Wieder in Berlin!

11960252_509968282513530_2629534756148419521_n

Hallo Leute,

vuelvo a Berlin. La verdad es que todo ha sido muy rápido. Todo empezó alrededor de tres semanas atrás cuando envié un currículum a una empresa en Berlin (y a otras en otros sitios pero no se que relación especial nos une a Berlin y a mi que solo me entrevistan empresas de allí). y me llamaron. Tuve dos entrevistas antes de viajar a Alemania: una por teléfono y otra por Skype. La semana pasada viajé a Berlin (pagado por la empresa, a diferencia de lo que se hace en España), he tenido otra entrevista y he conseguido el puesto.

La verdad es que aún estoy en una nube. Ha sido muy rápido y solo he tenido tiempo para buscar piso porque sin eso no hay Anmeldung y sin Anmeldung no te pueden dar de alta. Para los que se pregunten como conseguir el piso tan rápidamente y desde aquí, hay agencias que ofrecen “Wohnung auf Zeit” (alquiler temporal). Está bien porque los pisos suelen tener de todo y no te piden demasiadas garantías. Además, en mi caso ya he sido clienta y la experiencia ha sido buena por ambas partes

Vuelvo la próxima semana, y así tendré unos días para aclimatarme de nuevo antes de empezar en mi nuevo trabajo.

Cuando llegué a Berlin a hacer la entrevista, lo que noté fue que allí las cosas eran más calmadas. Ya me había olvidado. Yo llegaba acelerada, después de casi cinco horas de viaje y un par de horas antes de la entrevista definitiva.

Sinceramente me sentí cómoda en la reunión, me dio la impresión que me darían el puesto pero no quería vender la piel del oso antes de cazarlo. Al día siguiente me lo confirmaron: el trabajo era mío.

He tenido poco tiempo para pensar realmente y noto que necesito parar a hacerlo aunque ahora es un poco difícil. Creo que cuando llegue y me instale tendré al menos unos días. Ahora mismo estoy despidiéndome de gente, de la máxima posible. Esta vez lo siento un poco diferente…no se si será la experiencia o qué exactamente, que ya no veo solo las cosas que me gustan de Alemania, sino soy más consciente de la realidad que me espera, se lo que hice bien y en lo que no estuve tan acertada y sobre todo lo que no debo volver a repetir para poder estar bien en Alemania.  Además, lo que he visto en España en el año que me he pasado aquí no es precisamente alentador. Sinceramente, creo que en cuanto a oportunidades laborales, aunque sea complicado estar fuera del país, estamos mejor fuera que en España. No era consciente hasta que he estado aquí. Las condiciones laborales en la mayoría de los casos son penosas, no se respeta al trabajador, los derechos son inexistentes y las ayudas por si te quedas en el paro son insignificantes cuando no nulas. Lo peor no es eso, sino que las perspectivas no son halagüeñas. Pero no, de esto no se habla en la tele, tienes que venir y vivirlo.

Creo que el mayor error que cometí en mi época anterior en el país fue no relacionarme con la suficiente gente. Al principio no lo hice porque no quería relacionarme con españoles por eso de aprender el idioma…craso error. No, está claro que tienes que relacionarte con alemanes o gente de otras nacionalidades que hablen alemán pero tener relaciones con gente que hable nuestra misma lengua materna es importante. Es mucho más fácil entenderte cuando hablas de emociones con alguien español o latino que con un alemán. Hablamos diferente, pensamos diferente y hasta me atrevería a decir que sentimos diferente porque nuestra educación no tiene nada que ver. Lo que para nosotros puede ser un problema para ellos no y viceversa.

Así que vuelvo con energías renovadas y un poco asustada porque los objetivos personales que me he puesto no son algo que me resulte sencillo pero esta vez me conozco más y se que es lo que necesito para estar bien. No todo es el trabajo y es ahí, fuera del trabajo, donde tendré que hacer más hincapié.

