay riqueza pero también mucha miseria. Eso me ha

hecho acordarme de España y pensar que si eso sucede aquí donde hay algo de protección

social no quiero pensar qué va a pasar en España. […]

Me gustaría empezar a hacer amigos aquí pero me gustaría poder hablar en alemán con

ellos y aún es pronto porque lo que se es limitado. Y para hablar inglés me voy a UK aunque

al final en clase cuando tenemos que hablar algo entre nosotros el inglés es el idioma

común…

Tengo un proyecto aquí pero está claro que el alemán absorbe todo el tiempo. Me hace

sentir bien cuando veo que voy progresando…pero a la vez no todo puede ser el idioma

y me faltan cosas…Mi vida es un poco caótica ahora mismo y por mis características

personales una rutina más estructurada me vendría mejor. Espero no tardar demasiado en

conseguirlo. Realmente no pensé en que me encontraría con este problema, pero es que

hasta comprar un paquete de leche es complicado si no sabes el idioma y encima vienes a

un país donde hay de muchos tipos, como 3,5% fatt, 1,8% fatt, bio y no sé que más…porque

por haber hay de todo. Lo imaginable y más.

También hay un comentario y una respuesta al comentario pero el formato enviado por la
editorial no me deja copiar y pegar

Algo que me gusta mucho es que los destinatarios sean estudiantes de español como lengua extranjera, según he entendido de secundaria ( ya veré el libro, puesto que el sistema alemán no tiene nada que ver con el nuestro y podré ver exactamente como está tratado el tema)

En fin, esto ha sido un regalo para mi. Llevaba meses gestándose pero no he querido hacerlo público hasta que no he visto todos los papeles.

¡Gracias a todos por estar ahí!

Patricia

Algo que me hace estar muy contenta: el alemán

ichsprecheblow1

Hallo Leute

una de las mayores satisfacciones que tengo ahora mismo en mi vida es el alemán. Realmente es más difícil de lo que parecía en un principio pero también es cierto que para “salir del paso” con un año aquí tienes. Hablo desde la perspectiva de alguien de más de 35. Creo que si vienes con 18 con 2 años puedes hablarlo perfectamente.

En mi año y cuatro meses he notado bastante el avance y eso que no he estado constantemente en clases ni he visto la tele tanto como debería (solo me gustan los documentales y películas), ni conozco tantos alemanes como me gustaría…pero si es cierto que soy curiosa, me gusta escribir bien ya sea en español, inglés y ahora intento hacerlo correctamente en el alemán que se, leo todo lo que veo en la calle, cuando tengo que rellenar cualquier impreso lo hago yo y no se lo dejo a nadie para que lo haga, así tarde tres días, etcétera.

El gran cambio lo he notado en llegar a Berlin. No entendía NADA a los berlineses. Después de tres meses empecé a entender aunque afortunadamente hay gente de otros “Länder” a los que si entiendo. Es lo más duro, entender a los berlineses, pero poco a poco…al menos ellos me entienden a mí! Eso es buena señal.

Estoy entrando en una etapa en la que a veces hablo sin saber bien si lo que digo está bien o mal pero me entienden y noto más fluidez, voy reconociendo palabras que nunca uso pero las he visto, ya voy buscando en google.de y en alemán en vez de hacerlo en español…En fin, todo un proceso. Me siento orgullosa porque veo los resultados.

La mayor diferencia que encuentro con el inglés es que al cabo de un año estudiando inglés en el país nadie diría “aún no se inglés”. En cambio con el alemán parece que no te atreves a decir que sabes alemán porque te falta muchísimo, pero estás poniendo unas bases fundamentales, que lo quieras o no, sin ellas no vas a poder seguir. Mi nivel de inglés es bastante alto y tengo que reconocer que estudiar, estudié poco. Todo fue muy práctico y mi idioma de trabajo desde hace muchos años es el inglés. Pero con el alemán todo es mucho más duro. Eso sí, me siento mucho más orgullosa de mis méritos.

