Volver a empezar…noch einmal!

Hallo Leute,

estar un año fuera de Alemania no es demasiado tiempo…o sí, depende para qué.

Empecemos por lo básico: el idioma. Supongo que por haber aprendido el idioma aquí, lo tengo interiorizado de alguna manera y noto que no he perdido demasiado para estar un año casi sin usarlo. Sigo entendiendo  como antes pero si he perdido algo de fluidez o algunas palabras. Normal. No es lo mismo estar aquí que estar en España y en estas cosas se nota. De todos modos se que en cuanto empiece a trabajar lo recuperaré. Además, tengo que volver a ir a clases. A veces aburre pero creo que es necesario. Lo que si he notado con mucha fuerza es el acento berlinés. En general hablan de una manera más nasal que otros alemanes y si encima hablan “berliner” cuesta entenderlos. Pero bueno, prueba superada!

El gusto en la ropa. Por supuesto, mi año en España hizo que volviera a comprar ropa y complementos en España y ahora me siento como cuando vine por primera vez. La ropa y zapatos salvo excepciones me parecen “demasiado alemanes”. Al darme cuenta de esto caí en el detalle de que me había alemanizado tanto que antes de irme ya no me parecían tan “raras” o “diferentes” las prendas. Ahora, incluso en las tiendas españolas tipo Zara o Mango noto la diferencia. Veremos cuánto tardo en adaptarme de nuevo.

berlinerisch

La dieta y los kilos. Ayyy!! Lo que me ha costado bajar cinco kilos en España (y aún me quedan unos cuantos) para volver a Alemania e intentar comer lo más sano posible pero no es tan fácil. Bueno, si se puede comer sano pero hay tantas cosas buenas y con muchas calorías que es difícil resistirse. Lo que es complicado es hacer la dieta que hacía en España que era muy sencilla allí (dieta mediterránea 100%). Aquí me vuelvo loca por los yogures Landliebe (no los pienso probar más que en ocasiones especiales), el pan, pasteles…Uff…todo está demasiado bueno en Alemania…y por otro lado es difícil encontrar pescado y mariscos a buen precio así como buena carne de vaca a un precio que no sea prohibitivo. Por ahora mi nevera tiene solo alimentos que no se salen de mi dieta (no hay yogures porque todos los que veo tienen demasiada grasa) y paso por el super casi sin mirar las góndolas para no caer en la tentación. Respecto a los dulces: uno a la semana. Espero cumplirlo…

76ace8b0-ce7f-0133-a279-0e55e2be01e5-2.gif

Los móviles. Berlin en comparación con otras ciudades de Alemania está mucho más digitalizada, veo a mucha más gente por la calle conectados a internet. Pero si comparas con España esto se queda en nada. Ayer estaba comiendo en un centro comercial en  Alexanderplatz y miré a mi alrededor…Todo el mundo interactuaba con los demás y no estaban mirando el móvil en vez de hablar con la gente con la que vas como se hace, desgraciadamente, en España.

hiperconectados-2

El DM y el Rossmann…cómo los he echado de menos!! Ayer cuando fui estaba como una loca mirando todo el surtido que había…No entiendo como no han exportado la idea a España, con lo que nos gusta consumir de todos estos productos…

Hablando de otra cosa. Esta vez estoy viviendo en el este de Berlin (siempre había vivido en el oeste). Ya hablaré en otro post de las sensaciones que me está produciendo pero siento como si viviera en otra ciudad. La zona se llama Prenzlauer Berg y es una buena zona en general. Me está sorprendiendo que junto a la gente de clase de media alta que ha venido a ocupar las antiguas casas del este reconstruidas, siguen viviendo los berlineses orientales de toda la vida así que me parece el contraste curioso. Otro detalle es que no se ve mucha población musulmana y eso en Berlin si que es raro…pero como dije antes ya hablaré del este de Berlin en otro post.

Anuncios

Wieder in Berlin!

11960252_509968282513530_2629534756148419521_n

Hallo Leute,

vuelvo a Berlin. La verdad es que todo ha sido muy rápido. Todo empezó alrededor de tres semanas atrás cuando envié un currículum a una empresa en Berlin (y a otras en otros sitios pero no se que relación especial nos une a Berlin y a mi que solo me entrevistan empresas de allí). y me llamaron. Tuve dos entrevistas antes de viajar a Alemania: una por teléfono y otra por Skype. La semana pasada viajé a Berlin (pagado por la empresa, a diferencia de lo que se hace en España), he tenido otra entrevista y he conseguido el puesto.