De mi antigua etapa conozco a gente con la cual haré más vida a partir de ahora. Y si no con ellos, con otra gente nueva pero relacionarse cuando emigras es muy importante. Al fin y al cabo los que nos vamos solos no tenemos ni a nuestra familia ni a nuestros amigos de siempre cerca. Al principio quizás no lo notas mucho si estás contento estando en el país pero conforme va pasando el tiempo echas de menos ese contacto, esa complicidad, que a veces no resulta sencillo encontrar. De todos modos, siempre tienes complicidad con alguien y muchas veces con gente que quizás en otras circunstancias no llegarías a tener como amigo por tener una vida muy diferente a la tuya. Yo, por ejemplo, tengo una amiga en Berlin que si nos hubiéramos conocido en España no creo que fuéramos amigas (la califico ya de amiga, no solo conocida) porque nuestras vidas son muy diferentes y creo que nunca hubiéramos  coincidido. Pero lo hemos hecho en Alemania y en el fondo vivimos experiencias parecidas. Allí estamos, nos ayudamos. Ella lo pasó mal cuando yo me fui (su gran “error” en Alemania ha sido el mismo que el mío: relacionarme poco) y ahora ella se irá por un tiempo o quien sabe si definitivamente. La echaré de menos, y más ahora, cuando yo vuelvo con ganas de hacer todo lo que no hice antes

 

 

 

Desde España con amor…y nostalgia

12983269_590494661127558_6840854756511046076_o

Queridos todos,

llevo más de una semana en Madrid y es ahora cuando he podido pararme a pensar un poco…No he tenido tiempo de nada, ha sido todo muy estresante y por fin mañana empiezo a trabajar. Lo necesito, pues debo tener algo que hacer cada día que me recuerde porqué volví.

Desde que he parado un poco el ritmo (hará dos días) ha llegado el momento de pensar un poco, reflexionar y sentir todo aquello que por estar demasiado ocupada no podía sentir antes.

El regreso a España, como toda decisión importante, tiene dos caras. Por un lado la cara amable, el querer progresar profesionalmente, el tener un ambiente donde no me sienta tan aislada, el no estar tan lejos de quienes me quieren. Pero por otro lado no puedo evitar recordar lo que dejé, el porqué me fui a Alemania y que no pude conseguir todo lo que quería.

Cuando en 2012 fui a Alemania lo hice con la intención de que fuera para siempre. Sabía que podían pasar muchas cosas, pero prefería mirar adelante y pensar que podría hacerme un hueco en Alemania. Fui consiguiendo cosas, no puedo decir en absoluto que me fuera mal pero también, quizás por la época de mi vida en la que estoy, las cosas no fueron suficientes. Faltaron las personas.

Con 20 años, 25 o 30, tenía mis amigos…y siempre aparecían otros nuevos. Con 41 que tengo ahora me ha costado mucho en Alemania aparte de que me pasaba el día entero trabajando (eso de salir a las 17 en mi caso ha sido un mito).

Siento que tengo que hacer un luto, porque yo quería ciertas cosas, unas las conseguí y otras no…Y de repente un día, un tren pasó por mi puerta y no dudé en subirme a él.

AVE-Madrid-Valencia-S-112

Este tren aún no se a donde me lleva en mi vida. Solo se que me ha traído a Madrid, a un buen trabajo, y creo que a una vida mejor que la que tenía en Alemania. Sí, en Alemania estaba más protegida si perdía el empleo, probablemente cobraría una pensión de jubilación, si tuviera hijos estos estarían más protegidos, etc. O sea, materialmente probablemente tenía una mejor vida, o al menos más segura. Pero eso no lo es todo en la vida.

En esta etapa de mi vida me he dado cuenta de la necesidad de relación que tengo. Quizás antes no lo noté porque con lo que tenía era suficiente (prefiero estar con dos personas que con 10) pero cuando te vas a vivir a otro país, sola, donde no conoces a nadie, si necesitas rodearte de gente, cosa que yo en un principio no hice porque solo me hubiese relacionado con hispanohablantes y más tarde las circunstancias me llevaron a que mi círculo fuera muy reducido. Quizás yo tampoco tuve suficientes habilidades para conocer a mucha gente, quizás debería haber hecho más…pero no pude.

De lunes a viernes me sentía bien. Trabajaba, me relacionaba, me sentía útil…Pero llegaba el fin de semana y ahí empezaban mis problemas. No tenía con quién salir y había llegado un momento en el que me cansaba seguir buscando sitios que descubrir sola…Intentaba meterme en algún grupo de algo y los horarios normalmente eran incompatibles con mi trabajo…Creo sinceramente que si hubiera ido con menos edad las cosas en ese sentido hubieran sido más sencillas.Eso fue realmente lo que me trajo a España de nuevo. La soledad.El sentir que no tenía nada más que hacer en Alemania que trabajar.

