Algo de estabilidad en mi vida en Alemania

Hallo Leute

ya casi no tengo tiempo para el blog aunque por otro lado se me hace cada dia encontrar algo interesante que contar.

Mi vida en la actualidad se reduce a trabajar y a salir de vez en cuando y es ahora cuando noto que llegó la estabilidad porque empiezan a preocuparme temas personales y no como sobrevivir aqui.

Mi trabajo no es el trabajo de mis sueños, aunque afortunadamente trabajo de lo mio. Trabajo con gente de muchos países y al final veo que todos nos comportamos si no igual, parecido, a los alemanes. A veces me sorprende como sin darme cuenta te mimetizas con el ambiente y solo en tu vida personal eres “tú” aunque realmente este “tú” ha cambiado mucho desde que llegó aquí.

Hay momentos en los que me pregunto si esto ha merecido la pena. No lo se, pero ahora mismo no me planteo vivir de otra manera. A veces uno tiene ganas de regresar aunque al menos en mi caso, lo que realmente echo de menos de España son algunas personas y el trato. El resto…no. Objetivamente, con datos, como les gusta a los alemanes, no estoy mal aquí (sí, podría ganar más y conocer a más gente pero las cosas son como son). He pasado épocas muy malas pero ahora, no se porqué, he entrado en una fase en la que me siento más estable. Realmente algo que ayuda es manejarte mejor en alemán. Ya no es como antes, que me daba miedo hacer ciertas cosas por no poder entender mucho. No, no tengo aún un super nivel de alemán, pero teniendo en cuenta que en mi trabajo hablo tres idiomas y no me queda tiempo para ir a clases estoy satisfecha.

Algo que me ha sorprendido es ver como en navidad y año nuevo los compañeros de trabajo te saludan uno por uno y te desean feliz navidad o feliz año. Esa es una muestra de como es este país. La gente se preocupa poco por los demás, pero luego, cumplen estrictamente normas sociales y el felicitar la navidad y el año nuevo, es un “must” aquí.

Personalmente, no soy amiga de normas sociales muy rígidas pero este año he tenido que sacarme la sonrisa (para mi muy falsa) y desear a todos feliz año. No, no es que no les quisiera felicitar pero no me gusta tener que abrazar y felicitar a gente que durante el resto del año ni te habla…en fin.

Relacionado con esto está el tema de las fiestas de empresa de navidad. Me da la impresión que aquí es más importante acudir que en España. Yo, debido a las empresas donde estuve en España o por otras circuntancias acudí a pocas fiestas de empresa en mi vida laboral. De hecho, siempre recuerdo a mi padre que si podía no iba, o mismamente, compañeras de mi empresa actual pero que trabajan en España, no iban a la fiesta y no pasaba nada.

Aquí me ha dado la impresión que es un gran acontecimiento. En mi vida había visto tanto traje de fiesta junto y a precios asequibles.

Este año tuve una fiesta a la que había que asistir, según la invitación, “de gala”. Preparé los detalles desde un mes antes y lo curioso es que conforme se iba acercando la fecha más me daba cuenta que no era la única que estaba dentro de la espiral de “qué me pongo” para la fiesta. Parecía que medio Berlin hacía lo mismo que yo…

Cada día que paso en Alemania me doy más cuenta de lo equivocada que estaba respecto al país. Es, realmente, un país donde gustan de seguir sus tradiciones y poco arriesgados. Creo que si lo hubiera sabido antes no hubiera venido pero eso, si no vives, no lo sabes.

Con todo, esto de las tradiciones y conservadurismo, quizás no esté tan mal. No se porqué pero así como en España siento que el país no sabe a donde va, aqui la impresión que tengo es que todo tiene unos cimientos sólidos

La estabilidad que digo que últimamente siento, creo que también tiene que ver porque ahora mismo ya hago las cosas “normales” como por ejemplo ver la tele. Se que si la viera más aprendería más rápido pero no consigo engancharme a ella. De todos modos, ya la veo al menos un rato cada día y eso es ya un avance. Parece que no, pero te sientes más implicado en la sociedad. También el sentirme “segura” en el trabajo ayuda. No tener que pensar si te puedes mudar porque no sabes si seguirás en tu trabajo es un alivio.

Tres años en Alemania…no se me ha dado mal, y creo que lo peor ha pasado. Ahora estamos en la fase de consolidación. Por ahora, seguimos.

