Vuelves a España y …¿quién eres?

IMG_0239

Hallo Leute,

llevo tres meses en España y me quedan alrededor de seis para volver. Estos dos meses han sido muy intensos, de hecho diría que es ahora cuando mi ritmo empieza a ser “normal” y puedo estar más tranquila.

Salí de Alemania sin querer irme pero sabiendo que necesitaba un tiempo para reflexionar si quería realmente vivir allí, con las carencias que tenía o era mejor estar en España. En el fondo tenía la respuesta pero era necesario tomar distancia para por un lado curarme de mi enfermedad y por otro estar segura y ser consciente de que la decisión que tomaría estaría sustentada en razones racionales y no solo emocionales.

Yo siempre quise quedarme en Alemania pero hay momentos en los que por lo que sea uno tiene que parar y valorar si merece la pena los malos momentos que pasa, cuando en España no los pasaría y si las cosas que te puedes perder que van pasando en España se compensa con la vida que tienes en Alemania.

Pasé por momentos delicados pero no sabía que la vuelta fuera complicada. Yo esperaba sentirme bien, arropada, disfrutar del buen tiempo de Canarias…etc. Pues no, no fue así.

Sí, al menos tuve buen tiempo un par de semanas, porque este año el tiempo no está siendo demasiado bueno en Canarias pero parecía que yo no tenía nada que hacer aquí. Estaba perdida. Además, como pensaba volver a Alemania, estaba preocupada por no perder el idioma, así que lo primero que hice fue buscar una profesora nativa de alemán y un tándem para seguir practicando. Después, seguí buscando formación en mi profesión porque este tiempo tendría que justificarlo de alguna manera (en Alemania no les gusta los “huecos” en el CV).

Cuando tuve esto solucionado vino lo peor. El darme cuenta que aquí ya no tenía nada y ni sabia buscar trabajo que me movía mejor en Alemania que aquí, que iba a hacer trámites y todo había cambiado tanto que parecía extranjera y que hasta pensaba en alemán. No ayudó el hecho de la casi ausencia de amigos en mi isla (he estado muchos años fuera y también los de aquí viven en otros sitios) o que la situación personal de gente de mi absoluta confianza haya cambiado en el tiempo que yo he estado fuera.

Llegó un momento en que me di cuenta que me sentí peor que en Alemania. Alemania no era mi país, no había crecido allí, era normal que no tuviera mucha gente con la que contar…pero es desagradable volver a tu país y no tener esos apoyos porque al final la vida sigue y todos hacen su vida sin ti. La gente te trata de manera “normal” pero tú necesitas más, porque estás carente de atenciones, al menos yo lo estaba…y eso fue duro.

Me he sentido que aquí no tenía nada que hacer (y de hecho aún lo siento, pero en parte porque no pienso quedarme), por un lado porque cuando miro las ofertas de empleo no hay nada y por otro mi vida social es reducida…y echo de menos la mayor parte de mi vida en Alemania. Quizás lo único que no echo de menos es el aislamiento que a veces se siente pero mi mundo está más allá que aquí.

Tuve una sensación que nunca en mi vida había tenido. Al estar en mi casa sentía como si algo dentro de mi se iba llenando poco a poco. Hasta que un día se llenó.

Este tiempo en España me ha hecho ver lo que hice bien y lo que hice mal en Alemania…pero claro, es muy difícil hacerlo todo bien. Me equivoqué al no relacionarme demasiado desde el principio porque las relaciones son importantes y esa va a ser tu nueva familia. Yo lo justifico porque quería hacerlo todo sola y aprender el idioma. De hecho, el objetivo se consiguió, hice prácticamente todo sola y tuve que hablar alemán. Pero esto a la vez me aisló y solo cuando conseguí trabajo me abrí a conocer gente.

Ahora haría las cosas de una manera un poco diferente pero por otro lado creo que hice todo de la mejor manera que supe y pude. Alguien me ayudó mucho en ciertos momentos complicados y fue una suerte, gracias a él aprendí mucho de como funciona el país, cosa que no es fácil y es necesario para poder decidir si quiero estar en Alemania o en España.

Con todo creo que cada uno lo hace lo mejor que quiere y puede pero creo que la clave para vivir medianamente bien en Alemania es el idioma. Poder comunicarte con todos, acceder a todo, hacer amigos alemanes, o de donde sea…eso es muy importante. Mientras más vivas en alemán, más integrado estarás si lo que quieres es hacer tu vida en Alemania.