La verdad es que aún estoy en una nube. Ha sido muy rápido y solo he tenido tiempo para buscar piso porque sin eso no hay Anmeldung y sin Anmeldung no te pueden dar de alta. Para los que se pregunten como conseguir el piso tan rápidamente y desde aquí, hay agencias que ofrecen “Wohnung auf Zeit” (alquiler temporal). Está bien porque los pisos suelen tener de todo y no te piden demasiadas garantías. Además, en mi caso ya he sido clienta y la experiencia ha sido buena por ambas partes

Vuelvo la próxima semana, y así tendré unos días para aclimatarme de nuevo antes de empezar en mi nuevo trabajo.

Cuando llegué a Berlin a hacer la entrevista, lo que noté fue que allí las cosas eran más calmadas. Ya me había olvidado. Yo llegaba acelerada, después de casi cinco horas de viaje y un par de horas antes de la entrevista definitiva.

Sinceramente me sentí cómoda en la reunión, me dio la impresión que me darían el puesto pero no quería vender la piel del oso antes de cazarlo. Al día siguiente me lo confirmaron: el trabajo era mío.

He tenido poco tiempo para pensar realmente y noto que necesito parar a hacerlo aunque ahora es un poco difícil. Creo que cuando llegue y me instale tendré al menos unos días. Ahora mismo estoy despidiéndome de gente, de la máxima posible. Esta vez lo siento un poco diferente…no se si será la experiencia o qué exactamente, que ya no veo solo las cosas que me gustan de Alemania, sino soy más consciente de la realidad que me espera, se lo que hice bien y en lo que no estuve tan acertada y sobre todo lo que no debo volver a repetir para poder estar bien en Alemania.  Además, lo que he visto en España en el año que me he pasado aquí no es precisamente alentador. Sinceramente, creo que en cuanto a oportunidades laborales, aunque sea complicado estar fuera del país, estamos mejor fuera que en España. No era consciente hasta que he estado aquí. Las condiciones laborales en la mayoría de los casos son penosas, no se respeta al trabajador, los derechos son inexistentes y las ayudas por si te quedas en el paro son insignificantes cuando no nulas. Lo peor no es eso, sino que las perspectivas no son halagüeñas. Pero no, de esto no se habla en la tele, tienes que venir y vivirlo.

Creo que el mayor error que cometí en mi época anterior en el país fue no relacionarme con la suficiente gente. Al principio no lo hice porque no quería relacionarme con españoles por eso de aprender el idioma…craso error. No, está claro que tienes que relacionarte con alemanes o gente de otras nacionalidades que hablen alemán pero tener relaciones con gente que hable nuestra misma lengua materna es importante. Es mucho más fácil entenderte cuando hablas de emociones con alguien español o latino que con un alemán. Hablamos diferente, pensamos diferente y hasta me atrevería a decir que sentimos diferente porque nuestra educación no tiene nada que ver. Lo que para nosotros puede ser un problema para ellos no y viceversa.

Así que vuelvo con energías renovadas y un poco asustada porque los objetivos personales que me he puesto no son algo que me resulte sencillo pero esta vez me conozco más y se que es lo que necesito para estar bien. No todo es el trabajo y es ahí, fuera del trabajo, donde tendré que hacer más hincapié.

De mi antigua etapa conozco a gente con la cual haré más vida a partir de ahora. Y si no con ellos, con otra gente nueva pero relacionarse cuando emigras es muy importante. Al fin y al cabo los que nos vamos solos no tenemos ni a nuestra familia ni a nuestros amigos de siempre cerca. Al principio quizás no lo notas mucho si estás contento estando en el país pero conforme va pasando el tiempo echas de menos ese contacto, esa complicidad, que a veces no resulta sencillo encontrar. De todos modos, siempre tienes complicidad con alguien y muchas veces con gente que quizás en otras circunstancias no llegarías a tener como amigo por tener una vida muy diferente a la tuya. Yo, por ejemplo, tengo una amiga en Berlin que si nos hubiéramos conocido en España no creo que fuéramos amigas (la califico ya de amiga, no solo conocida) porque nuestras vidas son muy diferentes y creo que nunca hubiéramos  coincidido. Pero lo hemos hecho en Alemania y en el fondo vivimos experiencias parecidas. Allí estamos, nos ayudamos. Ella lo pasó mal cuando yo me fui (su gran “error” en Alemania ha sido el mismo que el mío: relacionarme poco) y ahora ella se irá por un tiempo o quien sabe si definitivamente. La echaré de menos, y más ahora, cuando yo vuelvo con ganas de hacer todo lo que no hice antes