Comenzando de nuevo: entre Frankfurt y Berlín

Hallo Leute,

voy en el tren de regreso a Frankfurt desde Berlin, a donde fui a buscar piso.

Estos días, desde que me ofrecieron el trabajo han sido muy estresantes. Aún no he podido parar a pensar detenidamente, he tenido demasiadas cosas que hacer y aún me queda.

Tal es así que se me han olvidado cosas importantes. No soy una persona despistada pero que yo salga a la calle sin llevar llaves, que me vaya de viaje sin una tarjeta o algo así no es frecuente en mí. Me ha pasado un par de veces en estos días y  me preocupa pero supongo que no doy para más.

Me dieron 20 días para empezar a trabajar. Parece suficiente pero para una persona sola que tiene que buscar piso en otra ciudad tan complicada en este sentido como Berlin, no es tanto.

No es solo buscar piso, sino viajar (que supone dinero) hacer la mudanza (más dinero) poder dejar tu antiguo piso en condiciones (PERDER DINERO porque no da tiempo a avisar en el período que figura en el contrato), hacer papeleo antes de empezar a trabajar (nuevo Anmeldung y tarjeta de impuestos).Son muchas cosas y poco tiempo.

Afortunadamente tengo a gente que me ayudará con el hecho en si de la mudanza, eso ya es un alivio pero cuando pienso en lo que me queda…

Al menos ya tengo piso. ¿Cómo? Pues como todo lo que quieras tener rápido porque no tienes tiempo de buscar y menos en una ciudad donde hay tanta demanda. He cogido un Wohnung auf Zeit que es lo que diríamos en España un apartamento por un período determinado, en mi caso 3 meses aunque puedo aumentarlo. Lo bueno es que tiene de todo, no tengo que preocuparme por nada. Además, lo he buscado cerca del trabajo. Desventaja: el precio. Así tendré tiempo de buscar otra cosa más barata teniendo en cuenta que aquí la mayoría de los pisos que se alquilan no tienen nada .

Me siento aún un poco bloqueada en lo que emociones se refiere. Tengo muchos sentimientos entremezclados.

Por un lado, estoy muy contenta por el trabajo. Es un buen trabajo, en una buena empresa y con buenas condiciones. Al firmar el contrato hemos estado una hora hablando del mismo, explicando cada papel que firmaba, cualquier política de la empresa que firmara debía ser entendida y me daban el tiempo correspondiente para que lo leyera. Esto me ha gustado. Firmas, pero firmas sabiendo lo que firmas. Realmente siempre debería ser así pero ya sabemos como lo hacemos en España. También es cierto que entre las multinacionales en España hay algunas que funcionan como estoy diciendo pero no todas. Además, tengo que decir que la empresa es multinacional pero como ayer hablamos, por muy americana que sea está en Alemania y está adaptada en muchas cosas a Alemania.

Por otro lado, estoy a la expectativa en lo que a esta nueva etapa me depara. No tengo ni idea de lo que me voy a encontrar. Por ahora solo se donde está mi casa y mi trabajo. Supongo que lo interesante es eso, no saber qué va a venir pero este año ha sido siempre así, nunca he sabido lo que iba a pasar al día siguiente porque una sola llamada podía cambiarlo todo.

Así que me gustaría tener un poco de estabilidad. Necesito tener mis rutinas porque la vida de estudiar alemán y enviar CVs  ha sido dura y he sentido el desgaste emocional.

Aunque no he tenido tiempo, como dije anteriormente de pensar con tranquilidad en todo lo que ha sucedido en la última semana, solo puedo decir que por muy feas que empezaban a ponerse las cosas solo sabia que quería seguir aquí  y que iba a hacer todo lo posible.

Ahora recuerdo cuando decidí venir a Alemania…un día, estando en la oficina, barajando opciones de a qué país emigrar me llegó una documentación de una de las contabilidades. Era de la oficina de Frankfurt y era todo tan claro, tan fácilmente entendible que empecé a barajar la opción. La idea fue tomando cuerpo porque tenía un compañero que había trabajado aquí y me dijo que era una buena idea. Empecé a investigar y me pareció un buen destino aunque el idioma era el problema. Pero claro, pensando en multinacionales y mi amigo que me dijo eso “ tú no te preocupes que en un año dominas alemán” ( el aprendió porque su mujer es alemana, estaba con alemanes , habla con todo el mundo, etc.). Así que mi “yo  aventurero” esta vez se salió con la suya. Estuve un año preparándolo todo, (aunque lo poco que estudié de alemán aquí quedó en nada ), concluyendo temas pendientes, etcétera y después vine.