Estoy renovando mis fuerzas porque desde aquí veo todo con distancia. España no es lo que era, y no hablo de economía…es en todo, y encima parece que no hay oportunidades para vivir de una manera digna. Alemania es dura, pero lo más duro ya lo he vivido. Quizás este momento tenía que llegar.

Uno cuando emigra no es consciente de que lo que deja. Con el tiempo la gente se acostumbra a vivir sin tí…al igual que tú sin ellos pero claro, tú identificas España con esta gente y cuando vuelves crees que todo el mundo te va a llamar o te van a preguntar como estás. Pero no…la gente se acostumbró a estar sin ti y tú simplemente eres alguien más que quizás antes fuiste importante pero las cosas han cambiado. Quizás para alguien si sigas siendo muy importante, pero eso, una persona, o si eres muy afortunado, dos. Pero nadie estaba esperando que regresaras aunque te lo dijeran por skype, whatsapp o como fuera. Y ahora se que en mi vuelta será igual, no hay que hacerse ilusiones, no pensar que nadie me estará esperando porque la vida no se es imprescindible para por nadie.

Anuncios

4 comentarios en “Vuelves a España y …¿quién eres?

  1. Muy triste tu texto, pero en cierto modo, me siento identificada. La gente nos quiere pero ya se ha acostumbrado a vivir sin nosotros. Acostumbrado a no abrazarte. En fin, que ellos lo pasaron tal mal con nuestra ausencia que necesitan continuar y protegerse el corazon. Porque aqui el punto es que la gente como nosotros ya sufre el llamado desarraigo y además no nos sentimos bien en ninguna de las dos culturas. La clave esta en mantener los contactos aqui y alli. Conversaciones profundas y sinceras y ser adultos, pensar realmente que quieres hacer, encaminar tu vida laboral con seguridad porque eso tambien se transmite. Organizarse. Quererse. Un abrazo

  2. Tu tb seguiste tu vida en Alemania. Eso quiere decir que no tienes familia en Canarias? Ellos serían los q mas te arroparían. Y los amigos sí, te saludan, se toman un café pero tb han seguido sus vidas. No puedes hacer depender tus estados de ánimo por sus reacciones. Ya es duro tener una enfermedad, o una vuelta a casa, para pedirles más de lo q están dispuestos a darte. Ellos tb han tenido sus sonrisas y sus lágrimas y tampoco estabas. No seas tan dura con ellos ni contigo misma, mil besos

  3. Me ha encantado la sinceridad de tu artículo, soy Luis Alfonso soy colombiano nacionalizado en España, llevo 15 años viviendo aquí, primero en Bilbao y luego en Valencia. Amo a España, he hecho un gran esfuerzo para integrarme en está sociedad, he criado a mi hija con mi esposa. Ahora es una chica con su novio valenciano perfectamente integrada y se siente muy española. Me da gusto cuando lo dice porque es el resultado de haber hecho la cosas bien. He llegado un momento de cuestionarme si seguir viviendo en España o no, la situación económica primero que nada, pero también la sociedad ha cambiado, la situación política influye mucho, he tenido una pequeña empresa de asesoría informática por mucho tiempo, ser autónomo aquí es difícil y casi no vale la pena, la situación fiscal es agobiante y luego la gente quiere mucho en negro. El país lleva muchos años en crisis pero he considerado que cada uno debe hacer su esfuerzo para que la crisis lo toque lo menos posible, he sido un emprendedor siempre, he creado hasta una asociación de emprendedores en Valencia, y luchado muchísimo. Esperar a que España espabile y cambie la situación pues no es viable, la vida se va y el tiempo no perdona. Llevo plantéandome irme con mi familia, dejar amigos que son mi familia, dejar el buen clima y la excelente comida que hay en España, es para pensárselo. Volver a dar un paso atrás no es viable, la gente se acostumbra a vivir sin ti, en eso tienes mucha razón y cuando vuelves a tu país los primeros 2 meses son hasta mágicos pero luego te das de frente con la realidad. Amo a España y desafortunadamente tendré que irme… La vida son decisiones y así es como forjamos nuestro destino. Te deseo lo mejor, buena suerte. Luis Alfonso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s