Wieder in Berlin!

11960252_509968282513530_2629534756148419521_n

Hallo Leute,

vuelvo a Berlin. La verdad es que todo ha sido muy rápido. Todo empezó alrededor de tres semanas atrás cuando envié un currículum a una empresa en Berlin (y a otras en otros sitios pero no se que relación especial nos une a Berlin y a mi que solo me entrevistan empresas de allí). y me llamaron. Tuve dos entrevistas antes de viajar a Alemania: una por teléfono y otra por Skype. La semana pasada viajé a Berlin (pagado por la empresa, a diferencia de lo que se hace en España), he tenido otra entrevista y he conseguido el puesto.

La verdad es que aún estoy en una nube. Ha sido muy rápido y solo he tenido tiempo para buscar piso porque sin eso no hay Anmeldung y sin Anmeldung no te pueden dar de alta. Para los que se pregunten como conseguir el piso tan rápidamente y desde aquí, hay agencias que ofrecen “Wohnung auf Zeit” (alquiler temporal). Está bien porque los pisos suelen tener de todo y no te piden demasiadas garantías. Además, en mi caso ya he sido clienta y la experiencia ha sido buena por ambas partes

Vuelvo la próxima semana, y así tendré unos días para aclimatarme de nuevo antes de empezar en mi nuevo trabajo.

Cuando llegué a Berlin a hacer la entrevista, lo que noté fue que allí las cosas eran más calmadas. Ya me había olvidado. Yo llegaba acelerada, después de casi cinco horas de viaje y un par de horas antes de la entrevista definitiva.

Sinceramente me sentí cómoda en la reunión, me dio la impresión que me darían el puesto pero no quería vender la piel del oso antes de cazarlo. Al día siguiente me lo confirmaron: el trabajo era mío.

He tenido poco tiempo para pensar realmente y noto que necesito parar a hacerlo aunque ahora es un poco difícil. Creo que cuando llegue y me instale tendré al menos unos días. Ahora mismo estoy despidiéndome de gente, de la máxima posible. Esta vez lo siento un poco diferente…no se si será la experiencia o qué exactamente, que ya no veo solo las cosas que me gustan de Alemania, sino soy más consciente de la realidad que me espera, se lo que hice bien y en lo que no estuve tan acertada y sobre todo lo que no debo volver a repetir para poder estar bien en Alemania.  Además, lo que he visto en España en el año que me he pasado aquí no es precisamente alentador. Sinceramente, creo que en cuanto a oportunidades laborales, aunque sea complicado estar fuera del país, estamos mejor fuera que en España. No era consciente hasta que he estado aquí. Las condiciones laborales en la mayoría de los casos son penosas, no se respeta al trabajador, los derechos son inexistentes y las ayudas por si te quedas en el paro son insignificantes cuando no nulas. Lo peor no es eso, sino que las perspectivas no son halagüeñas. Pero no, de esto no se habla en la tele, tienes que venir y vivirlo.

Creo que el mayor error que cometí en mi época anterior en el país fue no relacionarme con la suficiente gente. Al principio no lo hice porque no quería relacionarme con españoles por eso de aprender el idioma…craso error. No, está claro que tienes que relacionarte con alemanes o gente de otras nacionalidades que hablen alemán pero tener relaciones con gente que hable nuestra misma lengua materna es importante. Es mucho más fácil entenderte cuando hablas de emociones con alguien español o latino que con un alemán. Hablamos diferente, pensamos diferente y hasta me atrevería a decir que sentimos diferente porque nuestra educación no tiene nada que ver. Lo que para nosotros puede ser un problema para ellos no y viceversa.

Así que vuelvo con energías renovadas y un poco asustada porque los objetivos personales que me he puesto no son algo que me resulte sencillo pero esta vez me conozco más y se que es lo que necesito para estar bien. No todo es el trabajo y es ahí, fuera del trabajo, donde tendré que hacer más hincapié.