Al llegar he encontrado más o menos lo que esperaba (aunque creo que hay cosas que quizás ya no me parecen tan extrañas pero al principio si me chocaron…si leeis al principio del blog os daréis cuenta) excepto la tremenda desigualdad social que hay  y ahora digo que no puedo quejarme, que soy muy afortunada al haber conseguido un trabajo en finanzas en una ciudad como Berlín con un buen sueldo y una buena empresa.

Vine a Frankfurt pensando que sería el mejor sitio por mis estudios y experiencia y resultó que ninguna empresa nunca me llamó para entrevistarme. Consultoras sí pero ninguna empresa. Se supone que Berlín es un sitio complicado para encontrar trabajo, pero allí estaba mi sitio. A veces estas cosas pasan. Me gusta Berlín pero me siento Frankfurterin. Le tengo cariño a la ciudad, me ha tratado bien y me da pena en cierto modo irme porque no he podido aprovechar toda la riqueza que tiene sobre todo porque estaba tan en mi mundo que no tenía ánimo para otras cosas o porque no podía permitirme ir a ciertos sitios. Siempre puedo volver, está claro, e ir y visitar los sitios que han quedado pendientes, sobre todo algunos pueblos de alrededor. Frankfurt es para mí, mi Geburtsort en Alemania. La echaré de menos sobre todo porque es muy cómoda, todo funciona muy bien y porque el clima es bueno en comparación con Berlín, que hace mucho más frío. Es una gran ciudad pero en pequeña. También echaré de menos a algunas personas pero espero seguir en contacto con ellas.

Tengo que agradecer a mis padres todo lo que han hecho por mí, por la educación que me dieron, porque siempre me dieron todo y más. A mi hermano por estar ahí y apoyarme, a mis amigos por apoyarme (y soportarme) en los momentos más duros de mi vida que ha habido unos cuantos. Gracias a mi “hermana mayor” porque para mí es un ejemplo a seguir.

Pese a esta mezcla de emociones, unos cuantos problemas por resolver si alguien me preguntara si soy feliz diría que sí, en este momento soy feliz.

 

P.D. Si mi compañero de trabajo me dice que se tarda más de un año en aprender alemán supongo que no hubiera venido

De nuevo un agradecimiento a todos los lectores de mi blog

resize.phpQueridos lectores,

quería por enésima vez daros las gracias por el apoyo que me habéis dado durante todos estos meses. Eso, por un lado, y por otro disculparme.

Estos meses han sido duros. Después de las novedades iniciales empezó la cruda realidad de la emigración, sin trabajo, sin el idioma y en solitario. Ha sido duro y cada día tenía que levantarme con fuerzas para seguir adelante. Unos días con más, otros com menos pero poco a poco lo he ido llevando.

Mientras, mucha gente me ha contactado incluso para conocerme en persona pero  no lo he hecho. He tenido la cabeza  en otro lado. A veces me parecía una buena idea pero estaba tan mi mundo del alemán y los CVs que, aunque sabiendo que las relaciones interpersonales eran importantes, no podía evitar seguir en lo mío.

En los últimos meses no he podido más y he quedado con algunas personas que he conocido y tengo mucho que agradecerles porque los seres humanos necesitamos relacionarnos pero cuando decidí venir a Alemania tenía claro que no quería estar siempre con españoles ni hablando español. De hecho a veces quedo con españoles y hablamos en alemán.

Siento no haber podido quedar con toda esta gente que me ha escrito a mi mail personal, pero mi cuerpo no estaba en ese momento. Tenía otras prioridades. Necesitaba sentirme mejor conmigo misma, no estar tan agarrotada con algunas cosas. De hecho, después de muchos meses en el grupo de españoles en Frankfurt hoy he ido a la primera y en mi caso supongo que última quedada.

Las cosas han sucedido así, necesitaba sentirme con mis “necesidades básicas cubiertas” para pasar a la superior. Para mí la básica era el trabajo y la de relación era la siguiente. Realmente esas no son mis prioridades en la vida pero ahora mismo estoy en una situación de subsistencia. Y para subsistir necesitamos trabajar.

