Esta vez la estafada fui yo (o casi).

20857876,16468454,highRes,ixcudg4h.bmp

Hallo Leute,

hoy quiero contaros una de las peores experiencias que he tenido desde que estoy en Alemania. Hasta ahora me había librado de ser estafada y ahora he estado a punto pero me he dado cuenta y al final no ha sucedido pero duele que jueguen contigo, que te saquen algo de dinero (seguramente será así) y para mi lo peor es que jueguen con las necesidades de las personas.

Hay una profesión que se está poniendo de moda en Alemania, el Karrriereberater. Es algo así como un coach que te ayuda con tu CV, preparar las entrevistas y según el nivel de los algunos hay „algo más“ como contactos.

Hace un tiempo que me he puesto en contacto con varios pero al final me decidí a trabajar con uno que parecía bastante serio. Un amigo me ayudó a ver si había „algo raro“ y no encontramos aparentemente nada, parecía de fiar y tenía ciertas características que en este país dan ciertas garantías. En fin, que parecía que todo estaba en orden. He aprendido en este tiempo a que es mejor buscar el trabajo que tú quieres, como hacen los alemanes, y no „cualquier“. Incluso ver las páginas donde los extrabajadores y trabajadores califican a las empresas. Para los inmigrantes no es tan fácil, necesitamos trabajar pero a la larga te evitas sorpresas.

Sus honorarios eran muy elevados, de acuerdo a los servicios „top“ que ofrecía. Yo, con ayuda, podía pagarlo pero muy justa. Además, se pagaba por cada cinco horas de trabajo el 50% y a la firma del contrato de trabajo el resto. En fin, con las expectativas de horas que me daba ya que no busco un trabajo demasiado concreto y me da igual donde, en teoría no debería tener demasiados problemas (eso decía él, yo nunca lo he tenido demasiado claro y por ahí empezaron mis sospechas porque algunas preguntas que le hacía no me las respondía o me las respondía con algo así como „piense más en lo que puede hacer y menos en los problemas“)

Desde el primer momento esta persona me pidió honestidad y ser clara así como él decía que la daba (claro que la daba, en el precio!). Así que fui muy clara y le dije lo que buscaba y esperaba. No puede decir que no lo dije como posteriormente le he recordado pero hay algo que me molesta mucho de los alemanes. Parece que no escuchan. Muchas veces contestan siguiendo un protocolo no a lo que tú les dices.

Solamente he estado con esta persona colaborando dos semanas porque me he dado cuenta que algo no olía bien pero os contaré que ha pasado por si a alguien le pasa que tenga en cuenta ciertos detalles.

Una cosa que me pareció extraña fue la inexistencia de contrato entre las partes. Yo le pregunté si no había porque siempre en las empresas internacionales que he trabajado querían contrato de todo. Lo dejé pasar porque realmente aquí no se como funcionan las cosas cuando él, un autónomo trabaja con una persona física. No tengo experiencia y por ese detalle preferí no pensar mal pero no me gustó.

Lo cierto es que yo estaba muy contenta porque trabajaba rápido, era serio en las citas, incluso trabajaba en fin de semana! Pero…empecé a darme cuenta que lo único que hacía era retocarme el CV y que eso que me había dicho que las ofertas las buscábamos entre los dos no era cierto porque la única que se pasaba horas buscando era yo. Él nunca me dio una oferta. A veces yo le decía la empresa X o Y y me decía „ Ah! Tengo un coontacto allí! „ pero nunca vi que hablara con el contacto.

Así que me di cuenta que solo le estaba dando vueltas al CV y la carta de presentación .Realmente eran pequeños detalles porque mi CV está bastante bien hecho y la carta hay una parte que siempre hay que variar. Con lo cual solo se dedicaba a usar un alemán „de verdad“ y no de extranjeros. Eso lo puede hacer cualquiera y por eso no se paga una millonada. Se paga por el resto de sus tareas pero no por eso. Me di cuenta que llevaba 1 semana con dos ofertas sobre mi mesa y eso, yo sola, me lo quito en una hora. Quizás no tan perfecto, pero no me puedo pasar una semana para enviar un CV…un CV que me dijo en un principio que lo enviaría él directamente a las empresas poniéndose en contacto con los departamentos de recursos humanos y no yo, como me dijo posteriormente que tendría que hacer (y no hubo problemas de comunicación, me lo dijo en inglés).