De mi antigua etapa conozco a gente con la cual haré más vida a partir de ahora. Y si no con ellos, con otra gente nueva pero relacionarse cuando emigras es muy importante. Al fin y al cabo los que nos vamos solos no tenemos ni a nuestra familia ni a nuestros amigos de siempre cerca. Al principio quizás no lo notas mucho si estás contento estando en el país pero conforme va pasando el tiempo echas de menos ese contacto, esa complicidad, que a veces no resulta sencillo encontrar. De todos modos, siempre tienes complicidad con alguien y muchas veces con gente que quizás en otras circunstancias no llegarías a tener como amigo por tener una vida muy diferente a la tuya. Yo, por ejemplo, tengo una amiga en Berlin que si nos hubiéramos conocido en España no creo que fuéramos amigas (la califico ya de amiga, no solo conocida) porque nuestras vidas son muy diferentes y creo que nunca hubiéramos  coincidido. Pero lo hemos hecho en Alemania y en el fondo vivimos experiencias parecidas. Allí estamos, nos ayudamos. Ella lo pasó mal cuando yo me fui (su gran “error” en Alemania ha sido el mismo que el mío: relacionarme poco) y ahora ella se irá por un tiempo o quien sabe si definitivamente. La echaré de menos, y más ahora, cuando yo vuelvo con ganas de hacer todo lo que no hice antes

 

 

 

Anuncios

Volver a…Berlin? Frankfurt? Otra ciudad?

Hallo Leute,

una de las cosas que me estoy pensando muy mucho a la hora de volver (no cuento con un trabajo en principio) es a dónde…Sinceramente, estoy hecha un lío en este respecto así que intentaré escribir sobre ello a ver si se os ocurre algún otro sitio (y me lo sugerís) y a la vez yo me aclaro al leer qué pros y qué contras hay en cada una

1. Berlin

cimg2677

Pros:

Conozco  bastante la ciudad, he vivido mucho tiempo en ella

He encontrado trabajo en ella cuando he vivido allí

Es bastante abierta

Conozco a un par de personas

Los domingos no son días muertos

Puedes hacer la compra los domingos y siempre hay algo abierto, todo el año

El alquiler es algo más económico que en el resto

Es grande (me gustan las grandes ciudades)

Tiene mucho bosque, monumentos, museos…

 

Contras

Los sueldos son más bajos

Se nota que es de las ciudades más pobres de Alemania

Es sucia

Los vecinos normalmente no son tan amables como en otras ciudades (eso de dejar paquetes en la calle y que nadie se los lleve no funciona en Berlin como en otras ciudades)

Es una ciudad menos amable que otras

Está en “medio de la nada”

Tiene un estilo que quizás es un poco “alternativo” para mis gustos

 

2. Frankfurt

CIMG0362

 

 

Pros:

Conozco la ciudad

Me gusta el ambiente de la ciudad

Conozco a un par de personas

Los sueldos son más altos

En general me parece un sitio “amable”, siempre me trataron bien

Es más sencillo entender el alemán de los de Frankfurt

Alrededor hay muchos pueblos para visitar

Puedes ir caminando a cualquier sitio

 

Contras:

Nunca encontré trabajo ni casi me hicieron entrevistas estando allí

No es muy grande, llega un momento en que es monótona

 

3. München

 

images-8

Pros:

Tengo ilusión por conocer la ciudad, me gusta descubrir sitios nuevos. El tema de la ilusión es importante porque creo que es importante tenerla cuando emigramos

Es el motor económico de Alemania

La ciudad es grande pero no en exceso, como a veces puede parecerlo Berlin

Creo que supondría un “empezar de 0” pero conociendo ya muchas cosas, lo que tiene ventajas

Los sueldos son más altos

Hay muchísimas empresas

Tiene museos, zonas verdes…

Es la parte más “alemana” y me gustaría conocerla

Contras:

El precio del alquiler, sobre todo mientras no tenga trabajo

 

Creo que me resulta difícil decidirme porque al final son factores más emocionales que racionales los que van a decidir. El mayor inconveniente son los precios y para mi algo muy importante es la ilusión que me produce estar en uno u otro sitio por lo que puedo descubrir. En esto último gana München pero está muy caro.