Ahora he retomado las clases de alemán y a veces me aburro un poco porque aunque se supone que es mi nivel veo que se va un poco lento para mí y ahora si necesitaría algo más de “caña”.Pero también tengo muchas otras que hacer así que supongo que no pasa nada. Además, me he dado cuenta que la escuela sirve para la gramática y todo lo reglado. Para mí, personalmente es importante escribir y hablar correctamente pero hay tantas cosas que no se aprenden allí…Yo soy un ejemplo. El trabajo me ha servido para tener el oído mucho más abierto aunque la gente no me hablara en alemán o me pusieran mala cara cuando yo hablaba con mi “schlechte Deutsch” (mal alemán) (realmente, ¿qué querían? ¿que no hablara hasta que lo hiciera perfecto? En fin, ese es otro tema…)

Todo el mundo habla de la dificultad del alemán. Yo me niego a pensar que la vida es demasiado corta para aprenderlo, como dicen por ahí. Probablemente no lo dominaré como me gustaría pero aprender, se aprende. Unos con más otros con menos esfuerzo, pero se aprende.

No he dejado de hacer nada por no saber el idioma y siempre hay alguna alternativa. Se lo digo a aquellos que empiezan. Hay un momento que parece que nunca vas a aprender, que no sabes como vas a declinar…se hace y aunque no lo hagas bien no importa, se te entiende. Lo que realmente es importante es el verbo, como en cualquier idioma.

Una de las mayores satisfacciones las he sentido esta semana cuando en clase la profesora escribió un tiempo verbal que yo llevo un tiempo usando sin saber que estaba bien, simplemente por lógica.O cuando dices algo a tu manera y todos te entienden. Al principio casi no te entendían ni de donde eras (por la pronunciación) y ahora poco a poco cada día te entienden y hablas más.

Solo por eso, hay que celebrar que estoy aquí.Me lo llevo puesto y nadie me lo va a quitar. El examen lo hago cuando quiera pero mi conocimiento y poderme desenvolver en algunas circunstancias eso no lo enseña ni el mejor profesor del mundo.

Cultura de los dos países: en el fondo solo somos personas

Designing-Digital-Personas

Hola a todos,

antes de venir a Alemania pensaba que aquí encontraría una cultura empresarial distinta porque la cultura es diferente. Es cierto. La cultura empresarial es muy diferente producto, supongo, de la cultura (no soy una experta en el tema y necesito saber mucho más además de pasar más tiempo aquí).

Pero no caí en un detalle básico, que se da en Alemania, en UK, en China, en EE.UU. y en cualquier país del mundo. Se podrá tener una cultura empresarial más abierta, más cerrada, se puede ser más objetivo o menos…lo que sea. Pero hay un detalle: las personas somos personas ante todo y yo nunca pensé en eso. Las personas podemos ser amables, empáticas, con ganas de ayudar, generosas, optimistas, o por el contrario desagradables, con ganas de fastidiar al prójimo, egoístas, etc.

Esto se da en todos los ámbitos, tanto en la vida personal como en la empresarial, da igual en qué país te encuentres. A veces sobrevaloramos lo que creemos que sucede fuera y solo cuando empiezas a conocer la realidad te das cuenta que lo de fuera no era todo como parecía. Encima, no es fácil darte cuenta porque el vocabulario muchas veces es sutil y no eres capaz de entenderlo.

Cosas como estas me han sucedido en los últimos tiempos en Alemania. Es una de tantas cosas que antes de venir no supones que te pueden pasar, sobre todo porque tienes tantas cosas en que pensar que no vas a anticiparte a cosas que aún están por definir. Lo primero es el idioma, donde vas a vivir, adaptarte, etc. Y poco a poco vas viviendo. Después llegará el trabajo y con ello tu llegada al mundo real y ahí…ahí ha sido cuando yo me he dado cuenta que hay cosas que aunque algunas son muy diferentes respecto a España, simplemente el hecho de que seamos personas hace que ciertas cosas sucedan independientemente del país donde te encuentres.

Todos tenemos nuestros objetivos, nuestros miedos, nuestros prejuicios…pero desde que he conocido el ambiente laboral me da la impresión que aquí, aunque el aspecto físico no importa tanto, profesionalmente, te puede ir mejor si tienes un perfil bajo sobre todo si eres extranjero (y ya no digo nada si eres mujer). Esto como digo es mi impresión de lo que he visto, de como se trata a la gente, de porqué unas mujeres son “Frau” y otras son “Pinar” (Pinar es un nombre turco), de como el chismorreo no es algo exclusivo de España, de si alguien ve que puedes hacerle sombra aunque no sea tu intención, te pasa lo mismo que en España, que diría que en muchas organizaciones a no ser que sean realmente internacionales falta cultura internacional, cosa que en España por nuestro carácter lo paliábamos.