Se que a los alemanes les encanta hablar por teléfono pero este tipo de cosas mejor por escrito (que hago yo, que hace la otra persona) así que en uno de mis últimos mails diciéndole que me sentía más cómoda hablando algunas cosas vía mail se lo propuse.

Cuando vi que me mandaba eran solo plantillas y yo tenía de nuevo que hacer la carta de presentación con dos ofertas durante una semana dando vueltas ya me mosqueé en serio y decidí pedirle por escrito un detalle de los servicios que prestaba por el precio que me cobraba porque realmente lo que veía era algo que lo hace la gente por mucho menos dinero y yo ya había sido capaz de conseguir trabajo sin ayuda alguna. Además, sigo teniendo ciertas dudas sobre algunos problemas que tengo en mi CV (cosas que me hacen difícil en Alemania encontrar un trabajo porque ya se saben lo estrictos que son cuando ven algo distinto) y nunca me las respondió.

No se porqué pero me dio la impresión que no le iba a gustar y efectivamnte así fue. Después de un día sin responder, cosa que nunca había hecho, me responde diciendo que deja de trabajar conmigo porque tiene otros proyectos más importantes y me „recomienda“ otros Karriereberater en Berlin. Con tan poca vergüenza que ni los conoce sino se trata de una empresa que les envió su publicidad en un determinado momento.

Le escribo diciendo lo „decepcionada“ que estoy y que no me esperaba eso de alguien tan reputado como él. Que me había pedido una honestidad que él no me había dado porque esos proyectos ya estaban antes que yo, que no me ha contestado mis preguntas y que me siento estafada. Solo pudo responderme que „estafar“ es una palabra muy fuerte. El resto no tenía nada que ver con lo que yo le decía.

Me han pasado tantas cosas en Alemania que esta ha sido una más…pero es muy desagradable el sentir que han jugado contigo y con tu dinero. Ese día me sentí muy mal y me puse a llorar desconsoladamente porque soy así, a veces no lo puedo evitar. Estaba haciendo un curso y en la cafetería exploté. No pude evitarlo. Para mi sorpresa mi profesora vino a consolarme así como la gente que allí trabajaba. Fue tan fuerte todo…pero puedo decir que me sentí arropada por alemanes. Mañana (hoy es festivo) se lo agradeceré porque realmente lo necesitaba.

Después me he sentido mejor porque me he dado cuenta de lo que iba la historia. He sido inteligente y el tío ha pasado de mi por algo y ese algo es que le era „incómoda“. Probablemente le pillé. No hablaré alemán perfecto para entender todo lo que me decía ni para yo hablar todo lo que quisiera pero eso no tiene nada que ver con como soy yo y precisamente no soy tonta. Ahora me siento orgullosa. ¿Con quién has creído que estabas hablando? Ya lo has visto. Yo si soy una profesional. Tú tendrás muchos títulos y habrás dado clase en sitios muy buenos pero tu profesionalidad se quedó en una página web.

Un pequeño balance de mi estancia en Alemania…¡cómo he cambiado!

AtardecerMujer-1024x322

Hallo Leute,

Estos días he estado releyendo el blog. Hace 1 año y casi nueve meses que llegué y no reconozco a la persona que el 2 de septiembre de 2012 cogió un avión rumbo a Frankfurt.

Hace unas semanas le dije a alguien que quería volver a ser la misma persona que llegó. Me refería a la misma persona ilusionada y que aunque sabía que no iba a ser fácil pensaba que al final conseguiría sus objetivos. ¡Qué ingenua cuando dije eso! Es imposible. Nunca más seré la misma. Puedo tener ilusiones y luchar por mis objetivos, por supuesto…pero ser la misma, nunca.

Me he leído y no me he reconocido. No he venido a Alemania con 20 años sino casi con el doble y al leerme me daba la impresión que esa que escribía era alguien mucho más joven que la persona que soy ahora.

No se si he madurado o realmente ya me he dado cuenta de lo que significa la emigración. Creo que nada de lo que me suceda de aquí en adelante me podrá sorprender más que las cosas que hasta ahora he vivido. O si, nunca se sabe, pero creo que lo peor ya lo he vivido al menos en cuanto a lo que es la emigración en si (ir, venir, el no saber el idioma, la búsqueda de trabajo, la burocracia, las cosas básicas que se necesitan en el país, las búsquedas de piso, como funcionan aquí ciertas cosas básicas, etc.)