 

 

 

Buscar trabajo (cualificado) en Alemania desde España

Fotolia_40805437_S_Tafel-Schrift-Vorstellungsgespräch

Hallo Leute

hoy voy a intentar ayudar un poco a aquellos que busquen un trabajo en Alemania desde España. Sí, si es posible, sobre todo si eres enfermer@ o informátic@. Los que tenemos otras profesiones lo tenemos más complicado, pero se puede.

Respecto a enfermer@s, informáticos y algunos ingenieros es más sencillo porque hay bastante demanda, sobre todo de los primeros. De hecho incluso en los servicios de empleo españoles puedes encontrar ofertas a través del portal EURES https://ec.europa.eu/eures/public/es/homepage

Los lugares donde más fácilmente se encuentran ofertas para trabajos cualificados en Alemanias son, entre otras, los siguientes:

https://www.stepstone.de

https://www.monster.de

https://www.linkedin.com

https://www.xing.com

https://de.indeed.com

http://jobboerse.arbeitsagentur.de/

http://www.stellenangebote.de

Importante es adaptar el CV al modelo usado en Alemania. Esto lo trato en el siguiente post:https://unaespanolaenfrankfurt.wordpress.com/2012/07/21/preparando-la-busqueda-de-trabajo-en-alemania-el-bewerbungsmappe/

Bueno, supongamos que hemos visto una oferta que se adapta a nuestro perfil y enviamos el CV (incluye el CV en sí y la carta de motivación) y…ohhh!! recibimos un mail o una llamada telefónica (a los alemanes les encanta llamar por teléfono) diciéndonos que quieren hacernos una entrevista. Normalmente recibimos un correo tanto para invitarnos a una entrevista como para decirnos que no están interesados en nuestra candidatura. Si recibimos de estos últimos con frecuencia no hay que desesperarse, es bastante frecuente (al menos contestan, no como en España que pasan de uno).

Esperando-que-me-llamen-de-entrevista-de-trabajo

 

Mi experiencia es que no suelen tener reticencias en hacer entrevistas telefónicas (de hecho estando en el país también las hacen) o por Skype, GoToMeeting u otro sistema de videoconferencia.

nervioso

Bueno, pues supongamos que vas  a tener tu primera entrevista. Normalmente no les importa que hables en inglés si se trata de empresa internacionales. Eso sí, siempre en algún momento de la entrevista vas a tener que hablar en alemán (si sabes). Lo que yo suelo hacer es, como me siento más cómoda en inglés ahora mismo, tener parte en inglés y en algún momento cambiar a alemán (antes de que ellos me lo propongan) para demostrarles que puedo entenderles y hablarles

En función del tipo de empresa la opción del inglés será factible o no…Si es una empresa alemana, para el mercado alemán, no internacional…entonces no recomendaría que te presentaras sin saber alemán

El tema de los idiomas tiene su historia. Hay empresas en las que, porque son muy internacionales, te dicen que el idioma de la empresa es el inglés y que con que sepas lo básico de alemán les vale. Desgraciadamente, a no ser que estés en una empresa donde todos sean extranjeros que hablen inglés, esto no es totalmente cierto. Quizás nadie te discrimine porque no hables cierto nivel de alemán de una manera clara, pero la realidad es que las relaciones entre tus compañeros alemanes serán en alemán y tú, si no los entiendes te sentirás perdido y poco a poco aislado de los demás (uno se siente como Rajoy en la foto…desgraciadamente tengo la experiencia y no es agradable)

Eurozone leaders' meeting

 

Siguiendo con el tema de la entrevista. Si es por Skype u otro método de videoconferencia,aunque estés en casa, debes vestirte formalmente, como si hicieras una entrevista en persona.