Eso sí, aunque seamos “solo personas” no justifico ciertas conductas. Pero no soy nadie para juzgar y supongo que cada uno tendrá lo que se merece o cada uno sabrá porqué hace lo que hace. Ese no es mi problema ahora mismo ni lo voy a resolver.<a
En fin, toda experiencia es enriquecedora aunque al principio no nos lo parezca porque parece que nos ha dado más problemas que alegrías pero a la larga nos ha dado una experiencia valiosa que nos será beneficiosa en el futuro.

Disculpas

133335_Entschuldigung_1

Hola a todos,

últimamente he recibido correos pidiéndome información que desgraciadamente no he podido contestar por problemas personales. Por favor, quien quiera, ¿podría enviármelos de nuevo? Estaré encantada de contestarlos.

Gracias y perdón por las molestias.

Un saludo,

Patricia

Vuelvo, de verdad y con fuerza!

flores al sol

Hallo Leute!

Muchos de vosotros sabeis que llevo una época no muy buena por diversos factores. Como dice el tango “no hay mal que cien años dure” y no quiero vivir más así…Quiero volver a hacer la misma de hace seis meses, quiero volver a ser “yo” y me encantaría poder contar con toda la gente posible, y que se vayan aunando los que vaya conociendo.

Pero no estoy dispuesta a crear problemas donde no los hay, a hacer problemas de nimiedades, a verlo todo por el lado negativo. Eso crea un hábito y cuando estás metida en él es muy difícil de salir a no ser que realmente hagas un esfuerzo y escuches a quienes te quieren para evitarlo. He estado a punto de coger este camino pero afortunadamente me he acordado de que la vida es demasiado corta y a veces pasan cosas para recordarte que hoy estás y mañana no lo sabes.

Gracias a mi “pepito grillo” he recordado ciertas situaciones de mi vida, muy duras, que solo personas con la fortaleza adecuada superan. Ahora lo estoy pasando regular, porque en comparación con lo que he vivido en los últimos tiempos en Alemania ¿ qué es? Nada.

Vivir en Berlin no me está resultando lo que pensaba. Tengo problemas de todo tipo pero yo he decidido seguir adelante. En un momento por lo que sea tu vida cambia porque una de las cosas importantes de tu vida desaparecen y tú tienes que desenvolverte sola en un mundo para el cual no estabas preparada.

Creo que ciertas cosas las hubiera llevado mejor en una ciudad como Frankfurt pues me manejaba mejor, todo estaba más a mano, contaba con más gente…Aquí en cambio todo es más salvaje, parece que cada uno da la información que le da la gana, hay mucha informalidad, mis relaciones personales no son lo que me gustaría…

A pesar de todo quiero decir que voy a seguir adelante desde aquí. A pesar de que tengo una casa montada y demás, no estoy segura de quedarme en esta ciudad (la casa se puede subalquilar). Todo se me ha ido cayendo como un castillo de naipes. Siempre he sido racional en mis decisiones, siempre he luchado por mi carrera y por eso siempre dejé un poco de lado las relaciones. Craso error. Esta vez me dejé llevar un poco más por los sentimientos pero para el caso parece que de nuevo he vuelto a equivocarme.

Soy una persona que me gusta darlo todo. En lo que sea. Si estoy en el trabajo, en el trabajo. Si alguien me gusta, con esa persona. Pero en seis meses he fallado en las dos cosas. No me sirvió de nada darlo todo en el trabajo, nada era suficiente. En cuanto a las relaciones es otra historia, pero para el caso ha sido igual. Todo se me ha vuelto un caos en esta ciudad donde la gente te da golpes por todos lados y si en general los alemanes no son muy educados los berlineses son lo peor que hay. Mi situación personal ahora mismo es complicada y estoy haciendo verdaderos esfuerzos para seguir adelante.

Se que lo haré. Siempre lo he hecho. Cuando sales de golpes duros que te da la vida como yo lo he hecho, sabes que puedes. La cuestión está en que fuera de tu país y sola es más difícil. Pero lo haré. Estoy desde hace tres días cambiando la actitud y haciendo todo lo que se que hay que hacer para que esto suceda, aún cuando incluso estoy teniendo problemas que ahora están muy de moda en los medios de comunicación alemanes.

Cuando sales de tu país no tienes ni idea de qué cosas te van a suceder. Ni imaginas que en el otro país no vas a ser un ciudadano igual que un nacional a no ser que te vayas de niño (y aún así tengo mis dudas en según qué países) y que tus derechos no son iguales, que a veces tienes que luchar más que otras personas por cosas.