Me sorprende muchísimo leerme. No me reconozco en absoluto y veo a la persona que llegó aquí como alguien totalmente inocente. Preparé mucho el viaje, tanto como se podía desde fuera. Leí, me documenté. Sabía de la dureza de estar aquí pero una nunca es consciente de lo que la dureza significa hasta que la vive. Para unas personas la dureza es simplemente estar fuera de su país, para otros echar de menos un modo de vida, para otros estar lejos de sus seres queridos. Pensaba que estas cosas no las llevaría mal y realmente ha sido así al 95%

Mi forma de ser y el porqué vine a Alemania me ayudó en el primer año pero yo no soy diferente a nadie y después ha venido la etapa más dura para mi. En esta etapa no he escrito mucho porque no me ha apetecido mostrarme tanto. Mi vida se convirtió en un lío que no sabía resolver donde el período de adaptación de la emigración me daba por todos lados.

Durante estos meses ha sido difícil estar conmigo, ser mi amigo o ser mi familia. Nadie me entendía por mucho que lo intentaran porque solo quien ha vivido lo que yo estaba viviendo puede comprenderlo. Alguna „amiga“ se quedó por el camino porque decía que hacía lo imposible para entenderme y no lo conseguía y yo le dije que buscara en internet „etapas de la emigración“ si quería entenderme. Realmente ahora mismo me da pena que esto haya sucedido pero en ese momento no me dolió porque bastante tenía con todos mis problemas del día a día. Otra decepción más y en el fondo no me sorprende pero me entristece, claro que si. Pero otra gente sigue estando ahí y les agradezco su paciencia en algunos casos infinita.

Creo que una de las cosas más duras es darte cuenta que hay cosas que quieras o no quieras si quieres seguir en el país tendrás que aceptar que debes hacer ciertas cosas que nunca harías en tu país. Uno piensa que moverse dentro de la UE es casi como moverse dentro de España pero con otro idioma y no lo es. La UE te da la facilidad de buscar trabajo en otro país sin necesidad de permiso de residencia o visado pero los derechos que tienes distan de los de los nacionales del país.

A pesar de todo no puedo decir que me haya ido mal en Alemania pero este, como ya imaginaba, no es un país para venir pensando en quedarse un par de años. Creo que requiere demasiado esfuerzo para irse después de un tiempo. Dicen que hay mucha gente que siempre quiere irse y nunca se va. Ahora lo entiendo. Luchas tanto por cualquier cosa que cuando surge la duda entre irte o quedarte hay una parte de tí que dice „¿con lo que he luchado me voy a dar por vencida ahora?“ Supongo que la respuesta a la pregunta depende de las circunstancias personales de cada uno pero uno se lo curra mucho aquí para dejarlo todo.

Alemania me ha enseñado en un año y nueve meses muchísimo. Cosas que nunca llegué a aprender en España aquí no ha quedado más remedio. Lo más importante: he aprendido a callar, al menos fuera de mi casa. A callar en el trabajo, en la calle, en un curso, o sea, todo lo que sea „vida pública“. Nunca lo logré en España pero creo que aquí no hay otra opción. También se me ha caído un mito. En Alemania también se miente, se estafa y se intentan aprovechar de aquellos que parecen más débiles como los extranjeros y esto lo hacen todos, sin diferenciar alemanes o extranjeros. Pensaba que había más honradez que en España. La diferencia es que aquí los personajes públicos, políticos y demás tienen vergüenza y si los pillan en algo dimiten pero el resto…el resto es igual. Todo se compra y se vende.

Por último voy a terminar con el tema del alemán. Eso que me ha preocupado tanto siempre. He ido a diversas academias, he tenido profesores particulares, he hecho cursos de alemán enfocados al trabajo y al final he llegado a la conclusión que lo mejor que he hecho fue al principio, relacionarme con españoles lo estricatamente necesario y hacer las gestiones sencillas por mi misma (Anmeldung, Krankenkasse, Finanzamt). Las clases de alemán es importante recibirlas en alemán aunque al principio no te enteres de nada. Durante un tiempo tuve clases de alemán en español y parecía que era mejor pero luego me he dado cuenta que de poco me ha servido. Para resolver dudas son perfectas pero no para aprender el idioma. Cuando más he aprendido es cuando he hecho un curso especializado donde al principio no entendía nada porque los profesores hablaban a su manera. Era muy frustrante pero a los dos meses vi mis progresos y eso ya no se olvida. Es el verdadero aprendizaje.

Ir al gimnasio en Alemania

fitness01-BM-Wirtschaft-Dortmund

Hallo Leute,

hace menos de un mes que empecé a ir al „Fitness Studio“ (como llaman aquí al gimnasio) y ya he hecho a alguna „Trainer“ perder los nervios (cosas del idioma y de la poca paciencia de ellas).