consejos-entrevista-trabajo-skype1

Normalmente los procesos de selección tienen una media de entre tres y cuatro entrevistas. Te suele entrevistar recursos humanos, tu futuro jefe, su superior (si lo tuviera) y a veces el director general o los CEO (todo esto depende mucho del puesto y del tamaño de la empresa

La mayor diferencia que he encontrado yo entre los procesos de selección en España y Alemania es que en Alemania muchas veces te hacen siempre las mismas preguntas, son procesos más estándares.

raw

Es usual que la última entrevista se haga “in situ”. Lo normal es que te paguen el billete y la estancia, a diferencia de España. Otra cosa es que te paguen los costes de traslado. En función del puesto y la empresa pueden hacerlo o no. De todos modos, si no te los pagan, guarda todas las facturas de los gastos que tengas al mudarte de país por aceptar  un puesto en Alemania, ya que son gastos deducibles en la declaración de la renta alemana.

Al final del proceso recibirás, si eres el seleccionado, una oferta en firme.

Comentar que como aclaro en el título del post, este proceso es el normal para un puesto cualificado. Un puesto no cualificado, como por ejemplo camarero, lavaplatos, etc. desde mi punto de vista, es bastante complicado, por no decir imposible, de encontrar sin estar en el país pero también es cierto que estando allí se tarda menos en encontrar que uno cualificado

Bueno, espero haberos ayudado un poco y si tenéis alguna duda o necesitáis alguna aclaración, escribidme!

Bis bald!

Patricia

 

 

Y otra adaptación más…a reespañolizarse!

13062998_596945210482503_479202849033698963_o

Hola a todos!

Dos semanas en el nuevo trabajo, tres en España, y parece que empiezo a sentirme persona. En los últimos fines de semana no he hecho otra cosa más que dormir, pues no tenía fuerzas para nada más…

tumblr_n3a9szjdfT1szh7jyo1_500

De hecho, he estado enferma, varios días con migraña, todo me sonaba a chino en el trabajo, etc. He intentado saber como me sentía: si triste, ansiosa, frustrada, enfadada o qué me pasaba pero nada de esto podía definir mi estado de ánimo…Pero creo que al final, el viernes, después de un ataque de migraña di con la palabra. No es un estado de ánimo, es  simplemente que me siento incómoda. Así es como puedo definirlo: ni triste ni contenta, no feliz ni desdichada…simplemente incómoda. Como si me hubieran sacado de mi hábitat. Si lo pensamos, eso me ha pasado, he salido de un hábitat para meterme de cabeza en otro en el que no había pensado como sería realmente

tumblr_mnlq61JVqY1qf7xjxo1_500

Tanto mi vida personal como profesional son bastante diferentes aquí. Ya no recordaba ciertas “chapuzas” de los trabajos (por ej. los contratos laborales, el obligarte a firmarlos aunque creas que hay algún error si quieres el trabajo). En un principio me quejé, porque no figuraba mi puesto real pero luego caí….”en España siempre ha sido así”….con lo cual firmé.

tumblr_mpo9ahB1UZ1sqpca0o1_r1_500

Después, mis compañeros. Afortunadamente hay buen ambiente y nuestra jefa se preocupa porque estemos cómodos pero es rara la sensación de ya tener cierto cargo por tu experiencia…ya tengo menos gente encima de mi que debajo. Entonces me di cuenta…ya soy totalmente una adulta con becarios, juniors y seniors a mi cargo.Lo bueno, es que desde el primer día te tratan con cierto respeto, cosa que antes tuve que ganármelo.

3eed7e70-9b69-11e3-a8e8-8b7ddfe39545_where-did-my-youth-go

Una de las cosas que más orgullosa me hacen sentir en mi nuevo trabajo es cuando me requieren porque no entienden el inglés de los alemanes…jeje para algo sirvió! El hecho de tener a tanta gente joven en mi equipo me ha hecho dar cuenta que como dije antes, ya no soy una “junior” y que ahora hay gente que hace las cosas más rápido que yo (sobre todo si se trata de ordenadores y móviles) . Eso impacta, o al menos a mi me ha impactado. Fueron casi cuatro años en Alemania pero para mi vida parecen 10.

