Mis primeros dos años en Alemania: ¿qué he aprendido? Reflexiones desde la distancia

1414916588794545

Hallo Leute,

desde la distancia se ven las cosas con más objetividad que cuando estás en “el mogollón” por decirlo de alguna manera. En esos momentos hay de todo…euforia, desesperación, alegría, tristeza, etcétera pero a veces intentas hacer balance y con todo lo que te pasa cada día no eres capaz de ser absolutamente objetivo. Con la distancia, es mucho más fácil darte cuenta de cosas porque incluso hay actitudes, pensamientos o reflexiones que las haces cuando en tu país de origen te pasan determinadas cosas y ahora ves que no tienes la misma opinión o actúas de manera distinta.

La cosa más importante que aprendí en Alemania es que desde España pensamos que los alemanes te van a decir todo en tu cara porque tienen fama de ser directos, pero no, no son directos en ese sentido. Cuando tienen que decirte algo te lo dicen sin rodeos, eso si es así pero es muy difícil saber lo que realmente piensan. Son políticamente muy correctos (en general, claro está) y quizás delante de tí se comporten perfectamente, “como hay que comportarse en sociedad” pero luego lo que realmente piensan es otra cosa muy distinta. Esas cosas no las sabrás a no ser que entres en su círculo de amistades, cosa que requiere su tiempo

Otra cosa importante es que Alemania es un país muy sui generis. Es Europa, es la Unión Europea y ahora mismo podemos decir que la lidera pero otros países son más homogéneos. Alemania “va por libre” por decirlo de alguna manera, y creo que esto siempre va a ser así.

Yo también he aprendido a dar gracias porque un país que no es el mío me permita estar allí sin dificultades y buscarme la vida. No somos conscientes de lo difícil que es para los extracomunitarios en comparación con nosotros. Simplemente compramos un billete de avión y vamos, como si estuviéramos en nuestro país. Quizás el hecho de que sea tan fácil hace que no seamos conscientes, en un primer momento, que no tenemos los mismos derechos que los alemanes.

En cuanto a sentirme una inmigrante en Alemania, ahora entiendo más a los inmigrantes que llegaron a España y creo que en muchos casos fuimos injustos.

También he conocido a gente de países que no sabía ni que existían o que casi no había oído hablar de ellos (por ej. uno que está de moda ahora por el tema de la Yihad, Yemen), Bután…He conocido a mucha gente del este de Europa y me he dado cuenta de lo diferente que son nuestras sociedades aunque hayan pasado 25 años desde que haya caído el muro. A la vez al conocer a gente de países tan variados te das cuenta de como Europa es solo es una pequeñísima parte del mundo, que el dinero ahora está en otras manos y muchas veces esas manos tienen unos valores que nada tienen que ver con los nuestros. Ahora que en Europa queremos volver a los valores más socialdemócratas o más de izquierda aún, los tenedores de la mayor parte del dinero no creo que tengan esas intenciones…

He empezado a entender como piensan los alemanes pero para eso hace falta saber el idioma y leer…hablar…No es lo mismo para esto vivir en una ciudad u otra. Realmente es un país interesante pero duro. Nada es fácil en Alemania, es un país donde se necesita constancia pero creo que la vida es así solo que quizás las culturas mediterráneas no estamos tan acostumbradas a esto.

He aprendido a tener más paciencia, a ser más tolerante a la frustración y a aceptar que siempre voy a ser una inmigrante. Eso sí, mientras más domine el idioma, mejor será para mí y mejor me irá en muchos ámbitos.El idioma es clave y Alemania no es un país donde la gente te ayuda a aprender. Leí en muchos sitios antes de estar en Alemania que a la gente le gustaba que te esforzaras en hablar en alemán y te ayudaba. Ciertamente, no se donde sería eso, quizás en pueblos con pocos habitantes pero en las grandes ciudades no suelen tener mucha paciencia y a veces cuando no te entienden te hablan en inglés. Esto me sucedía al principio y yo no sabía porqué. No entendía si yo hablaba en alemán porqué ellos respondían en inglés. Más tarde me di cuenta. No entendían “mi” alemán. La pronunciación era mala y ellos tampoco querían molestarse demasiado en entenderme.