Me encantaría poder hacer muchas cosas en Frankfurt ahora que tendré trabajo y podré permitirme cosas que ahora mismo son impensables pero el destino ha querido que Berlín sea mi nueva “Haltestelle.

En fin, gracias a todos por las felicitaciones y siento haber defraudado a otras personas pero no podía hacer otra cosa que seguir lo que mi instinto me decía.

Liebe Grüße

Patricia

Siento que me estoy perdiendo cosas

caminantenohaycaminojesrx4Hallo Leute

Una de las cosas que peor llevo de vivir aquí es la sensación de estar perdiéndome muchas cosas que este país ofrece. Las razones son dos, el idioma y la falta de trabajo.

Respecto a la falta de trabajo, no es algo que pase solo aquí, pasa también en tu país. Todos cuando estamos en paro salimos menos por no gastar. Aquí igual o peor porque al final relacionarse es importante para integrarte en el país,  ya que aunque no conozcas muchos alemanes, el simple hecho de conocer gente hace que se te abran algunas puertas.

Yo, que pensaba que venía a un país “serio” donde no se necesitaban “enchufes”…pues me equivocaba. Esa Alemania ya no existe. O no existe como hace 30 años. Está claro que para un puesto de trabajo de cierto nivel no hay enchufes ( siempre habrá alguna excepción) pero si quieres algo como un minijob y nunca has trabajado aquí,  es importante conocer gente. Igualito que en España. Se puede conseguir sola, claro que sí, pero con conocidos es más fácil. De hecho en España no todo el mundo conseguía trabajos por enchufe (yo soy un caso) pero ya me he dado cuenta que en algunas cosas si te “ayudan” mejor.

Muchas veces me han dicho aquí que mejor no buscar un minijob porque puede ser malo para volver a lo mío pero visto lo visto no me va a quedar más remedio y no se como buscarlo, porque no he trabajado de algo que no sea lo mío. Me han dicho que de lo mío también hay minijobs así que habrá que intentarlo.

A veces no sabes que va a ser lo mejor para ti, qué camino seguir…se sabe que nada está escrito pero a veces te sientes tan desorientada que no sabes por donde tirar. Si es difícil en un país que conoces pues en uno en el que acabas de aterrizar mucho más

Respecto al idioma, aunque ahora entiendo mucho más que cuando llegué, sigue siento una barrera para aprovechar muchas cosas. Es complicado buscar información sobre algunos asuntos sin tener un conocimiento más técnico de alemán, aprovechar otras, etc. A veces me desconsuelo viendo revistas muy interesantes pero no las compro porque no estoy en disposición de pagar 7 € por algo que entenderé el 25% por ciento. Ojo, que las revistas del corazón las entiendo totalmente….¿Por qué esa diferencia? Por el lenguaje que usan.

Me estoy perdiendo muchas cosas interesantes en muchos ámbitos como el económico, literario o filosófico, y los textos de los libros para niños me aburren. Ya me he leído mi primer libro en alemán, un libro “normal”. Habré entendido alrededor del 50% pero he entendido el libro.

Llevo una época agridulce…contenta cuando me llaman para las entrevistas, después mi estado de ánimo cae cuando no me seleccionan y me dan respuestas al porqué no he sido seleccionada que no me convencen. Luego otra vez a empezar. Mientras sigo estudiando alemán  y me parece que siempre estoy haciendo lo mismo, veo avance pero lento.

Vine con una idea de poder hacer ciertas cosas y que iba a ser duro pero la dureza no pensé que fuera a ser así. Es duro psicológicamente. Hay que aguantar muchas frustraciones y sobre todo muchos vacíos como no saber que va a ser de ti en un mes. Cada día te puedes llevar una sorpresa. Al principio era divertido pero llega un momento en que te preguntas cuánto más necesitas para ver algo de claridad en el túnel.

Por cierto, en España siempre me he visto como una española poco convencional (no soy muy de fiestas, paso de todo el folclor español, no soy una “mañana, mañana”, soy puntual, etc) pero aquí me he dado cuenta con algunas cosa que efectivamente tengo rasgos de española. Quizás menos pronunciados que otras personas pero los tengo.

En fin, hoy no se ni que nombre ponerle al post. En principio iba a hablar de un tema pero me he desahogado un poco… Esto es así. No es que esté especialmente sensible o de bajona, simplemente me gustaría volver a trabajar. Eso es lo que quiero y mi cuerpo me pide. Con eso muchos problemas se me solucionarían. Como a tantas personas.

