De nuevo en Alemania e intentando poner en práctica lo aprendido

10919030_1404225519890934_5741990361786438645_n

Hallo Leute,

estoy en Berlín de nuevo. Todo se precipitó y tuve que regresar antes de lo esperado. Sí, ahora es mucho más fácil que antes: conozco el idioma, la ciudad, tengo trabajo con el que puedo vivir decentemente (no todos los que lo tienen pueden decir lo mismo)…pero siempre te llevas sorpresas.

Una de las mayores dificultades a la hora de llegar a Alemania es el tema del alojamiento. Yo dejé mi casa cuando me fui y ahora tuve que buscar otra rápidamente. Cuando esto sucede o simplemente cuando no encuentras piso, hay una buena opción (aunque más cara): los Wohnung auf Zeit. Son casas amuebladas con todos los costes incluídos en las que puedes estar un cierto tiempo (hay un máximo de meses con comisión a través de las agencias) y luego puedes quedarte un máximo de tiempo según cada caso pero nunca será un contrato al uso. Te piden una kaution (fianza) que suele ser entre uno y dos meses (al menos con las agencias que yo he trabajado) y una comisión mensual que suele ser del 25% del valor de la mensualidad más IVA.

Lo bueno es que están “listas para vivir”. Tienes de todo y suelen estar en sitios céntricos. Lo malo como dije el precio pero a veces es la única manera de hacerlo.

Después de unos meses fuera de Berlín he vuelto un poco diferente. He “cogido aire” en España e intento no cometer algunos errores como quejarme. Aquí las cosas son como son y muy difícilmente cambian así que o me aguanto o no sobrevivo. Otro reto es ver mucha más tele. Realmente la tele me aburre, como también lo hacía en España así que prefiero muchas veces ver películas en alemán en internet para “hacer oído”.

También es importante, si quieres vivir aquí y no estar de paso, que tus amistades también tengan la intención de estar un tiempo en el país y que no quieran salir corriendo a España. A veces ese ” ¡ay España!” nos perjudica más que nos ayuda si queremos comenzar algo nuevo en otro país. Hay que mirar hacia adelante y a España siempre se puede volver. Simplemente hay que valorar qué quieres para tu vida y dónde te sientes mejor. Ningún país es perfecto pero si por ejemplo en Alemania tienes trabajo pero te pasas el día triste porque quieres volver…¿merece la pena? Eso depende de cada uno y de como vea la vida.

Estoy expectaante ante todo lo que se avecina…ahora todo es mucho más fácil pero nunca en Alemania nada es fácil y se necesita muuuucha paciencia para algunas cosas. A veces me pregunto como pueden ser tan lentos.

Así que nada, he vuelto a Berlín. El trabajo obliga y parece que seguiré en esta ciudad. Me hubiera gustado estar en otra más alemana y menos caótica pero esto es lo que hay.En muchos sentidos soy afortunada.

Esto es todo por ahora…acabo de llegar y tengo muchas cosas por hacer.

¡Gracias por leerme!

Patricia

Anuncios

Una buena noticia para mi

P3110862

Hallo Leute,

por fin puedo decir públicamente que me he estrenado como escritora a la que le pagan por sus obras. Un post de mi blog va a ser publicado este año en un libro de texto de lengua española que se usará en colegios alemanes. Nunca escribí con intención de vender nada,lo hice porque como ya he dicho, por un lado a mí me venía bien y por otro ayudaba a los demás pero siempre es un elogio que valoren tu trabajo.Si además te pagan algo, mejor que mejor.

El post en cuestión es el siguiente:

Sensaciones y sentimientos desde Frankfurt

Hallo Leute,

llevo 10 días en Alemania y me siento rara. Rara…no mal ni bien, ni ansiosa ni confundida

ni contenta ni triste, ni decepcionada ni eufórica…No sé, estoy como en un estado en el que

aún no he pisado tierra. Realmente no he tenido tiempo de pensar, de organizarme…No he

tenido tiempo de nada desde que llegué. No he tenido tiempo para mí. Simplemente porque

no puedo o no sé cómo se hace.