He conocido a una señora en clase de alemán con larga trayectoria migratoria (este es su tercer país) y me ha dicho algo que tiene razón…” en el extranjero nunca tienes los derechos que un nacional, en España ahora hay menos derechos, pero aquí tú misma has dicho que has sentido algún tipo de discriminación”.

Un día, una navidad, vuelves a España. Ves que tu familia está como siempre o mejor. Es cierre que mi familia no es un ejemplo de lo que está pasando en España, tenemos suerte pero también mi padre curró para que a mi madre no le faltara nada si él moría. Y yo pienso…”¿pero qué estoy haciendo en Alemania? Estoy sufriendo por nada, por conseguir …¿qué? ¿por conseguir más democracia? ¡si probablemente nunca voy a poder votar! Si haces valer tus derechos en una empresa y pasa exactamente lo mismo que en España solo que en España te lo dicen y aquí son más sutiles…”

Alguien me comentó hace unos días/semanas que estaba viviendo todas las etapas de la emigración…no lo se, pero cuando empiezan a caérsete todas los sueños se pasa muy mal sobre todo porque tampoco te ves en España. Allí no te ves, aquí ya ves que no era todo como pensabas y encima tu vida está haciendo aguas por todos lados…

Todo esto es lo que me ha tenido un poco “out”…Estoy tomando todas las fuerzas posibles.He retomado las clases de alemán y estoy contenta porque veo que mi alemán ha mejorado, tengo experiencia laboral y con ello podré conseguir un trabajo mejor, voy conociendo más el país con lo cual podré decidir . No todo es tan malo ni quiero verlo así pero a veces cuesta y mucho, sobre todo cada vez que pones todo tu empeño en algo, sea lo que sea pero las puertas no terminan de abrirse.

Por cierto, ahora me acuerdo de tí, Eli…cuando sin conocerme de nada y me quedé sin la Visa de ING en Frankfurt te ofreciste a dejarme dinero pero afortunadamente no fue necesario. ¡Cuánto te echo de menos! Contigo todo era más fácil…que pena que estuvimos tan poco tiempo juntas…¿dónde andarás ahora? Tenías razón en todo…(por supuesto no lo voy a poner aquí 😉 Un beso, donde quiera que estés…

Una experiencia en urgencias en Berlín

Erste-Hilfe-Krankenhaus_artikelBox

Hallo Leute,

anoche tuve que ir a urgencias por primera vez en el tiempo que llevo en el país. Me habían dicho que no era como España y que si no lo consideraban suficientemente importante te enviaban para casa así que me lo pensé antes de ir. Finalmente fui y me atendieron sin ningún problema.

Lo que más me sorprendió era la poca gente que había, siendo uno de los hospitales más importantes de Berlín. Seríamos 15 personas entre pacientes y acompañantes. Eso me hizo recordar cuando llegas a urgencias en un hospital español, ya sea público o privado, siempre está a tope.

Inmediatamente me hicieron el “anmeldung” y rápidamente me preguntaron que tenía haciéndome análisis de sangre, orina y tomándome la tensión con un aparato maravilloso y no como el que usan en España que parece que el brazo va a reventar.

Por supuesto tuve que esperar, lógicamente, por el resultado de las pruebas (en todo este tiempo seguía con la vía en mi brazo por si tenían que hacer más pruebas… o sea, sabía cuando entraba pero no cuando salía). Me pareció una diferencia abismal con España y ahí si vi que merecía la pena estar aquí en cuanto al sistema sanitario aunque tantas veces me queje de la atención primaria. Es cierto que es difícil encontrar médicos y demás, pero si tienes algo que no es normal y ven que se repite ya la cosa cambia y ves la diferencia y la rapidez.

Pasada a los boxees me sorprendió que no hubiera nadie en ningún lado…daba la impresión que todos los medios eran para tí y el resto de los pacientes estaban fuera, como estuve yo, esperando. No había ningún tipo de saturación.

El médico habló conmigo, me hizo varias preguntas, me dijo lo que había, lo que tenía que tomar y lo que tenía que hacer. O sea, lo que uno espera de un médico.