En Alemania he aprendido que los alemanes son todos alemanes pero no tiene nada que ver un berlinés con un colonés (estos son mucho más alegres) por ejemplo. Cada Land es un mundo, con sus dialectos y tradiciones. Así que a mi vuelta me queda bastante que conocer aún.

La sociedad alemana creo que está cambiando debido a los hijos de los inmigrantes y a los hijos de parejas mixtas. A este respecto tengo que decir que todos los hijos de parejas mixtas que conocí eran gente bastante más abierta que la media.

También me he dado cuenta que la sociedad alemana no era tan limpia como yo pensaba. Como en todos lados, hay estafadores, ya sean alemanes o de otras nacionalidades. El ser extranjero y dependiendo de tu conocimiento del idioma te hará una presa más fácil que otros para posibles estafas.

Me sorprendió lo lentos que son en general trabajando. Eso sí, no hay fallos porque siguen los pasos uno a uno. Creo que el trabajo más rápido que existe es el de cajera de supermercado, en mi vida he visto cajeras más rápidas pero me he dado cuenta del porqué. En España muchas veces falla el scanner…allí nunca.

Respecto a la hora de las entrevistas de trabajo cualificadas, no son muy diferentes a las que se hacen en España para grandes empresas en las grandes ciudades. Quizás en algunos sitios si son un poco más duras pero al final tampoco hay “trucos”. Somos todos personas y la autoconfianza es muy importante. También el CV, que ellos lo entiendan, porque un CV español no se puede traducir directamente al alemán sin adaptarlo. El idioma es importante pero también depende de cada persona. En algunas empresas internacionales te dejan entrar con un nivel bajo o nulo de alemán aunque alto de inglés pero luego puedes verte aislado, y ahí ya depende de tí que quieras vivir así o no.

Una gran sorpresa para mí fue lo que pasa en Alemania cada cuatro años con el mundial. Da igual de donde seas. ¿Vives en Alemania? Entonces tu selección es la alemana. Nunca pensé verme con una gorra alemana, pero terminé contagiándome. Está en todo, en la calle, en los trabajos (la gente va con la camiseta o con la cara pintada a trabajar!), en los bancos…El país entero se para y tú eres uno más. Realmente es algo así como sentir que todos somos uno. Es difícil describirlo pero es un sentimiento que recorre el país y muy difícil permanecer ajeno a él.

Quizás lo que más me ha decepcionado de Alemania es que en primera instancia se están violando leyes para hacer que la gente se canse y se vaya y para poder valer tus derechos tienes que ir a judicatura…de eso nadie habla.

Lo que más me gusta de Alemania…la sensación de que superada la barrera del idioma puedes tener oportunidades que en España no puedes tener sobre todo a partir de cierta edad y la tranquilidad con la que se vive. Ahora España me parece un escándalo y un caos. En un principio la burocracia me parecía una locura pero ahora me manejo y encuentro que el caos está en España donde parece que te mandan de un sitio para otro porque nadie sabe.

Bueno, esto es solo mi punto de vista. Seguro que se me han quedado cosas atrás pero en general esto es lo más importante que me he traído de Alemania.

https://www.facebook.com/espanolaenfrankfurt?ref=hl

Me voy de Alemania…¿qué documentos debo rellenar?

101_die-eurokratie_-_buerokratie

Hallo Leute,

como siempre en Alemania, cuando uno decide volver, ya sea temporal o definitivamente deberá enfrentarse a la burocracia. Llegó la hora de los Kündigung, o sea, los avisos de que queremos dar de baja la línea telefónica, el móvil, etc. y con ello los los líos.

Para esto el primer documento que necesitamos es el ABMELDUNG, o sea, comunicar al ayuntamiento que nos vamos de Alemania. En principio el Abmeldung debe hacerse 15 días antes de cuando tengas tu fecha de salida del país pero según con quien te encuentres en el ayuntamiento te será fácil o no. A mi por ejemplo no me dejaron hacerlo hasta una semana antes.