Me siento presionada (anda, escribiendo ya me va saliendo el cómo me siento) por la

necesidad de aprender el idioma. ¿Quién me presiona? Yo misma y las circunstancias,

claro está. O sea, que en definitiva me presiono yo. […] Cada vez que salgo a la calle o

en mi misma casa, tengo que enfrentarme a la frustración de no poder comunicarme como

me gustaría, de no poder decir todas las cosas que quiero, de a veces tener que recurrir al

inglés porque no me queda otro remedio (la otra opción serían las señas, pero teniendo el

inglés…). Normalmente en la calle cuando pregunto algo suelo resolverlo con el alemán (es

todo un triunfo, la verdad) pero en casa, como las conversaciones tocan todos los temas es

mucho más complicados y a veces no queda más remedio que recurrir al inglés, volver al

alemán y así, poco a poco…

Los días se me pasan rápido pero a la vez me da la impresión que no hago nada

productivo…me levanto, voy a clase, salgo de clase, me doy un paseo, como, intento

enterarme que pasa por el mundo, hago los deberes y me acuesto. No tengo tiempo para

nada más. […]

También me he llevado sorpresas con las desigualdades sociales. Frankfurt es una ciudad

un tanto especial…por un lado puede pasar alguien que se nota que está forrado y por

el otro alguien que mira en la basura. Hoy mismo he visto esta imagen y me he quedado

sobrecogida. Sí, en España también se ve pero aquí lo he sentido más porque aquí se nota

que el dinero se mueve, se siente que hay riqueza pero también mucha miseria. Eso me ha

hecho acordarme de España y pensar que si eso sucede aquí donde hay algo de protección

social no quiero pensar qué va a pasar en España. […]

Me gustaría empezar a hacer amigos aquí pero me gustaría poder hablar en alemán con

ellos y aún es pronto porque lo que se es limitado. Y para hablar inglés me voy a UK aunque

al final en clase cuando tenemos que hablar algo entre nosotros el inglés es el idioma

común…

Tengo un proyecto aquí pero está claro que el alemán absorbe todo el tiempo. Me hace

sentir bien cuando veo que voy progresando…pero a la vez no todo puede ser el idioma

y me faltan cosas…Mi vida es un poco caótica ahora mismo y por mis características

personales una rutina más estructurada me vendría mejor. Espero no tardar demasiado en

conseguirlo. Realmente no pensé en que me encontraría con este problema, pero es que

hasta comprar un paquete de leche es complicado si no sabes el idioma y encima vienes a

un país donde hay de muchos tipos, como 3,5% fatt, 1,8% fatt, bio y no sé que más…porque

por haber hay de todo. Lo imaginable y más.

También hay un comentario y una respuesta al comentario pero el formato enviado por la
editorial no me deja copiar y pegar

Algo que me gusta mucho es que los destinatarios sean estudiantes de español como lengua extranjera, según he entendido de secundaria ( ya veré el libro, puesto que el sistema alemán no tiene nada que ver con el nuestro y podré ver exactamente como está tratado el tema)

En fin, esto ha sido un regalo para mi. Llevaba meses gestándose pero no he querido hacerlo público hasta que no he visto todos los papeles.

¡Gracias a todos por estar ahí!

Patricia

Algo que me hace estar muy contenta: el alemán

ichsprecheblow1

Hallo Leute

una de las mayores satisfacciones que tengo ahora mismo en mi vida es el alemán. Realmente es más difícil de lo que parecía en un principio pero también es cierto que para “salir del paso” con un año aquí tienes. Hablo desde la perspectiva de alguien de más de 35. Creo que si vienes con 18 con 2 años puedes hablarlo perfectamente.