El único punto negativo es que buscar una farmacia por la noche es un poco complicado y a veces aquí no tienen todos los medicamentos al instante sino hay que pedirlos pero ellos me aseguraron que los tendrían. Así fue, fui a la farmacia más céntrica de Berlín y lo tenían. Por cierto, si vas a urgencias, ve con dinero porque puede suceder que como a mí, no te den una receta de las que cubre el seguro y te tengas que gastar un dinero en medicamentos que puedes no tener en ese momento. Lo que si me dijeron en la farmacia es que ahora puedo ir a la aseguradora a que me devuelvan lo que he pagado y debería no pagar por ser medicamentos cubiertos.

En fin, esa ha sido mi divertida noche de sábado pero al menos la experiencia fue buena.

Impuestos y gestiones en Alemania…¡otra batalla más!

2,w=650,c=0.bild

Hallo Leute,

Una de las cosas que peor llevo de vivir aquí es no poder hacer ciertos trámites que se supone que por mi profesión debería saber hacer sola. Claro, en España se hacer fácilmente una reclamación de cualquier tipo (aunque no soy abogada algo se y también se si es necesario un abogado o no), hacer una declaración de la renta, hacer valer mis derechos ante una institución, etcétera.

Aunque mi alemán del día a día va mejorando (el tiempo, he retomado las clases, etc. ) hay muchísimas cosas que necesitas muuuucho tiempo para dominarlas y más cuando son cuestiones legales, fiscales, de derechos de algún tipo, etc. Si muchas veces en tu país no sabes ni lo que es legal y lo que no, aunque internet ayuda, en otro país es mucho peor.

Estos días me estoy sintiendo frustrada porque de cara a ciertos asuntos como la declaración de la renta tengo muchas dudas y no puedo resolverlas sola. Se supone que por mi profesión debería saber, pero claro mi profesión ¿dónde la estudié? Hay cosas comunes en España y Alemania, claro está. Pero no puedo consultar ciertas cosas, no se qué expertos son buenos en algo, no se donde buscar exactamente en internet, no conozco el vocabulario ( puedes estudiar Deutsch für den Beruf pero no tiene nada que ver con esto). Al final voy a tener que aprender a base de palos, porque no hay otra manera.

Gracias a varias personas de mi confianza estamos intentando desenmarañar el lío fiscal que tengo…porque esa es otra. Busco un Steauerberater ( un asesor fiscal). Lo busco en inglés porque no tengo un nivel suficiente de alemán para tratar estos temas y por mi profesión no tengo problema con el inglés a nivel fiscal. Así que por eso no necesito que sea en español, con que hable inglés me sirve. En Alemania te cobran en función de tus ingresos para hacer la declaración de la renta, cosa que considero justa pero es un arma de doble filo ya que te puede pasar como lo que me ha sucedido. Me recomendaron unos muy buenos y cuando les dije mis ingresos no me contestaron. No les salgo rentable. Así que habrá que ir buscando a alguien que me acepte como cliente y que me de cierta fiabilidad.

Lo mismo me ha sucedido con otros asuntos que tengo pendientes. Yo sola no puedo resolverlos porque no se exactamente qué derechos tengo, ni cuando leo un texto jurídico lo entiendo y todo es un lío…así que afortunadamente ahora no estoy tan sola y me ayudan aunque afortunadamente aunque estuviera sola, Berlin tiene algo que las otras ciudades no tienen tan desarrollada y hay que agradecerlo, que es una gran red de asistencia social con muchas ONGs. Gracias a eso mucha gente puede solucionar sus problemas legales de cualquier tipo porque si no sería un verdadero caos. De todos modos siempre es mejor tener a personas a tu lado que tener que ir a una ONG .

Solo que a veces te sientes como “uf, se supone que soy una profesional de esta rama y soy incapaz de hacer esto sola”…Es muy rara la sensación porque te preguntas ¿entonces? ¿sirve para algo lo que se en este país? Pues sí, claro que sirve…pero que todo es como “y ahora un paso más”…Primero fue empezar con el idioma, después empezar a enterarte de ciertas cosas (recuerdo cuando al principio no encontraba ni comida que me gustara en el super y aquí si hay algo es comida de sobra) y ahora debo estar en el momento de “ te toca aprender de economía alemana, de impuestos alemanes, de gestiones alemanas, y del vocabulario que conlleva”. Cierto es que realmente puedo vivir siempre dependiendo de las ONGs o de otras personas pero siendo como soy no es una opción factible.

Así que, siguiente paso: Adentrarme en el mundo económico alemán. Interesante, me encanta la economía y me siento orgullosa de entenderla (aunque cada día se entiende menos) y empezar a leer revistas o webs de esta temática por mucho que cueste…