9 meses aprendiendo alemán y se van viendo los frutos

cartel_eoi_jornadas(1)Hallo Leute,

hoy quiero hablar sobre como han sido estos nueve meses aprendiendo alemán y  cual ha sido mi experiencia .

Llegué a Alemania prácticamente de cero, aunque había ido unos meses a clase en España que me permitió el primer día de clase llegar a la academia sin problemas , presentarme y entender las primeras cosas que se explicaban porque ya las había visto. Poco más porque en la calle no entendía nada de nada. Para cualquier cosa tenía que preguntar si hablaban inglés porque no podía comunicarme. De todos modos a los dos días de llegar a Alemania tuve que empadronarme y eso se hace en alemán. Te preguntan tus datos personales en alemán. Lo hice sin problemas aunque claramente me preguntaron de manera bastante lenta.

Al principio las clases de 3 horas diarias intensivas me parecían duras porque no era lo que se daba en las clases sino los deberes. Tardaba entre 4 y 5 horas en hacerlos y siempre tenía la sensación de que no asimilaba los conceptos al ritmo que dábamos las clases.

Mis primeros dos meses recibiendo clases fueron buenos, estaba contenta porque también mis compañeros no tenían ni idea de alemán y para todos era complicado. Iba viendo avance aunque este avance siempre lo he visto más rápido en entender que en hablar o escribir yo.También es cierto que depende de con quien hables. En las academias a los profesores se les entiende…pero cuando sales a la calle eso es otro mundo. Hay gente a la que se le entiende y otros a lo que es imposible entenderles.

Después pasé una época mala porque me fui a vivir a Colonia y no me gustaba la academia. Al no estar cómoda es más difícil aprender, aunque algo aprendí. Estando aquí, quieras o no quieras aprendes. Ahí tuve una buena tándem y me ayudó.

De vuelta a Frankfurt volví a la antigua academia y seguí progresando pero poco a poco empecé a cansarme de hacer siempre lo mismo y me di cuenta que perdía un poco el tiempo en el sentido que se pasaban mucho tiempo con tonterías (ej, cuentos tipo “Caperucita roja” que personalmente no me importa nada el vocabulario) pero no había tanto vocabulario útil.

Me ha ayudado a soltarme tener que hacer gestiones como ir al Agentur für Argeit y rellenar yo sola los impresos. Son complicados porque el lenguaje burocrático en Alemania es muy diferente al que se habla en la calle pero lo hice sola.

Para mí hay dos cosas bastante difíciles en alemán: hablar y escribir correctamente. Aparentemente cuando no sabes nada piensas que nunca lo entenderás, pero no, se entiende.

El problema con el hablar, es que la estructura de las frases es muy diferente al español y tendemos a decir las cosas al revés. He tenido varios tándems y el problema es el mismo, a lo mejor me corregían la pronunciación pero no el orden de la frase.  También es cierto que en alemán hay muchas formas de decir las cosas gramaticalmente correctas pero que no suenan bien al oído y la gente te dice “eso está mal” aunque realmente no esté mal sino que simplemente ellos no lo dirían así y es, en el modo que los alemanes lo dicen, como hay que aprenderlo. Además, los tándems  suelen tener otro problema, el nivel de compromiso. Yo necesito aprender el idioma pero muchas veces la otra persona no necesita aprender español así que lo hace por hobby. Lo ideal sería que  ambos lo necesitaran.

También hay que decir que la pronunciación tiene lo suyo. El alemán tiene muchos sonidos que el español no tiene y nos cuesta mucho hacerlos principalmente porque no tenenmos ni idea de como poner la boca y la lengua y a veces hasta nos cuesta distinguirlos. Pero ellos, si no decirmos correctamente las palabras entienden otras palabras distintas. Es complicado también por eso porque una palabra con una ö no es igual que con o por ejemplo y nosotros no estamos acostumbrados a esas diferencias y por esos muchas veces no nos entienden.

Así que al final he pagado por clases de conversación porque no he visto otra manera de aprender. Conozco a gente aquí pero cuando hay confianza es difícil cuando intentas hablar de algún tema interesante no pasar al inglés…Es un error mío, pero necesito expresarme y con el alemán aún no puedo decir todo lo que quiero aunque cada día más 🙂

Con las clases normales de la academia no hay tiempo para corregir a todo el mundo así que nada….¡a seguir pagando! De todos modos tengo que ver si la VHS ofrece solo cursos de conversación. Se que en Colonia había cursos dedicados solo a latinos, tendré que averiguar en Frankfurt.