En mi año y cuatro meses he notado bastante el avance y eso que no he estado constantemente en clases ni he visto la tele tanto como debería (solo me gustan los documentales y películas), ni conozco tantos alemanes como me gustaría…pero si es cierto que soy curiosa, me gusta escribir bien ya sea en español, inglés y ahora intento hacerlo correctamente en el alemán que se, leo todo lo que veo en la calle, cuando tengo que rellenar cualquier impreso lo hago yo y no se lo dejo a nadie para que lo haga, así tarde tres días, etcétera.

El gran cambio lo he notado en llegar a Berlin. No entendía NADA a los berlineses. Después de tres meses empecé a entender aunque afortunadamente hay gente de otros “Länder” a los que si entiendo. Es lo más duro, entender a los berlineses, pero poco a poco…al menos ellos me entienden a mí! Eso es buena señal.

Estoy entrando en una etapa en la que a veces hablo sin saber bien si lo que digo está bien o mal pero me entienden y noto más fluidez, voy reconociendo palabras que nunca uso pero las he visto, ya voy buscando en google.de y en alemán en vez de hacerlo en español…En fin, todo un proceso. Me siento orgullosa porque veo los resultados.

La mayor diferencia que encuentro con el inglés es que al cabo de un año estudiando inglés en el país nadie diría “aún no se inglés”. En cambio con el alemán parece que no te atreves a decir que sabes alemán porque te falta muchísimo, pero estás poniendo unas bases fundamentales, que lo quieras o no, sin ellas no vas a poder seguir. Mi nivel de inglés es bastante alto y tengo que reconocer que estudiar, estudié poco. Todo fue muy práctico y mi idioma de trabajo desde hace muchos años es el inglés. Pero con el alemán todo es mucho más duro. Eso sí, me siento mucho más orgullosa de mis méritos.

Ahora he retomado las clases de alemán y a veces me aburro un poco porque aunque se supone que es mi nivel veo que se va un poco lento para mí y ahora si necesitaría algo más de “caña”.Pero también tengo muchas otras que hacer así que supongo que no pasa nada. Además, me he dado cuenta que la escuela sirve para la gramática y todo lo reglado. Para mí, personalmente es importante escribir y hablar correctamente pero hay tantas cosas que no se aprenden allí…Yo soy un ejemplo. El trabajo me ha servido para tener el oído mucho más abierto aunque la gente no me hablara en alemán o me pusieran mala cara cuando yo hablaba con mi “schlechte Deutsch” (mal alemán) (realmente, ¿qué querían? ¿que no hablara hasta que lo hiciera perfecto? En fin, ese es otro tema…)

Todo el mundo habla de la dificultad del alemán. Yo me niego a pensar que la vida es demasiado corta para aprenderlo, como dicen por ahí. Probablemente no lo dominaré como me gustaría pero aprender, se aprende. Unos con más otros con menos esfuerzo, pero se aprende.

No he dejado de hacer nada por no saber el idioma y siempre hay alguna alternativa. Se lo digo a aquellos que empiezan. Hay un momento que parece que nunca vas a aprender, que no sabes como vas a declinar…se hace y aunque no lo hagas bien no importa, se te entiende. Lo que realmente es importante es el verbo, como en cualquier idioma.

Una de las mayores satisfacciones las he sentido esta semana cuando en clase la profesora escribió un tiempo verbal que yo llevo un tiempo usando sin saber que estaba bien, simplemente por lógica.O cuando dices algo a tu manera y todos te entienden. Al principio casi no te entendían ni de donde eras (por la pronunciación) y ahora poco a poco cada día te entienden y hablas más.

Solo por eso, hay que celebrar que estoy aquí.Me lo llevo puesto y nadie me lo va a quitar. El examen lo hago cuando quiera pero mi conocimiento y poderme desenvolver en algunas circunstancias eso no lo enseña ni el mejor profesor del mundo.