Con este ramo me despidieron mis compañeros de trabajo…realmente me emocioné mucho ese día.

IMG_0686

He cambiado unas cuantas veces de trabajo en mi vida y creo que esta ha sido la más especial. Me costó sentirme bien en él porque no tenía nada que ver con mis empresas anteriores pero una vez lo conseguí estaba contenta. Me ha dado pena irme, aunque el cambio laboralmente es un salto importante.

Y si, también dejo amigos y conocidos en Alemania. También los echaré de menos. De hecho ya los echo de menos, como echo de menos algunas cosas…pero he de seguir adelante. Como decía una amiga, “lo que sucede, conviene”. Creo que esto es lo que más me conviene pero aún así no puedo evitar sentir cierta nostalgia por lo que pudo ser y no fue…o no fue todo lo que yo quería.

Un abrazo para todos

Patricia

Que echaré de menos de Alemania

biergarten_tiergarten_berlin

Am neuen See, Berlin

Hallo Leute

a menos de un mes de mi regreso a España, he estado pensando en lo que echaré de menos de Alemania (y lo que no).

Como en este país me he acostumbrado a hacer listas pues vamos a aplicarlo

Echaré de menos:

450_1000

  1. A alguna persona
  2. El DM y el Rossmann
  3. Las tartas en la oficina
  4. Los atardeceres en verano de Berlín
  5. Am neuen See en Berlin (frente a la embajada española)
  6. Sentirme muy contenta cada vez que noto progresos con el alemán
  7. Las flores y plantas así como cambian con las estaciones
  8. Las estaciones marcadas
  9. El silencio
  10. El paisaje en general
  11. Irme del trabajo a las 8 horas cuando considero que no es necesario quedarme más
  12. Que los vecinos me recojan los paquetes
  13. Que haya comida en toda estación de metro
  14. Los puestos de fresas que aparecen en verano en Berlín
  15. Como cambia la ciudad en verano
  16. Que el alquiler ser “warm”
  17. Los “Volksfest”con sus puestos: salchichas, crepes…
  18. Las tradiciones: adviento, mercadillos de navidad, Oster…

 

Que no echaré de menos:

756588

  1. A algunas personas 😉
  2. Que sean desagradables cuando no te entienden bien o no los entiendes
  3. Que la gente huela mal
  4. Subir cuatro pisos por la escalera
  5. Tener que amenazar con llamar a mi abogado cada vez que tengo un problema
  6. Los Kündigung
  7. La sensación de que no llego a enterarme de todo lo que sucede
  8. Que cada vez que contrato algo sea casi como una losa…muchos contratos son indisolubles hasta pasado un tiempo
  9. Que me la cuelen  con cualquier cosa porque no tengo suficiente experiencia en el país
  10. Que un error sea una “Katastrophe”
  11. No poder hablar de todo lo que me gustaría
  12. Las relaciones personales en Alemania
  13. Que en la “vida pública” todos tengamos que comportarnos “correctamente” y si no lo haces el resto del mundo se pondrá contra ti.
  14. Que los alemanes piensen que todo lo hacen bien y que tú no puedes enseñarles nada
  15. Que te den una patada con una sonrisa
  16. El “Anrede”…por qué tengo que decir siempre si soy una “simple” Frau o una Doktorin?
  17. La inmensidad de la ciudad
  18. La poca luz
  19. La frialdad de la gente en general
  20. Que la gente cuando me abrace me masajee la espalda como si fuera un perro
  21. Que la gente me pregunte (en Alemania) que porqué vine a Alemania
  22. Que  el no tener hijos haga casi imposible coger vacaciones en navidad porque los que tienen hijos tienen preferencia
  23. Que gente que no conozco se siente a comer en mi mesa (eso al principio me gustaba pero ahora lo siento como una invasión de mi espacio)
  24. Que cada vez que digo que soy española me hablen de la siesta
  25. Que me paguen menos que a los alemanes que hacen mi mismo trabajo

 

La verdad es que me he tomado mi tiempo para hacer mis listas…echaré de menos Alemania pero tengo la sensación de que la decisión es la acertada.