Respecto a la escritura, es complicada porque siempre falla algo, sobre todo faltan muchas palabras que yo llamo de “relleno”, o me equivoco en algo…Es muy raro escribir 100%  correcto, pero bueno, voy mejorando poco a poco.

Al final ya había llegado a un nivel en la academia en el que vi que tenía algunas lagunas de atrás y sin resolver esos problemas se me iba a hacer difícil seguir avanzando. En las academias normalmente no tienen tiempo para ti después de clase así que te sueles ir con las dudas a tu casa. Yo soy una persona que me gusta entender lo que hago así que decidí buscar clases particulares porque necesitaba entender algunas cosas para poder seguir y ese trabajo ya en la academia no podía hacerlo.

Mi conclusión, es que para tener un profesor particular al menos en este idioma y cuando ya no eres un niño, debe haber un buen feeling entre ambas personas y que se entiendan. Aparte de eso, yo necesito a alguien bilingüe que conozca los dos idiomas y que me pueda decir porqué una palabra en alemán se usa para algunos casos y para otros no , por ejemplo el típico caso del als y el wenn. Ambas significan “cuando”…¿entonces porqué unas veces se usa als y en otras wenn? Cosas como estas solo te las puede responder alguien bilingüe, pero ojo, que sea filólogo y  que se haya preparado para la enseñanza de los idiomas. Quiero decir con ello que no por ser bilingüe, español o alemán  o que sea doctor en  filología, por ejemplo, alguien está preparado para enseñar un idioma. Enseñar es complicado y un idioma más, no todo el mundo tiene la preparación para hacerlo.

En general estoy contenta aunque me gustaría tener más nivel, claro, pero ya me lo dijo mi super profesor de la academia, aquel que tanto me gustaba y hablaba de él al principio del blog. Mínimo para hablar de todo y entender todo, de dos a tres años viviendo en Alemania. Luego, según quieres hablarlo y escribirlo muy bien, cada día mejor…¡toda la vida! Eso, como cualquier idioma. Este es un idioma duro porque a veces te da la impresión que haces mucho esfuerzo para el fruto que ves pero poco a poco vas viendo los frutos y esos días son fantásticos.

No sólo es conseguir un trabajo…otras experiencias te hacen crecer

difusio_n_2012_1Hola a todos,

Hoy voy a hablaros desde otro punto de vista. Desde el de alguien perfeccionista. Esto, normalmente a los que tenemos esta característica nos trae más problemas que beneficios. Si pudiera elegir antes de nacer hubiera preferido serlo menos pero…soy perfeccionista, lo asumo y vivo con esto lo mejor que puedo.

Ya intuía que venir a Alemania siendo perfeccionista iba a ser más difícil que siendo más “lolailo” pero creo que también puedo integrarme a la sociedad más fácilmente que si me fuera a un país caótico ya que aquí las normas suelen cumplirse (aunque menos de lo que esperaba). Quizás es porque he estado justamente en las tres ciudades “menos” alemanas: Frankfurt am Main, Köln y Berlin.

Pero volviendo al perfeccionismo y a mí, me ha influído a la hora de aprender el idioma.

He notado que cuando hablaba con gente totalmente desconocida me daba igual y no tenía grandes problemas. En la academia igual, no me importaba. Pero lo peor empezaba cuando tenía que relacionarme con las personas con las que vivía. Me daba vergüenza porque yo misma me exigía cada día hablar mejor y eso es muy complicado sobre todo si nadie te corrige, si tus compañeros tampoco son nativos, tienes que buscarte tus “tándem” por tu cuenta, no conoces casi ningún alemán, etc.

Todo era muy frustrante al principio porque tenía tres horas de clase diarias donde se tenía que retener mucha teoría, luego muchos deberes que me consumían tanto o más tiempo que las clases y al final lo que se dice estudiar, repasar…poco

Así, poco a poco han ido pasando los meses. Ahora ya me comunico, no me siento aislada, puedo más o menos decir todo lo que quiero aunque con muchas carencias claro, pero me comunico y entiendo a la mayor parte de la gente que me habla. No todo lo que dicen, pero me quedo con las ideas. Y sí, ya hablo alemán con la gente me avergonzaba hacerlo

Para una perfeccionista como yo ha sido un reto. Me ha costado, me he sentido como un bebé en el sentido de la comunicación. Y en esta situación de emigración y soledad es la comunicación la que te salva.