Impuestos y gestiones en Alemania…¡otra batalla más!

2,w=650,c=0.bild

Hallo Leute,

Una de las cosas que peor llevo de vivir aquí es no poder hacer ciertos trámites que se supone que por mi profesión debería saber hacer sola. Claro, en España se hacer fácilmente una reclamación de cualquier tipo (aunque no soy abogada algo se y también se si es necesario un abogado o no), hacer una declaración de la renta, hacer valer mis derechos ante una institución, etcétera.

Aunque mi alemán del día a día va mejorando (el tiempo, he retomado las clases, etc. ) hay muchísimas cosas que necesitas muuuucho tiempo para dominarlas y más cuando son cuestiones legales, fiscales, de derechos de algún tipo, etc. Si muchas veces en tu país no sabes ni lo que es legal y lo que no, aunque internet ayuda, en otro país es mucho peor.

Estos días me estoy sintiendo frustrada porque de cara a ciertos asuntos como la declaración de la renta tengo muchas dudas y no puedo resolverlas sola. Se supone que por mi profesión debería saber, pero claro mi profesión ¿dónde la estudié? Hay cosas comunes en España y Alemania, claro está. Pero no puedo consultar ciertas cosas, no se qué expertos son buenos en algo, no se donde buscar exactamente en internet, no conozco el vocabulario ( puedes estudiar Deutsch für den Beruf pero no tiene nada que ver con esto). Al final voy a tener que aprender a base de palos, porque no hay otra manera.

Gracias a varias personas de mi confianza estamos intentando desenmarañar el lío fiscal que tengo…porque esa es otra. Busco un Steauerberater ( un asesor fiscal). Lo busco en inglés porque no tengo un nivel suficiente de alemán para tratar estos temas y por mi profesión no tengo problema con el inglés a nivel fiscal. Así que por eso no necesito que sea en español, con que hable inglés me sirve. En Alemania te cobran en función de tus ingresos para hacer la declaración de la renta, cosa que considero justa pero es un arma de doble filo ya que te puede pasar como lo que me ha sucedido. Me recomendaron unos muy buenos y cuando les dije mis ingresos no me contestaron. No les salgo rentable. Así que habrá que ir buscando a alguien que me acepte como cliente y que me de cierta fiabilidad.

Lo mismo me ha sucedido con otros asuntos que tengo pendientes. Yo sola no puedo resolverlos porque no se exactamente qué derechos tengo, ni cuando leo un texto jurídico lo entiendo y todo es un lío…así que afortunadamente ahora no estoy tan sola y me ayudan aunque afortunadamente aunque estuviera sola, Berlin tiene algo que las otras ciudades no tienen tan desarrollada y hay que agradecerlo, que es una gran red de asistencia social con muchas ONGs. Gracias a eso mucha gente puede solucionar sus problemas legales de cualquier tipo porque si no sería un verdadero caos. De todos modos siempre es mejor tener a personas a tu lado que tener que ir a una ONG .

Solo que a veces te sientes como “uf, se supone que soy una profesional de esta rama y soy incapaz de hacer esto sola”…Es muy rara la sensación porque te preguntas ¿entonces? ¿sirve para algo lo que se en este país? Pues sí, claro que sirve…pero que todo es como “y ahora un paso más”…Primero fue empezar con el idioma, después empezar a enterarte de ciertas cosas (recuerdo cuando al principio no encontraba ni comida que me gustara en el super y aquí si hay algo es comida de sobra) y ahora debo estar en el momento de “ te toca aprender de economía alemana, de impuestos alemanes, de gestiones alemanas, y del vocabulario que conlleva”. Cierto es que realmente puedo vivir siempre dependiendo de las ONGs o de otras personas pero siendo como soy no es una opción factible.