 

 

Casi 3 años ya…

1414916588794545

Hola a todos

hace casi seis meses que no escribo. No he parado de trabajar. No he tenido tiempo para mi aunque ahora parece que empiezo a ver la luz.

Gracias por los mensajes que he recibido, realmente reconfortan

Alguien me preguntó si estoy bien o pienso que estaria mejor en España…bueno creo que la perfección no existe. Estoy bien porque tengo un trabajo de lo mio que me permite vivir y darme ciertos caprichos. Pero por otro lado he tenido que renunciar a cosas, personas, etc. Nunca pensé que mi vida iba a cambiar tanto. Me vine porque quise y ahora…ahora hay cosas o personas a las que me gustaria tener cerca pero creo que por unos años al menos no va a poder ser

Este nuevo comienzo en Alemania ha sido duro en el aspecto laboral. Trabajo para una empresa caótica (yo huia de eso y lo encontré aquí). Trabajo muchas horas al dia (¿quien decía que en Alemania se trabajan solo 8 hs?). En esta etapa estoy aprendiendo a controlarme como nunca lo habia hecho. En Alemania las cosas son políticamente correctas y o te amoldas o lo llevas muy mal.

El mes proximo cumplo 3 años en Alemania. Me han pasado tantas cosas que a veces no recuerdo a la persona que vino. Creo que el estar aqui y sobre todo el ser consciente de que si quiero seguir viviendo relativamente bien, mi sitio está aquí.

La emigracion tiene sus etapas y ahora creo que empiezo a estabilizarme. Por fin mi vida es “normal” significando “normal” que pueda hacer las mismas cosas que en España. Eso hasta que no he estado cómoda en una casa no lo he conseguido y ahora lo estoy.

Hace un tiempo que los que hemos emigrado dejamos de ser noticia. He visto venir, irse, volver, e incluso hacer de la ida y vuelta un modo de vida. Yo buscaba una estabilidad y parece que la voy consiguiendo. Ha sido duro, si, pero creo que ha merecido la pena.

Ahora mismo pocas cosas me sorprenden del país asi que seguro que cosas que pensais son importantes a mi se me pasan porque me he adaptado a ellas asi que si teneis dudas en algo en lo que pueda os ayudaré.

Creo que lo que peor llevo aqui es el aceptar que nunca podré expresarme en alemán tan bien como pretendía. Si, entiendo, hablo, pero no puedo hablar de filosofía por ejemplo ni redactar sin fallos. Ahora mismo no voy a clases porque no tengo tiempo pero me gustaria poder dedicarle tiempo …simplemente estoy cansada

Y sí, he pensado en volver definitivamente porque hay muchas veces que echas de menos un poco de calor humano sobre todo en ciertas situaciones pero una ya hasta se ha fortalecido. Porque o lo haces, o no sobrevives

De nuevo en Alemania e intentando poner en práctica lo aprendido

10919030_1404225519890934_5741990361786438645_n

Hallo Leute,

estoy en Berlín de nuevo. Todo se precipitó y tuve que regresar antes de lo esperado. Sí, ahora es mucho más fácil que antes: conozco el idioma, la ciudad, tengo trabajo con el que puedo vivir decentemente (no todos los que lo tienen pueden decir lo mismo)…pero siempre te llevas sorpresas.

Una de las mayores dificultades a la hora de llegar a Alemania es el tema del alojamiento. Yo dejé mi casa cuando me fui y ahora tuve que buscar otra rápidamente. Cuando esto sucede o simplemente cuando no encuentras piso, hay una buena opción (aunque más cara): los Wohnung auf Zeit. Son casas amuebladas con todos los costes incluídos en las que puedes estar un cierto tiempo (hay un máximo de meses con comisión a través de las agencias) y luego puedes quedarte un máximo de tiempo según cada caso pero nunca será un contrato al uso. Te piden una kaution (fianza) que suele ser entre uno y dos meses (al menos con las agencias que yo he trabajado) y una comisión mensual que suele ser del 25% del valor de la mensualidad más IVA.

Lo bueno es que están “listas para vivir”. Tienes de todo y suelen estar en sitios céntricos. Lo malo como dije el precio pero a veces es la única manera de hacerlo.

Después de unos meses fuera de Berlín he vuelto un poco diferente. He “cogido aire” en España e intento no cometer algunos errores como quejarme. Aquí las cosas son como son y muy difícilmente cambian así que o me aguanto o no sobrevivo. Otro reto es ver mucha más tele. Realmente la tele me aburre, como también lo hacía en España así que prefiero muchas veces ver películas en alemán en internet para “hacer oído”.