Respecto a avisar a tu casero, si has alquilado un piso que está a tu nombre normalmente hay que dar un preaviso de tres meses. Sí, una exageración pero así es Alemania. Después a intentar dejarlo PERFECTO porque buscarán cualquier detalle para quedarse con algo de la fianza. Respecto a esto, tienen 6 meses para devolverla. En  cuanto a los nebenkosten, depende del mes que sea y que ellos tengan la factura o no, (si el alquiler era warm)  puede tocarte pagar, te devolverán o estará equilibrado según tu gasto.A este respecto no olvidéis pedir a vuestro casero el “Mietschuldenfreiheitbescheinigung” que es el documento donde dice que has sido buen pagador y estás libre de cargas, muy importante por si quieres volver a alquilar un piso en Alemania.

En cuanto a los contratos de teléfono/internet, móvil, todos los seguros que hayas contratados como por ejemplo la krankenkasse, gimnasio y todos los servicios que necesites dar de baja necesitarás el Abmeldung, al igual que para el suministro eléctrico que suele contratarse aparte y el GEZ. Para solicitar la baja el procedimiento habitual es enviar el Kündigung a la empresa con una copia del abmeldung por correo certificado para poder controlar que llega al destinatario.

En general no hay problema con la Krankenkasse, gimnasio, GEZ, internet pero…ohhh! si has contratado una línea de móvil con permanencia sobre todo con cierta compañía de color rojo…que nein! ¿La razón? “Usted puede usar su móvil en España porque existe el roaming”.

Si quereis exportar alguna prestación por desempleo necesitáis el documento U1 del Agentur für Arbeit pero esto también se puede solicitar desde España.

En cuanto a los bancos, no cancelé cuentas porque pensaba que probablemente volvería pero pregunté el procedimiento y con ING DiBa se cancelaba por carta. Con Targo me dijeron que lo podía hacer en la oficina pero no se que hubiera pasado si yo no estaba ya en Alemania, tendría que haber preguntado.

Realmente irse es un lío con tanto papeleo, necesidad de dejar todo hecho y a veces no puedes terminado todo antes de irte. Si teneis a alguien de confianza que os eche una mano os ayudará mucho porque incluso recibiréis cartas como por ejemplo las confirmación de los Kündigung en vuestra casa, casa que ya no será la vuestra y se rechazará o nadie las recogerá. Para esto hay un servicio que ofrece el Deutsche Post que envía tus cartas a la dirección que quieras, de otra persona, en Alemania (en la web de Deutsche Post: Nachsendeauftrag)

Bueno quizás se me olvida algo pero volver fue más estresante que irme…Lo mejor es dejarlo todo en orden sobre todo cuando piensas volver pero aunque así no sea, nunca se sabe…¡Ah! ¡Y no os olvidéis llevaros toda la documentación acumulada!

Espero que la información haya sido útil.

P.D. A mi me ha llegado la factura de los Nebenkosten casi un año más tarde de dejar el piso

Vuelves a España y …¿quién eres?

IMG_0239

Hallo Leute,

llevo tres meses en España y me quedan alrededor de seis para volver. Estos dos meses han sido muy intensos, de hecho diría que es ahora cuando mi ritmo empieza a ser “normal” y puedo estar más tranquila.

Salí de Alemania sin querer irme pero sabiendo que necesitaba un tiempo para reflexionar si quería realmente vivir allí, con las carencias que tenía o era mejor estar en España. En el fondo tenía la respuesta pero era necesario tomar distancia para por un lado curarme de mi enfermedad y por otro estar segura y ser consciente de que la decisión que tomaría estaría sustentada en razones racionales y no solo emocionales.

Yo siempre quise quedarme en Alemania pero hay momentos en los que por lo que sea uno tiene que parar y valorar si merece la pena los malos momentos que pasa, cuando en España no los pasaría y si las cosas que te puedes perder que van pasando en España se compensa con la vida que tienes en Alemania.