Así que, siguiente paso: Adentrarme en el mundo económico alemán. Interesante, me encanta la economía y me siento orgullosa de entenderla (aunque cada día se entiende menos) y empezar a leer revistas o webs de esta temática por mucho que cueste…

Comenzando de nuevo: entre Frankfurt y Berlín

Hallo Leute,

voy en el tren de regreso a Frankfurt desde Berlin, a donde fui a buscar piso.

Estos días, desde que me ofrecieron el trabajo han sido muy estresantes. Aún no he podido parar a pensar detenidamente, he tenido demasiadas cosas que hacer y aún me queda.

Tal es así que se me han olvidado cosas importantes. No soy una persona despistada pero que yo salga a la calle sin llevar llaves, que me vaya de viaje sin una tarjeta o algo así no es frecuente en mí. Me ha pasado un par de veces en estos días y  me preocupa pero supongo que no doy para más.

Me dieron 20 días para empezar a trabajar. Parece suficiente pero para una persona sola que tiene que buscar piso en otra ciudad tan complicada en este sentido como Berlin, no es tanto.

No es solo buscar piso, sino viajar (que supone dinero) hacer la mudanza (más dinero) poder dejar tu antiguo piso en condiciones (PERDER DINERO porque no da tiempo a avisar en el período que figura en el contrato), hacer papeleo antes de empezar a trabajar (nuevo Anmeldung y tarjeta de impuestos).Son muchas cosas y poco tiempo.

Afortunadamente tengo a gente que me ayudará con el hecho en si de la mudanza, eso ya es un alivio pero cuando pienso en lo que me queda…

Al menos ya tengo piso. ¿Cómo? Pues como todo lo que quieras tener rápido porque no tienes tiempo de buscar y menos en una ciudad donde hay tanta demanda. He cogido un Wohnung auf Zeit que es lo que diríamos en España un apartamento por un período determinado, en mi caso 3 meses aunque puedo aumentarlo. Lo bueno es que tiene de todo, no tengo que preocuparme por nada. Además, lo he buscado cerca del trabajo. Desventaja: el precio. Así tendré tiempo de buscar otra cosa más barata teniendo en cuenta que aquí la mayoría de los pisos que se alquilan no tienen nada .

Me siento aún un poco bloqueada en lo que emociones se refiere. Tengo muchos sentimientos entremezclados.

Por un lado, estoy muy contenta por el trabajo. Es un buen trabajo, en una buena empresa y con buenas condiciones. Al firmar el contrato hemos estado una hora hablando del mismo, explicando cada papel que firmaba, cualquier política de la empresa que firmara debía ser entendida y me daban el tiempo correspondiente para que lo leyera. Esto me ha gustado. Firmas, pero firmas sabiendo lo que firmas. Realmente siempre debería ser así pero ya sabemos como lo hacemos en España. También es cierto que entre las multinacionales en España hay algunas que funcionan como estoy diciendo pero no todas. Además, tengo que decir que la empresa es multinacional pero como ayer hablamos, por muy americana que sea está en Alemania y está adaptada en muchas cosas a Alemania.

Por otro lado, estoy a la expectativa en lo que a esta nueva etapa me depara. No tengo ni idea de lo que me voy a encontrar. Por ahora solo se donde está mi casa y mi trabajo. Supongo que lo interesante es eso, no saber qué va a venir pero este año ha sido siempre así, nunca he sabido lo que iba a pasar al día siguiente porque una sola llamada podía cambiarlo todo.

Así que me gustaría tener un poco de estabilidad. Necesito tener mis rutinas porque la vida de estudiar alemán y enviar CVs  ha sido dura y he sentido el desgaste emocional.

Aunque no he tenido tiempo, como dije anteriormente de pensar con tranquilidad en todo lo que ha sucedido en la última semana, solo puedo decir que por muy feas que empezaban a ponerse las cosas solo sabia que quería seguir aquí  y que iba a hacer todo lo posible.