También es importante, si quieres vivir aquí y no estar de paso, que tus amistades también tengan la intención de estar un tiempo en el país y que no quieran salir corriendo a España. A veces ese ” ¡ay España!” nos perjudica más que nos ayuda si queremos comenzar algo nuevo en otro país. Hay que mirar hacia adelante y a España siempre se puede volver. Simplemente hay que valorar qué quieres para tu vida y dónde te sientes mejor. Ningún país es perfecto pero si por ejemplo en Alemania tienes trabajo pero te pasas el día triste porque quieres volver…¿merece la pena? Eso depende de cada uno y de como vea la vida.

Estoy expectaante ante todo lo que se avecina…ahora todo es mucho más fácil pero nunca en Alemania nada es fácil y se necesita muuuucha paciencia para algunas cosas. A veces me pregunto como pueden ser tan lentos.

Así que nada, he vuelto a Berlín. El trabajo obliga y parece que seguiré en esta ciudad. Me hubiera gustado estar en otra más alemana y menos caótica pero esto es lo que hay.En muchos sentidos soy afortunada.

Esto es todo por ahora…acabo de llegar y tengo muchas cosas por hacer.

¡Gracias por leerme!

Patricia

Me voy de Alemania…¿qué documentos debo rellenar?

101_die-eurokratie_-_buerokratie

Hallo Leute,

como siempre en Alemania, cuando uno decide volver, ya sea temporal o definitivamente deberá enfrentarse a la burocracia. Llegó la hora de los Kündigung, o sea, los avisos de que queremos dar de baja la línea telefónica, el móvil, etc. y con ello los los líos.

Para esto el primer documento que necesitamos es el ABMELDUNG, o sea, comunicar al ayuntamiento que nos vamos de Alemania. En principio el Abmeldung debe hacerse 15 días antes de cuando tengas tu fecha de salida del país pero según con quien te encuentres en el ayuntamiento te será fácil o no. A mi por ejemplo no me dejaron hacerlo hasta una semana antes.

Respecto a avisar a tu casero, si has alquilado un piso que está a tu nombre normalmente hay que dar un preaviso de tres meses. Sí, una exageración pero así es Alemania. Después a intentar dejarlo PERFECTO porque buscarán cualquier detalle para quedarse con algo de la fianza. Respecto a esto, tienen 6 meses para devolverla. En  cuanto a los nebenkosten, depende del mes que sea y que ellos tengan la factura o no, (si el alquiler era warm)  puede tocarte pagar, te devolverán o estará equilibrado según tu gasto.A este respecto no olvidéis pedir a vuestro casero el “Mietschuldenfreiheitbescheinigung” que es el documento donde dice que has sido buen pagador y estás libre de cargas, muy importante por si quieres volver a alquilar un piso en Alemania.

En cuanto a los contratos de teléfono/internet, móvil, todos los seguros que hayas contratados como por ejemplo la krankenkasse, gimnasio y todos los servicios que necesites dar de baja necesitarás el Abmeldung, al igual que para el suministro eléctrico que suele contratarse aparte y el GEZ. Para solicitar la baja el procedimiento habitual es enviar el Kündigung a la empresa con una copia del abmeldung por correo certificado para poder controlar que llega al destinatario.

En general no hay problema con la Krankenkasse, gimnasio, GEZ, internet pero…ohhh! si has contratado una línea de móvil con permanencia sobre todo con cierta compañía de color rojo…que nein! ¿La razón? “Usted puede usar su móvil en España porque existe el roaming”.

Si quereis exportar alguna prestación por desempleo necesitáis el documento U1 del Agentur für Arbeit pero esto también se puede solicitar desde España.

En cuanto a los bancos, no cancelé cuentas porque pensaba que probablemente volvería pero pregunté el procedimiento y con ING DiBa se cancelaba por carta. Con Targo me dijeron que lo podía hacer en la oficina pero no se que hubiera pasado si yo no estaba ya en Alemania, tendría que haber preguntado.