Llevo dos semanas peleándome con las cápsulas del café. En Alemania el café en las empresas que trabajé era de filtro y aquí cápsulas por todos lados. Cápsulas que he de comprarlas yo y ya me he equivocado dos veces…También me sorprende el murmullo constante, la ausencia de silencio…a veces me cuesta concentrarme. Es una de las cosas que más me gustaban de Alemania, el silencio…

giphy

Me siento aliviada en el trabajo porque se que un error no es una “Katastrophe” como dicen en Alemania…eso me influía mucho. Aquí puedo estar más tranquila aunque he de reconocer que he ganado precisión en mi trabajo debido al miedo al error con el que vivía allí. Sí, en Alemania se es más exacto quizás debido al pánico al error que tienen pero no creo que las cosas se hagan totalmente bien. Mientras haya protocolo y nada se salga de ahi, no hay problema pero el mundo actual tiene cada día más protocolo. Respecto a eso, si echo de menos un poco más de organización, cosa de la que carecen las empresas españolas en su mayoría.

schwerer_fehler

 

Entre tanto lío que hay en mi vida (nueva ciudad, trabajo, reencuentro con amigos, encontrar nuevos, en fin, seguir con mi vida…) no he podido pensar en Alemania. Mejor dicho, no quiero pensar en Alemania porque parte de mi se quedó allí y hay ciertas cosas y personas a quienes echo de menos. He aprendido que en la vida no se puede tener todo, hay que asumirlo y aceptarlo pero aún me hace daño pensar en mi segunda Heimat y lo que me gustaría haber podido trasladar aquí. De hecho quería seguir aquí con el alemán pero hoy por hoy no puedo, no puedo con todo…espero poder hacerlo dentro de unos meses cuando esté más organizada porque afortunadamente mi horario no es de sol a sol.

003

Una amiga me dijo hace poco que si hice lo que sentí seguro que fue lo correcto. Creo que si lo ha sido pero hoy por hoy aún me queda un camino para sentirme otra vez “en casa”. Si, aquí hablo el idioma, es mi país, etc…pero…cambié. De hecho no creo que todos los cambios hayan sido positivos, ahora creo que me he vuelto un poco más tímida. Me he pasado tanto tiempo sin poder ser exactamente como era porque no podía expresarme bien que ahora creo que me he vuelto más solitaria. Antes de ir a Alemania era más independiente y ahora creo que me he convertido en solitaria y no me gusta. Espero que sea algo pasajero.

Entre tanto, llevo ya un mes en España y casi todo el tiempo me lo he pasado durmiendo, descansando, trabajando…Está siendo duro pero como me han dicho tengo que darme tiempo. Parece mentira que 2,5 horas de avión  cambien tanto la forma de vivir, la idiosincracia de la gente, el mundo de la empresa…Es, simplemente, otro mundo. Ni mejor ni peor. Solo diferente.

no te detengas

 

Algo de estabilidad en mi vida en Alemania

Hallo Leute

ya casi no tengo tiempo para el blog aunque por otro lado se me hace cada dia encontrar algo interesante que contar.

Mi vida en la actualidad se reduce a trabajar y a salir de vez en cuando y es ahora cuando noto que llegó la estabilidad porque empiezan a preocuparme temas personales y no como sobrevivir aqui.

Mi trabajo no es el trabajo de mis sueños, aunque afortunadamente trabajo de lo mio. Trabajo con gente de muchos países y al final veo que todos nos comportamos si no igual, parecido, a los alemanes. A veces me sorprende como sin darme cuenta te mimetizas con el ambiente y solo en tu vida personal eres “tú” aunque realmente este “tú” ha cambiado mucho desde que llegó aquí.

Hay momentos en los que me pregunto si esto ha merecido la pena. No lo se, pero ahora mismo no me planteo vivir de otra manera. A veces uno tiene ganas de regresar aunque al menos en mi caso, lo que realmente echo de menos de España son algunas personas y el trato. El resto…no. Objetivamente, con datos, como les gusta a los alemanes, no estoy mal aquí (sí, podría ganar más y conocer a más gente pero las cosas son como son). He pasado épocas muy malas pero ahora, no se porqué, he entrado en una fase en la que me siento más estable. Realmente algo que ayuda es manejarte mejor en alemán. Ya no es como antes, que me daba miedo hacer ciertas cosas por no poder entender mucho. No, no tengo aún un super nivel de alemán, pero teniendo en cuenta que en mi trabajo hablo tres idiomas y no me queda tiempo para ir a clases estoy satisfecha.