Ahora recuerdo cuando decidí venir a Alemania…un día, estando en la oficina, barajando opciones de a qué país emigrar me llegó una documentación de una de las contabilidades. Era de la oficina de Frankfurt y era todo tan claro, tan fácilmente entendible que empecé a barajar la opción. La idea fue tomando cuerpo porque tenía un compañero que había trabajado aquí y me dijo que era una buena idea. Empecé a investigar y me pareció un buen destino aunque el idioma era el problema. Pero claro, pensando en multinacionales y mi amigo que me dijo eso “ tú no te preocupes que en un año dominas alemán” ( el aprendió porque su mujer es alemana, estaba con alemanes , habla con todo el mundo, etc.). Así que mi “yo  aventurero” esta vez se salió con la suya. Estuve un año preparándolo todo, (aunque lo poco que estudié de alemán aquí quedó en nada ), concluyendo temas pendientes, etcétera y después vine.

Al llegar he encontrado más o menos lo que esperaba (aunque creo que hay cosas que quizás ya no me parecen tan extrañas pero al principio si me chocaron…si leeis al principio del blog os daréis cuenta) excepto la tremenda desigualdad social que hay  y ahora digo que no puedo quejarme, que soy muy afortunada al haber conseguido un trabajo en finanzas en una ciudad como Berlín con un buen sueldo y una buena empresa.

Vine a Frankfurt pensando que sería el mejor sitio por mis estudios y experiencia y resultó que ninguna empresa nunca me llamó para entrevistarme. Consultoras sí pero ninguna empresa. Se supone que Berlín es un sitio complicado para encontrar trabajo, pero allí estaba mi sitio. A veces estas cosas pasan. Me gusta Berlín pero me siento Frankfurterin. Le tengo cariño a la ciudad, me ha tratado bien y me da pena en cierto modo irme porque no he podido aprovechar toda la riqueza que tiene sobre todo porque estaba tan en mi mundo que no tenía ánimo para otras cosas o porque no podía permitirme ir a ciertos sitios. Siempre puedo volver, está claro, e ir y visitar los sitios que han quedado pendientes, sobre todo algunos pueblos de alrededor. Frankfurt es para mí, mi Geburtsort en Alemania. La echaré de menos sobre todo porque es muy cómoda, todo funciona muy bien y porque el clima es bueno en comparación con Berlín, que hace mucho más frío. Es una gran ciudad pero en pequeña. También echaré de menos a algunas personas pero espero seguir en contacto con ellas.

Tengo que agradecer a mis padres todo lo que han hecho por mí, por la educación que me dieron, porque siempre me dieron todo y más. A mi hermano por estar ahí y apoyarme, a mis amigos por apoyarme (y soportarme) en los momentos más duros de mi vida que ha habido unos cuantos. Gracias a mi “hermana mayor” porque para mí es un ejemplo a seguir.

Pese a esta mezcla de emociones, unos cuantos problemas por resolver si alguien me preguntara si soy feliz diría que sí, en este momento soy feliz.

 

P.D. Si mi compañero de trabajo me dice que se tarda más de un año en aprender alemán supongo que no hubiera venido

¡Objetivo conseguido!

UnknownHallo Leute!

Cómo son las cosas…esta mañana escribía un post sobre lo mal que me sentía porque lo veía todo complicado y empezaba a hundirme y ahora…¡tachán!…¡He conseguido trabajo!

¡SI! ¡Lo he conseguido! Un buen trabajo en una empresa multinacional, en el mismo nivel profesional en el que estaba en España, con un sueldo bastante bueno y en Berlín. Mi trabajo es en inglés, pero mis compañeros son alemanes. En la entrevista se habló de pagarme clases de alemán pero aún no se nada del tema.

Ahora mismo no puedo ni pensar, no se ni cuanto dinero me va a quedar neto al mes, solo se que empiezo en un par de semanas, que tengo que buscar piso y que no se ni por donde empezar.

