Algo de estabilidad en mi vida en Alemania

Hallo Leute

ya casi no tengo tiempo para el blog aunque por otro lado se me hace cada dia encontrar algo interesante que contar.

Mi vida en la actualidad se reduce a trabajar y a salir de vez en cuando y es ahora cuando noto que llegó la estabilidad porque empiezan a preocuparme temas personales y no como sobrevivir aqui.

Mi trabajo no es el trabajo de mis sueños, aunque afortunadamente trabajo de lo mio. Trabajo con gente de muchos países y al final veo que todos nos comportamos si no igual, parecido, a los alemanes. A veces me sorprende como sin darme cuenta te mimetizas con el ambiente y solo en tu vida personal eres “tú” aunque realmente este “tú” ha cambiado mucho desde que llegó aquí.

Hay momentos en los que me pregunto si esto ha merecido la pena. No lo se, pero ahora mismo no me planteo vivir de otra manera. A veces uno tiene ganas de regresar aunque al menos en mi caso, lo que realmente echo de menos de España son algunas personas y el trato. El resto…no. Objetivamente, con datos, como les gusta a los alemanes, no estoy mal aquí (sí, podría ganar más y conocer a más gente pero las cosas son como son). He pasado épocas muy malas pero ahora, no se porqué, he entrado en una fase en la que me siento más estable. Realmente algo que ayuda es manejarte mejor en alemán. Ya no es como antes, que me daba miedo hacer ciertas cosas por no poder entender mucho. No, no tengo aún un super nivel de alemán, pero teniendo en cuenta que en mi trabajo hablo tres idiomas y no me queda tiempo para ir a clases estoy satisfecha.

Algo que me ha sorprendido es ver como en navidad y año nuevo los compañeros de trabajo te saludan uno por uno y te desean feliz navidad o feliz año. Esa es una muestra de como es este país. La gente se preocupa poco por los demás, pero luego, cumplen estrictamente normas sociales y el felicitar la navidad y el año nuevo, es un “must” aquí.

Personalmente, no soy amiga de normas sociales muy rígidas pero este año he tenido que sacarme la sonrisa (para mi muy falsa) y desear a todos feliz año. No, no es que no les quisiera felicitar pero no me gusta tener que abrazar y felicitar a gente que durante el resto del año ni te habla…en fin.

Relacionado con esto está el tema de las fiestas de empresa de navidad. Me da la impresión que aquí es más importante acudir que en España. Yo, debido a las empresas donde estuve en España o por otras circuntancias acudí a pocas fiestas de empresa en mi vida laboral. De hecho, siempre recuerdo a mi padre que si podía no iba, o mismamente, compañeras de mi empresa actual pero que trabajan en España, no iban a la fiesta y no pasaba nada.

Aquí me ha dado la impresión que es un gran acontecimiento. En mi vida había visto tanto traje de fiesta junto y a precios asequibles.

Este año tuve una fiesta a la que había que asistir, según la invitación, “de gala”. Preparé los detalles desde un mes antes y lo curioso es que conforme se iba acercando la fecha más me daba cuenta que no era la única que estaba dentro de la espiral de “qué me pongo” para la fiesta. Parecía que medio Berlin hacía lo mismo que yo…

Cada día que paso en Alemania me doy más cuenta de lo equivocada que estaba respecto al país. Es, realmente, un país donde gustan de seguir sus tradiciones y poco arriesgados. Creo que si lo hubiera sabido antes no hubiera venido pero eso, si no vives, no lo sabes.

Con todo, esto de las tradiciones y conservadurismo, quizás no esté tan mal. No se porqué pero así como en España siento que el país no sabe a donde va, aqui la impresión que tengo es que todo tiene unos cimientos sólidos

La estabilidad que digo que últimamente siento, creo que también tiene que ver porque ahora mismo ya hago las cosas “normales” como por ejemplo ver la tele. Se que si la viera más aprendería más rápido pero no consigo engancharme a ella. De todos modos, ya la veo al menos un rato cada día y eso es ya un avance. Parece que no, pero te sientes más implicado en la sociedad. También el sentirme “segura” en el trabajo ayuda. No tener que pensar si te puedes mudar porque no sabes si seguirás en tu trabajo es un alivio.

Tres años en Alemania…no se me ha dado mal, y creo que lo peor ha pasado. Ahora estamos en la fase de consolidación. Por ahora, seguimos.

Anuncios