Algo que me ha sorprendido es ver como en navidad y año nuevo los compañeros de trabajo te saludan uno por uno y te desean feliz navidad o feliz año. Esa es una muestra de como es este país. La gente se preocupa poco por los demás, pero luego, cumplen estrictamente normas sociales y el felicitar la navidad y el año nuevo, es un “must” aquí.

Personalmente, no soy amiga de normas sociales muy rígidas pero este año he tenido que sacarme la sonrisa (para mi muy falsa) y desear a todos feliz año. No, no es que no les quisiera felicitar pero no me gusta tener que abrazar y felicitar a gente que durante el resto del año ni te habla…en fin.

Relacionado con esto está el tema de las fiestas de empresa de navidad. Me da la impresión que aquí es más importante acudir que en España. Yo, debido a las empresas donde estuve en España o por otras circuntancias acudí a pocas fiestas de empresa en mi vida laboral. De hecho, siempre recuerdo a mi padre que si podía no iba, o mismamente, compañeras de mi empresa actual pero que trabajan en España, no iban a la fiesta y no pasaba nada.

Aquí me ha dado la impresión que es un gran acontecimiento. En mi vida había visto tanto traje de fiesta junto y a precios asequibles.

Este año tuve una fiesta a la que había que asistir, según la invitación, “de gala”. Preparé los detalles desde un mes antes y lo curioso es que conforme se iba acercando la fecha más me daba cuenta que no era la única que estaba dentro de la espiral de “qué me pongo” para la fiesta. Parecía que medio Berlin hacía lo mismo que yo…

Cada día que paso en Alemania me doy más cuenta de lo equivocada que estaba respecto al país. Es, realmente, un país donde gustan de seguir sus tradiciones y poco arriesgados. Creo que si lo hubiera sabido antes no hubiera venido pero eso, si no vives, no lo sabes.

Con todo, esto de las tradiciones y conservadurismo, quizás no esté tan mal. No se porqué pero así como en España siento que el país no sabe a donde va, aqui la impresión que tengo es que todo tiene unos cimientos sólidos

La estabilidad que digo que últimamente siento, creo que también tiene que ver porque ahora mismo ya hago las cosas “normales” como por ejemplo ver la tele. Se que si la viera más aprendería más rápido pero no consigo engancharme a ella. De todos modos, ya la veo al menos un rato cada día y eso es ya un avance. Parece que no, pero te sientes más implicado en la sociedad. También el sentirme “segura” en el trabajo ayuda. No tener que pensar si te puedes mudar porque no sabes si seguirás en tu trabajo es un alivio.

Tres años en Alemania…no se me ha dado mal, y creo que lo peor ha pasado. Ahora estamos en la fase de consolidación. Por ahora, seguimos.

Vacaciones en España…

20151107_162107_resized_1
Hallo Leute

llevo 5 días en España, concretamente en Canarias, de donde provengo. Solo puedo decir…uff. Que mal veo todo, este no es el país que yo conocía.

Cuando vengo siempre aprovecho para pensar bastante sobre la decisión que tomé en su momento de emigrar. A veces me parece que no estaba yo muy bien cuando pensé en ello, que no sabía cuales eran las dificultades reales de integrarte en Alemania. De todos modos por mucho que leí que era complicado nunca me influyó en mi decisión. Así soy yo: si algo quiero voy a por ello por mucho que los otros me digan que no.

Ahora, con la perspectiva de una vida en Alemania vuelvo aquí con el deseo interno de poder volver pero…la realidad es la que es. Volver o no…¿qué me ofrece cada uno de los países? Yo, por ser como soy (una persona orientada al trabajo/estudio), veo que Alemania me ofrece algo que no me ofrece ahora mismo España. Me ofrece trabajo. De vez en cuando envio CV a España pero nadie me llama para entrevistas, cuando en Alemania si que lo hacen. En España ¿que tengo? Más afecto. Nunca me había dado cuenta hasta que mi vida profesional se ha estabilizado en Alemania. Conseguida cierta estabilidad ahora, la otra pata, la de los afectos, es la que hay que reforzar.

Se acabó la luna de miel con Alemania. Ahora si veo como es el país en realidad y bueno, no voy a quejarme porque los objetivos que perseguía se han cumplido. El único que no se ha cumplido es el del alemán. Todo el mundo me dice que necesito más tiempo, y es así pero a veces me desespero. Una nota progresos pero nunca es suficiente.