Para empezar decir que voy a un gimnasio femenino. En España nunca lo había hecho porque hay pocos y a un precio bastante alto pero aquí me animé porque además de que hay muchos más y no se nota tanto en el precio pasa otra cosa: el gimnasio está muy cerca de mi casa. Vivo en un barrio donde hay muchos musulmanes de los que cada vez que ven una mujer no paran de mirarla incluso teniendo a la suya al lado. Entonces pensé…“si esto es con ropa, ¿cómo será con poca ropa?“ Así que me decidí a inscribirme en el femenino.

Yo con mis mallas favoritas

Yo con mis mallas favoritas

El gimnasio tiene una atmósfera que te invita a quedarte allí mucho tiempo. Muy de „chicas“. Huele muy bien, los vestuarios son fantásticos, no está lleno como normalmente sucedía en España y te tratan bien…pero…yo no se que les pasa a estas chicas que no las entiendo. Ahora cuando empiezo a entender a todo el mundo a ellas no las entiendo. Son chicas jóvenes, no se si será por eso pero a las recepcionistas y a las entrenadoras no las entiendo. En fin, cosas del alemán, a veces entiendes y otras no. A una gente la entiendes y a otra no.

Todos los días me intentan vender algo, a lo que yo digo que no. Al menos eso entiendo pero lo mejor ha sido cuando tenía la cita para que me mostraran el circuito que debo hacer conforme a lo que quiero y no nos entendimos porque la que me tocó ese día no hablaba inglés (siempre es la segunda opción) y encima empezó a perder la paciencia (cosa normal en ellos cuando ven que la gente no entiende). A veces me da la impresión que los alemanes no escuchan porque cuando tienen una respuesta puedes preguntarle lo que sea que te responden igual y a veces por eso la comunicación es complicada porque parece que tienen una lista de opciones en la cabeza y ya está. Si lo que tú les preguntas no está en lo esperado te contestan cualquier cosa.

En Alemania en general me da la impresión que a todos sitios hay que ir „aprendido“. Allí nadie pregunta nada, como en los trabajos. Yo le pregunté a una entrenadora que como se las calorías que como (porque me dijeron cuantas debía comer) y su excelente respuesta fue „bájate una App“. ¡Toda una profesional! A estas alturas del partido ya ni me enfado, bastantes cosas me pasan cada día como para enfadarme por una cosa como esa porque cada día confirma más el hecho de que vivo en el país de „hágaselo usted mismo“.

Una de las razones por la que los gimnasios femeninos tienen tanto éxito aquí es porque muchas musulmanas van porque (no se si por ellas mismas o por sus parejas) no quieren ir a gimnasios mixtos. Al final igual que yo, pero ellas no se si por respeto a sus parejas, porque se lo prohiben o porqué exactamente y yo porque estoy cansada de que que miren con cara de “te voy a comerrrrr” cada vez que paso delante de ellos cuando están sentados. A veces me da la impresión que vivo en Turquía más que en Alemania. Es más, si dejaran a alguien en algunas calles de Berlin quitándoles los símbolos alemanes más de uno pensaría que no está en Alemania.

Los gimnasios también ofrecen (bueno más bien te obligan) a contratar el prevention Kurs. Ese es otro negocio que tienen hecho con las Krankenkasse. Aún no lo he hecho pero del importe que pagas por él, cuando lo hagas la KK te devuelve la mayor parte. Se supone que es un curso para enseñarte las posturas que son buenas, malas, etc.

Me sorprende también ver como muchas mujeres en el gimnasio siguen tapándose la cabeza. Otras no…y es increíble ver la transformación de la persona que llega al gimnasio a la persona que está en el gimnasio. Nadie diría que esa persona cuando sale solamente se dejará ver la cara mientras que cuando está dentro podemos ver que tiene brazos, piernas, pelo, etc.

Una cosa que me gusta bastante es que aquí la gente es „normal“. Hay mucha gente que tiene muchos kilos de más, o que se nota que necesita hacer ejercicio, etcétera. En España cuando he ido a un gimnasio era deprimente ver aquellos cuerpos que se pasaban el día allí y llegabas tú y no podías ni con tu alma en ninguna clase y las otras subían y bajaban el step como si hubieran nacido con él pegado. Aquí no, aquí la gente es normal, va al gimnasio una hora o dos y ya está.