Otra cosa que a veces me hace dudar si volver o no a Berlin es que no son tan estrictos y eso, parece que no pero se agradece. Por lo contrario me da miedo que en el sur sean como en las películas (super estrictos y cuadrados), aunque me da la impresión que poco a poco el país ha ido cambiando.

He mirado otras ciudades como Stuttgart, Düsseldorf, pero creo que me sigo quedando con las que he nombrado

Bueno, qué pensais? Dónde vivís vosotros? Recomendaríais el sitio? Si tuvierais que elegir una ciudad para vivir en Alemania cual sería?

Gracias por leerme

Patricia

 

 

 

De nuevo en Alemania e intentando poner en práctica lo aprendido

10919030_1404225519890934_5741990361786438645_n

Hallo Leute,

estoy en Berlín de nuevo. Todo se precipitó y tuve que regresar antes de lo esperado. Sí, ahora es mucho más fácil que antes: conozco el idioma, la ciudad, tengo trabajo con el que puedo vivir decentemente (no todos los que lo tienen pueden decir lo mismo)…pero siempre te llevas sorpresas.

Una de las mayores dificultades a la hora de llegar a Alemania es el tema del alojamiento. Yo dejé mi casa cuando me fui y ahora tuve que buscar otra rápidamente. Cuando esto sucede o simplemente cuando no encuentras piso, hay una buena opción (aunque más cara): los Wohnung auf Zeit. Son casas amuebladas con todos los costes incluídos en las que puedes estar un cierto tiempo (hay un máximo de meses con comisión a través de las agencias) y luego puedes quedarte un máximo de tiempo según cada caso pero nunca será un contrato al uso. Te piden una kaution (fianza) que suele ser entre uno y dos meses (al menos con las agencias que yo he trabajado) y una comisión mensual que suele ser del 25% del valor de la mensualidad más IVA.

Lo bueno es que están “listas para vivir”. Tienes de todo y suelen estar en sitios céntricos. Lo malo como dije el precio pero a veces es la única manera de hacerlo.

Después de unos meses fuera de Berlín he vuelto un poco diferente. He “cogido aire” en España e intento no cometer algunos errores como quejarme. Aquí las cosas son como son y muy difícilmente cambian así que o me aguanto o no sobrevivo. Otro reto es ver mucha más tele. Realmente la tele me aburre, como también lo hacía en España así que prefiero muchas veces ver películas en alemán en internet para “hacer oído”.

También es importante, si quieres vivir aquí y no estar de paso, que tus amistades también tengan la intención de estar un tiempo en el país y que no quieran salir corriendo a España. A veces ese ” ¡ay España!” nos perjudica más que nos ayuda si queremos comenzar algo nuevo en otro país. Hay que mirar hacia adelante y a España siempre se puede volver. Simplemente hay que valorar qué quieres para tu vida y dónde te sientes mejor. Ningún país es perfecto pero si por ejemplo en Alemania tienes trabajo pero te pasas el día triste porque quieres volver…¿merece la pena? Eso depende de cada uno y de como vea la vida.

Estoy expectaante ante todo lo que se avecina…ahora todo es mucho más fácil pero nunca en Alemania nada es fácil y se necesita muuuucha paciencia para algunas cosas. A veces me pregunto como pueden ser tan lentos.

Así que nada, he vuelto a Berlín. El trabajo obliga y parece que seguiré en esta ciudad. Me hubiera gustado estar en otra más alemana y menos caótica pero esto es lo que hay.En muchos sentidos soy afortunada.

Esto es todo por ahora…acabo de llegar y tengo muchas cosas por hacer.

¡Gracias por leerme!

Patricia