Según los expertos hay cuatro fases en la emigración:

1. Luna de miel. Esa en la que todo es novedoso. A mi me duró como dos años. Creo que fue más larga de lo normal porque yo fui muy motivada a Alemania. Se dice que dura sobre año y medio…

2. Depresión. Empieza cuando te das cuenta de lo que echas de menos de tu país. En mi caso, creo que empezó a los dos años e hice un “stop”. Regresé a España por cuatro meses porque necesitaba saber qué quería. Como yo, muchos regresan…y como yo muchos volvemos a irnos. Pero volvemos y a veces ciertas dudas siguen porque estar totalmente integrado es muy difícil.

3. Integración. Depende del país tarda más o menos en llegar (dicen que mínimo tres años). Yo no me siento un bicho raro en Alemania, no me siento excluída ni siento que es “demasiado” para mí (cosa que sí sentía el año pasado, me daba la impresión que era mucho para una persona sola). Pero el tema del idioma hace que no me pueda comunicar como me gustaría y eso hace que sea más difícil tener una vida lo más parecida posible a mi vida en España. Para mi es importante comunicarme pero en alemán no puedo hablar de los mismos temas que en español o en inglés. Eso supone una barrera. Además, la gente, la cultura. No soy ni por asomo una persona fiestera, tampoco soy alguien que necesite estar siempre rodeada de gente, pero eso no impide que eche de menos como me tratan las personas de mi país o latinos…Eso, la calidez, eso si que lo echo de menos. Echo de menos que en el trabajo no pueda ser yo completamente porque si lo fuera probablemente me echarían. Así que soy “yo” fuera del trabajo pero a este “yo” le quedan muchas cosas que hacer fuera del trabajo

4. Nueva vida. Dicen que en esta etapa te olvidas de tu vida pasada. Yo realmente no creo que nunca la olvide. Dicen también que esto se debe para mitigar los deseos reales de regresar. Esto si creo que es así. Creo que uno poco a poco se va dando cuenta que quizás no puede volver porque en nuestro país no hay sitio para nosotros (cuando digo sitio me refiero a por ejemplo un trabajo). Además, uno cambia y está en una especie de dos mundos con lo cual habrá que decirdirse por uno.

Ahora, desde España, veo que estar en Alemania es objetivamente mejor pero tengo que empezar a verlo todo con otros ojos. Sobre todo tengo que hacerme una “vida” allí,cosa que me cuesta.

Estos días he tenido experiencias que no las habia vivido desde que estuve en Cuba hace unos años (y no recuerdo cuando fue la última vez que me pasó en España): pedir algo y “no tengo”. Pedí dos bebidas diferentes en un establecimiento muy conocido y no tenían. En Alemania nunca me pasa…lo que está en la carta está, y lo que no, no.

Por otro lado…la calidad de muchas cosas. Hace 10 años uno iba por cualquier país europeo y no teníamos nada que envidiar. De hecho éramos la envidia de muchos. Ahora…ahora veo que la sanidad por ejemplo, es un caos. Que los productos se venden a un precio prácticamente igual cuando la calidad es menor. Que el dinero negro corre como antes de la entrada del euro…Que seguimos con malas prácticas y poca profesionalidad en muchos ámbitos. O sea, para mi, hemos regresado a los 90. La única diferencia es que estamos hiperconectados.

Mucha gente quiere volver a España y creo que la mayoría volverá (o volveremos, quien sabe). ¿Por qué? Porque la cultura alemana y el idioma frena la integración. Uno intenta integrarse pero…no siempre la respuesta de la otra parte es positiva.

En estos días he salido con amigos de mi época universitaria…¡cómo ha pasado el tiempo! Estamos todos más gordos y más viejos 😉 pero menos alguna excepción que trabaja en algún organismo estatal, el resto son universitarios  desempleados o con trabajos precarios en forma de autónomos que no les da muchas veces ni para cubrir costes. Entonces pienso que yo lo he pasado mal pero ellos también lo están pasando mal. Todo el día con el teléfono en la mano para facturar cantidades irrisorias por servicios de arquitectura, abogacía, etc. No nos ha tocado una época fácil, incluso en el ámbito de las relaciones personales las cosas no son como nos dijeron que serían y al final da igual España o Alemania. España no es como era y ahora creo que estamos en un punto sin retorno.