Pasé por momentos delicados pero no sabía que la vuelta fuera complicada. Yo esperaba sentirme bien, arropada, disfrutar del buen tiempo de Canarias…etc. Pues no, no fue así.

Sí, al menos tuve buen tiempo un par de semanas, porque este año el tiempo no está siendo demasiado bueno en Canarias pero parecía que yo no tenía nada que hacer aquí. Estaba perdida. Además, como pensaba volver a Alemania, estaba preocupada por no perder el idioma, así que lo primero que hice fue buscar una profesora nativa de alemán y un tándem para seguir practicando. Después, seguí buscando formación en mi profesión porque este tiempo tendría que justificarlo de alguna manera (en Alemania no les gusta los “huecos” en el CV).

Cuando tuve esto solucionado vino lo peor. El darme cuenta que aquí ya no tenía nada y ni sabia buscar trabajo que me movía mejor en Alemania que aquí, que iba a hacer trámites y todo había cambiado tanto que parecía extranjera y que hasta pensaba en alemán. No ayudó el hecho de la casi ausencia de amigos en mi isla (he estado muchos años fuera y también los de aquí viven en otros sitios) o que la situación personal de gente de mi absoluta confianza haya cambiado en el tiempo que yo he estado fuera.

Llegó un momento en que me di cuenta que me sentí peor que en Alemania. Alemania no era mi país, no había crecido allí, era normal que no tuviera mucha gente con la que contar…pero es desagradable volver a tu país y no tener esos apoyos porque al final la vida sigue y todos hacen su vida sin ti. La gente te trata de manera “normal” pero tú necesitas más, porque estás carente de atenciones, al menos yo lo estaba…y eso fue duro.

Me he sentido que aquí no tenía nada que hacer (y de hecho aún lo siento, pero en parte porque no pienso quedarme), por un lado porque cuando miro las ofertas de empleo no hay nada y por otro mi vida social es reducida…y echo de menos la mayor parte de mi vida en Alemania. Quizás lo único que no echo de menos es el aislamiento que a veces se siente pero mi mundo está más allá que aquí.

Tuve una sensación que nunca en mi vida había tenido. Al estar en mi casa sentía como si algo dentro de mi se iba llenando poco a poco. Hasta que un día se llenó.

Este tiempo en España me ha hecho ver lo que hice bien y lo que hice mal en Alemania…pero claro, es muy difícil hacerlo todo bien. Me equivoqué al no relacionarme demasiado desde el principio porque las relaciones son importantes y esa va a ser tu nueva familia. Yo lo justifico porque quería hacerlo todo sola y aprender el idioma. De hecho, el objetivo se consiguió, hice prácticamente todo sola y tuve que hablar alemán. Pero esto a la vez me aisló y solo cuando conseguí trabajo me abrí a conocer gente.

Ahora haría las cosas de una manera un poco diferente pero por otro lado creo que hice todo de la mejor manera que supe y pude. Alguien me ayudó mucho en ciertos momentos complicados y fue una suerte, gracias a él aprendí mucho de como funciona el país, cosa que no es fácil y es necesario para poder decidir si quiero estar en Alemania o en España.

Con todo creo que cada uno lo hace lo mejor que quiere y puede pero creo que la clave para vivir medianamente bien en Alemania es el idioma. Poder comunicarte con todos, acceder a todo, hacer amigos alemanes, o de donde sea…eso es muy importante. Mientras más vivas en alemán, más integrado estarás si lo que quieres es hacer tu vida en Alemania.

Estoy renovando mis fuerzas porque desde aquí veo todo con distancia. España no es lo que era, y no hablo de economía…es en todo, y encima parece que no hay oportunidades para vivir de una manera digna. Alemania es dura, pero lo más duro ya lo he vivido. Quizás este momento tenía que llegar.