Afortunadamente tenemos internet. Lo ideal hubiese sido no hablar español pero no lo hubiera soportado. Cuando vine yo siempre dije “con españoles no hablaré hasta pasado un tiempo” pero menos mal que he podido hablar con mi familia y amigos de España porque si no, hubiese sido mucho más difícil de lo que ha sido.

Soy una persona que me gusta hablar y expresarme pero me he sentido totalmente cohibida. Espero con ansia poder decir el 75% de las cosas que quiero. En la actualidad creo que digo solo un 20 %….Pero ahora creo que va a ser un poco más sencillo aunque el avance se notará menos, al menos desde mi punto de vista consciente. Me he dado cuenta que el alemán es como el arroz, hay que dejarlo reposar para que coja “buen sabor”.

Así que con esta aventura alemana he tenido que aguantarme mi perfeccionismo, vivir con él aunque fuera incómodo a la vez que con la frustración de no poder comunicarme, no sentirme entendida, no poder decir exactamente lo que quiero, etc.

Al final, todo es una gran experiencia en mi vida. Soy muy afortunada por poderla vivir de una manera más cómoda que otras personas y poder decir que esta experiencia deberíamos vivirla todos.

Mi primera experiencia con el Agentur für Arbeit en Alemania

8577040-p-590_450Hallo Leute,

Esta semana también he tenido mi primer contacto con el “Agentur für Arbeit” ( o sea la oficina de empleo). Aquí hay varios organismos: Agentur für Arbeit, Job Center, etc. y depende de lo que quieras o vayas a hacer te mandan a un sitio u otro. Yo fui a este porque era donde ponían “ohne Termin” y yo no tenía cita.

Allí les dije que quería inscribirme, me preguntaron de dónde era, si recibía desempleo de España, me dieron un formulario para rellenarlo y me dieron una cita para que fuera hoy con mi CV.

Hoy fui y…aquí si tuve que hablar en alemán. Con lo cual mi autoestima por las nubes porque estuvieron más de una hora conmigo y todo en alemán, por supuesto.  Lo cierto es que cuando sales a la calle y ves que te enfrentas a organismos oficiales cuando es algo más complicado que empadronarte y ves que puedes hacerlo…¡te sientes la reina del mundo!

No se porqué, pero al ver que tenía un título universitario me dijeron que entonces tenía que ir a otro sitio para entrevistarme con otra persona. En cambio una amiga que fue conmigo al no tener título universitario se lo hicieron todo hoy. Además me han dado un plazo de una semana para llevarles un Lebenslauf (CV) completo; esto es, el CV como tal, títulos, certificados de notas, cartas de recomendación…Con lo cual, hoy metieron mis datos en el ordenador y ahora tengo que llevarles todos los papeles (aunque los tenía  pero me han pedido el “Abitur”, que según me dijeron en España equivaldría al examen que hacemos antes de entrar a la universidad, o sea en mi caso a la selectividad).  Tuvimos un problema para encajar qué habia estudiado yo con los nombres de carreras en Alemania…menos mal que ellos los títulos al menos ahora en el sistema los tienen en inglés y lo pude encajar creo que bien.

Así que a hacer más papeles, esperar a que me llegue la carta con esta cita y a ver…porque yo quiero un trabajo de lo que sea, pero como ya me han enviado a este departamento por tener estudios universitarios no se que pasará.

Lo cierto es que si lo miramos objetivamente está bien porque según tu formación te orientan (supongo, ya os contaré). En cambio en España no hacen nada y da igual que seas doctor o sin estudios…te sientan igual y te preguntan lo mismo. Conmigo se han pasado más de una hora y no ha sido por el idioma, sino por la de preguntas que me han hecho. Y en función de mi perfil han decidido.

Por ahora hasta que me vean de nuevo tengo “deberes”. Hay muchos cursos online y mucha información …así que aquí desde que empiezas a meterte en lo que es la sociedad y el sistema alemán no te aburres porque de todos sitios sales con un papel para que te informes

No se si esto funciona o no (según dicen no), pero al menos aparentemente la organización y la idea de dar a cada uno un trabajo conforme a sus conocimientos y experiencia es una gran diferencia con España. Pero como digo esto es en teoría. Veremos que sucede después.