Y yo mientras tanto, doy gracias por no haber cambiado tanto como pensaba. Mi esencia sigue siendo la misma y me sigo sintiendo igual de cómoda con la misma gente de hace casi veinte años. Simplemente ya no tenemos veinte años y nuestras vidas no son lo que esperábamos. Esto es lo que echo de menos en Alemania, justamente esto.Ese cariño, ese afecto, ese “calor”. Esas conversaciones de siempre. Pero bueno, quizás deba mentalizarme que esto puedo tenerlo en “pequeñas dosis”, quizas un par de veces al año. Y mientras seguir mi camino, porque como dice uno de mis amigos, que sabe bien de lo que habla”, “lo importante es tener la nevera llena” y yo en ese sentido no puedo quejarme.

De vuelta…¡otra vez!

Auf dem Weg

Hallo Leute!

Ha pasado medio año desde la última vez que escribí. De hecho ahora estoy en España. Enfermé en Alemania y necesitaba ciertos cuidados que allí no podía tener viviendo sola así que desde hace un par de meses estoy aquí. Si todo sale bien en verano volveré.

Este tiempo en España me está sirviendo para pensar donde quiero estar realmente, si aquí o en Alemania. Cuando me fui en 2012 fui bastante informada pero nunca sabes lo que es hasta que lo vives. El balance en general ha sido positivo pero ha sido muy duro emigrar sola sin conocer el idioma y sobre todo sin ser consciente ni querer aceptar que el alemán, al menos cuando una ya no es una niña no se aprende en un año. Ahora me pregunto como fui capaz de hacerlo, como pude arreglar todo mi papeleo sola, etc.

Mi enfermedad es consecuencia de la emigración, de algunas cosas que no sabía y de otras que no las llevas igual en tu país que fuera sobre todo porque en tu país tienes apoyos y fuera aunque puedas conocer gente normalmente a no ser que tengas una pareja consolidada, no recibes el apoyo que si puedes tener en el tuyo.

Ahora si que soy consciente, de verdad, de lo que implica emigrar (y asumo que yo he sido en cierto modo afortunada). Uno puede intentar prepararlo al máximo antes de ir, y esto ayuda, pero hay cabos que siempre quedan sueltos o decisiones que te pueden ayudar por un lado pero perjudicar por otro. No se puede conseguir tener todo lo que tenías en tu país de origen en dos años…y si así fuera, probablemente algo “explote” por decirlo de alguna manera. Es demasiada presión.

En este tiempo he reflexionado mucho. Se lo que Alemania me ofrece y lo que no. No es el mejor país del mundo ni de lejos, sobre todo porque es muy diferente a cualquier otro país en Europa. Alemania es Alemania y punto. No valen las referencias de otros países, las cosas son como son allí, las acatas o las acatas. No hay otra. También es cierto que no toda Alemania es igual pero una cosa que yo eché en falta fue la falta de empatía en algunos momentos. A veces son cosa sin demasiada importancia pero cuando tienes problemas y no estás en un ambiente donde la mayoría de la gente te entiende (culturalmente hablando) llega un punto en que te saturas y ya no sabes como actuar. Parecía que todo lo que hacía estaba mal.

Fue difícil decidir volver pero para mi la salud es lo más importante y no me servía estar allí estando mal. Para bien o para mal soy libre para irme y para quedarme.

La vuelta a España ha sido…horrible. Llegué a pensar que hacía yo en este país. Me llevé muchos chascos con la gente y ya venía yo muy afectada para encima encontrarme con ese panorama. Pero bueno, he sobrevivido y he aprendido. Sigo adelante, que es lo más importante.

Encuentro el país como algo muy lejano a mi. Echo de menos Alemania. España está alterada pero a la vez la gente pasa. También veo que las cafeterías están llenas y parece que este año al menos consumen…y yo me pregunto cómo, porque no veo ofertas de empleo y se que las personas que han encontrado trabajo son como “minijobs” en Alemania solo que aquí no los llaman así. Cada día entiendo menos el país pero supongo que hay dos países…los que siguen como siempre y los que la crisis les ha golpeado duramente.

Ya os iré contando más cosas. Este tiempo ha dado para darme cuenta de muchas cosas… además, ahora quizás vosotros me podáis ayudar.

Un abrazo

Patricia