Uno cuando emigra no es consciente de que lo que deja. Con el tiempo la gente se acostumbra a vivir sin tí…al igual que tú sin ellos pero claro, tú identificas España con esta gente y cuando vuelves crees que todo el mundo te va a llamar o te van a preguntar como estás. Pero no…la gente se acostumbró a estar sin ti y tú simplemente eres alguien más que quizás antes fuiste importante pero las cosas han cambiado. Quizás para alguien si sigas siendo muy importante, pero eso, una persona, o si eres muy afortunado, dos. Pero nadie estaba esperando que regresaras aunque te lo dijeran por skype, whatsapp o como fuera. Y ahora se que en mi vuelta será igual, no hay que hacerse ilusiones, no pensar que nadie me estará esperando porque la vida no se es imprescindible para por nadie.

De vuelta…¡otra vez!

Auf dem Weg

Hallo Leute!

Ha pasado medio año desde la última vez que escribí. De hecho ahora estoy en España. Enfermé en Alemania y necesitaba ciertos cuidados que allí no podía tener viviendo sola así que desde hace un par de meses estoy aquí. Si todo sale bien en verano volveré.

Este tiempo en España me está sirviendo para pensar donde quiero estar realmente, si aquí o en Alemania. Cuando me fui en 2012 fui bastante informada pero nunca sabes lo que es hasta que lo vives. El balance en general ha sido positivo pero ha sido muy duro emigrar sola sin conocer el idioma y sobre todo sin ser consciente ni querer aceptar que el alemán, al menos cuando una ya no es una niña no se aprende en un año. Ahora me pregunto como fui capaz de hacerlo, como pude arreglar todo mi papeleo sola, etc.

Mi enfermedad es consecuencia de la emigración, de algunas cosas que no sabía y de otras que no las llevas igual en tu país que fuera sobre todo porque en tu país tienes apoyos y fuera aunque puedas conocer gente normalmente a no ser que tengas una pareja consolidada, no recibes el apoyo que si puedes tener en el tuyo.

Ahora si que soy consciente, de verdad, de lo que implica emigrar (y asumo que yo he sido en cierto modo afortunada). Uno puede intentar prepararlo al máximo antes de ir, y esto ayuda, pero hay cabos que siempre quedan sueltos o decisiones que te pueden ayudar por un lado pero perjudicar por otro. No se puede conseguir tener todo lo que tenías en tu país de origen en dos años…y si así fuera, probablemente algo “explote” por decirlo de alguna manera. Es demasiada presión.

En este tiempo he reflexionado mucho. Se lo que Alemania me ofrece y lo que no. No es el mejor país del mundo ni de lejos, sobre todo porque es muy diferente a cualquier otro país en Europa. Alemania es Alemania y punto. No valen las referencias de otros países, las cosas son como son allí, las acatas o las acatas. No hay otra. También es cierto que no toda Alemania es igual pero una cosa que yo eché en falta fue la falta de empatía en algunos momentos. A veces son cosa sin demasiada importancia pero cuando tienes problemas y no estás en un ambiente donde la mayoría de la gente te entiende (culturalmente hablando) llega un punto en que te saturas y ya no sabes como actuar. Parecía que todo lo que hacía estaba mal.

Fue difícil decidir volver pero para mi la salud es lo más importante y no me servía estar allí estando mal. Para bien o para mal soy libre para irme y para quedarme.

La vuelta a España ha sido…horrible. Llegué a pensar que hacía yo en este país. Me llevé muchos chascos con la gente y ya venía yo muy afectada para encima encontrarme con ese panorama. Pero bueno, he sobrevivido y he aprendido. Sigo adelante, que es lo más importante.

Encuentro el país como algo muy lejano a mi. Echo de menos Alemania. España está alterada pero a la vez la gente pasa. También veo que las cafeterías están llenas y parece que este año al menos consumen…y yo me pregunto cómo, porque no veo ofertas de empleo y se que las personas que han encontrado trabajo son como “minijobs” en Alemania solo que aquí no los llaman así. Cada día entiendo menos el país pero supongo que hay dos países…los que siguen como siempre y los que la crisis les ha golpeado duramente.

Ya os iré contando más cosas. Este tiempo ha dado para darme cuenta de muchas cosas… además, ahora quizás vosotros me podáis ayudar.

Un abrazo

Patricia