Realmente irse es un lío con tanto papeleo, necesidad de dejar todo hecho y a veces no puedes terminado todo antes de irte. Si teneis a alguien de confianza que os eche una mano os ayudará mucho porque incluso recibiréis cartas como por ejemplo las confirmación de los Kündigung en vuestra casa, casa que ya no será la vuestra y se rechazará o nadie las recogerá. Para esto hay un servicio que ofrece el Deutsche Post que envía tus cartas a la dirección que quieras, de otra persona, en Alemania (en la web de Deutsche Post: Nachsendeauftrag)

Bueno quizás se me olvida algo pero volver fue más estresante que irme…Lo mejor es dejarlo todo en orden sobre todo cuando piensas volver pero aunque así no sea, nunca se sabe…¡Ah! ¡Y no os olvidéis llevaros toda la documentación acumulada!

Espero que la información haya sido útil.

P.D. A mi me ha llegado la factura de los Nebenkosten casi un año más tarde de dejar el piso

De vuelta…¡otra vez!

Auf dem Weg

Hallo Leute!

Ha pasado medio año desde la última vez que escribí. De hecho ahora estoy en España. Enfermé en Alemania y necesitaba ciertos cuidados que allí no podía tener viviendo sola así que desde hace un par de meses estoy aquí. Si todo sale bien en verano volveré.

Este tiempo en España me está sirviendo para pensar donde quiero estar realmente, si aquí o en Alemania. Cuando me fui en 2012 fui bastante informada pero nunca sabes lo que es hasta que lo vives. El balance en general ha sido positivo pero ha sido muy duro emigrar sola sin conocer el idioma y sobre todo sin ser consciente ni querer aceptar que el alemán, al menos cuando una ya no es una niña no se aprende en un año. Ahora me pregunto como fui capaz de hacerlo, como pude arreglar todo mi papeleo sola, etc.

Mi enfermedad es consecuencia de la emigración, de algunas cosas que no sabía y de otras que no las llevas igual en tu país que fuera sobre todo porque en tu país tienes apoyos y fuera aunque puedas conocer gente normalmente a no ser que tengas una pareja consolidada, no recibes el apoyo que si puedes tener en el tuyo.

Ahora si que soy consciente, de verdad, de lo que implica emigrar (y asumo que yo he sido en cierto modo afortunada). Uno puede intentar prepararlo al máximo antes de ir, y esto ayuda, pero hay cabos que siempre quedan sueltos o decisiones que te pueden ayudar por un lado pero perjudicar por otro. No se puede conseguir tener todo lo que tenías en tu país de origen en dos años…y si así fuera, probablemente algo “explote” por decirlo de alguna manera. Es demasiada presión.

En este tiempo he reflexionado mucho. Se lo que Alemania me ofrece y lo que no. No es el mejor país del mundo ni de lejos, sobre todo porque es muy diferente a cualquier otro país en Europa. Alemania es Alemania y punto. No valen las referencias de otros países, las cosas son como son allí, las acatas o las acatas. No hay otra. También es cierto que no toda Alemania es igual pero una cosa que yo eché en falta fue la falta de empatía en algunos momentos. A veces son cosa sin demasiada importancia pero cuando tienes problemas y no estás en un ambiente donde la mayoría de la gente te entiende (culturalmente hablando) llega un punto en que te saturas y ya no sabes como actuar. Parecía que todo lo que hacía estaba mal.

Fue difícil decidir volver pero para mi la salud es lo más importante y no me servía estar allí estando mal. Para bien o para mal soy libre para irme y para quedarme.

La vuelta a España ha sido…horrible. Llegué a pensar que hacía yo en este país. Me llevé muchos chascos con la gente y ya venía yo muy afectada para encima encontrarme con ese panorama. Pero bueno, he sobrevivido y he aprendido. Sigo adelante, que es lo más importante.

Encuentro el país como algo muy lejano a mi. Echo de menos Alemania. España está alterada pero a la vez la gente pasa. También veo que las cafeterías están llenas y parece que este año al menos consumen…y yo me pregunto cómo, porque no veo ofertas de empleo y se que las personas que han encontrado trabajo son como “minijobs” en Alemania solo que aquí no los llaman así. Cada día entiendo menos el país pero supongo que hay dos países…los que siguen como siempre y los que la crisis les ha golpeado duramente.

Ya os iré contando más cosas. Este tiempo ha dado para darme cuenta de muchas cosas… además, ahora quizás vosotros me podáis ayudar.

Un abrazo

Patricia