La verdad es que está siendo toda una experiencia esto del „Fitness Studio“. En mi vida había tenido unas clases tan cañeras en el sentido de que casi no se para entre un ejercicio y otro pero bueno las estoy aguantando así que tan mal no deben estar haciéndolo.

Me sorprende mucho el silencio que reina siempre cuando en España hay un murmullo constante. En las clases hay música pero no es muy alta y las salas están insonorizadas…eso si lo que más me sorprendió fue que al final se aplaudie, como en España. No me lo podía creer.

Hace poco leí que para integrarte en un país es bueno hacer cosas que la gente del país hace, hacerlas con ellos aunque cada uno vaya a lo suyo, como en este caso, porque ayuda a sentirte uno más y no diferente. Creo que es cierto. En esos momentos, excepto cuando me tengo que comunicar con las que no entiendo, el resto del tiempo me siento parte de una comunidad. Ahí dentro soy una más, no soy ni más ni menos que nadie. Soy una cliente más y me siento más integrada en el país porque veo que mi vida al menos en esos momentos no se diferencia de las cosas que para alguien de aquí es “normal”. Eso ayuda, y mucho.

Algunas curiosidades prácticas del alemán

friedrichstraße-berlin_BERLIN-STORY-VERLAG_2

Hallo Leute!

Hoy voy a hablaros de algunas curiosidades del alemán en la práctica. No se si se enseñan en los cursos de integración porque yo no los he hecho pero si no, deberían enseñarse porque son cosas útiles unas veces y otras porque a veces nos preguntamos porqué una cosa se escribe de una manera y otra de otra.

Por ejemplo, las calles. ¿No os habéis preguntado nunca por qué Friedrichstr. es una sola palabra y Aachener Str. son dos? ¿ O por qué Goethepark es una sola palabra y Treptower Park no? Bueno, yo me lo llevo preguntando desde que llegué y pensaba que tenía algo que ver con la letra con la que empezaba la siguiente palabra pero no. Se ve que eso no era una razón suficientemente lógica para los alemanes y las reglas generales son las siguientes:

• Cuando las Straße, Allee, Grasse, Park, Platz, Pfad, Damm, Chausee, Ufer, Weg y Promenade tienen nombre de lugar o el nombre de lugar terminado en -er se escriben separado. P. ej. Postdamer Str., Goslarer Ufer, Schönhauser Allee
• Cuando las Straße, Allee, Grasse, Park, Platz, Pfad, Damm, Chausee, Ufer, Weg y Promenade son apellidos se escribe junto. P.ej. Goethepark, Akazienallee
• Cuando las Straße, Allee, Grasse, Park, Platz, Pfad, Damm, Chausee, Ufer, Weg y Promenade son nombres propios se escriben con guiones . P.ej. Karl-Marx-Allee, Augusta-Viktoria-Straße
• El resto de los casos se escribirán juntos: Florapromenade, Johannaplatz, Salzufer, Bundesallee, Uhlandstr. …

Otra curiosidad es oir a un alemán deletrear un nombre. Cuando llamamos a alguna centralita y nos preguntan nuestro nombre para que no haya errores decirmos en español, por ejemplo en mi caso, P de Palencia, A de Alemania, T de Teruel, R de Rusia, I de Italia C de casa, I de Italia, A de Alemania. Igual que dije A de Alemania podría haber dicho A de Antonio, o I de Iglesia.

En alemán rara es la persona que se salta la regla. ¿Y cual es la regla? Que cada letra tiene un nombre adjudicado. Para mí eso es increíble, pero es así. Por supuesto se puede decir otros (yo lo he hecho porque acabo de enterarme que los alemanes lo hacen como voy a escribirlo ahora) pero los alemanes lo hacen así:

A wie Anton Ä wie Ärger B wie Berta C wie Cäsar
Ch wie Charlotte D wie Dora E wie Emil F wir Friedrich
G wie Gustav H wie Heinrich I wie Ida J wie Julius
K wie Konrad/Kaufmann L wie Ludwig M wie Martha
N wie Nordpol O wie Otto Ö wie Ökonom/Österrich
P wie Paula Q wie Quelle R wie Richard S wie Sigfried
Sch wie Schule T wie Theodor U wie Ulrich
Ü wie Übermut/Übel V wie Viktor W wie Wilheim
X wie Xanthippe/Xaver Y wie Ypsilon
Z wie Zeppelin/ Zürich

P.D. Si alguien sabe donde puedo encontrar reglas de gramática y puntuación que me lo diga. Gracias!