Estoy contenta, pero todavía no me lo creo. Ha sido demasiado stress durante los últimos meses y hoy, por fín, mi sueño se ha hecho realidad. Me voy a vivir a la ciudad que quería, con un buen sueldo, a la empresa que quería…

Ahora no puedo decir mucho más, solo que Ich bin sehr Glücklich!!!!!!! .

Por fin lo he conseguido. En menos de un año. Eso sí, luchando, pasándolo mal, con perseverancia, intentándolo una y otra vez, con mis bajonas, sientiéndome unos días muy orgullosa y otros muy mal porque parecía que no avanzaba en nada…

Dentro de un par de días creo que podré escribir algo mejor desde la tranquilidad. Ahora voy a disfrutarlo y pensar como y donde empezar a buscar piso, que en quince días debo empezar a trabajar.

Cuando me llamaron estaba tan nerviosa que no entendía nada y menos cosas como..¿cuándo tuviste la entrevista? ¿qué te pareció? Pensé….”como me digan eso para darme una negativa ….” Pues no, el trabajo era para mí. Tengo que decir que salí de esa entrevista casi con la seguridad de que era mío pero aquí no acierto tanto como en España. Pues esta vez acerté.

Gracias a todos por estar ahí y apoyarme. Ahora a disfrutar un poco de mi “nueva vida” en Alemania.

Algunas gotas colman el vaso

Kopf-hoch-a25497361Hallo Leute,

A veces una está tan cargada de problemas aquí (la frustrante y cada día más desesperante búsqueda de trabajo, el querer ir más rápido con el idioma pero no saber qué más hacer, la distancia de la gente que quieres, etc.) que basta que algo que esperabas con ilusión se convierta en una decepción para que te derrumbe moralmente.

Llevo unos días en los que me cuesta mucho volver a ser yo. Tengo la sensación que desde fuera se puede pensar que como de vez en cuando viajo, ya sea porque conozco a alguien en otra ciudad o porque me llaman para entrevistas y yo donde voy no tardo en sacarme un montón de fotos siempre sonriente, mi vida es como unas vacaciones permanentes donde cuando puedo estudio alemán y busco trabajo.

Cosas que quizás en un entorno con tu gente no te afectarían tanto, aquí se engrandecen por las circunstancias. Soy una persona a la que no le importa estar sola, es más, cuando estoy en pareja necesito mi espacio y mi tiempo pero eso es una cosa y otra muy diferente sucede cuando llevas tiempo fuera.  Aunque conozcas a gente, aún no tienes tanta confianza, no saben nada de ti. Ahora siento la necesidad de estar con más gente pero no es tan fácil y mucho menos que sean alemanes para practicar alemán. Tengo que darle las gracias a mi amiga María que me está ayudando en lo que puede, está siendo un apoyo. Me gusta porque me dice las cosas como son aunque sean duras. Cosas que yo se, pero son difíciles para mí.

Al principio todo era una novedad y mis necesidades estaban cubiertas. Ahora solo necesito un trabajo para poder seguir con mi vida. Quizás tenga que cambiar de rumbo, no lo se. Solo se que tengo la edad que tengo, que tengo la experiencia laboral que tengo (para bien y para mal) y que por estar en Alemania competir con otras personas en empresas es complicado por el idioma, necesitaría al menos otro año más. Eso es imposible. Tengo que trabajar como y donde sea.

La inestabilidad de no saber dónde estarás el mes próximo también es dura. Quizás mañana te dan una buena noticia y tienes que mudarte de ciudad. Hay gente que estas cosas las llevan más fácilmente y a otras nos cuesta más.

Hace un tiempo empecé a buscar trabajo que no fuera de lo mío pero fue poco fructífero. Con mi CV nadie me quiere en un supermercado. Hay que cambiar el CV, está claro pero es que en  mi caso es directamente inventarlo. De lo mío he tenido entrevistas, llevo a la final pero por ahora no me han seleccionado. ¿Por qué? Pues me han dicho de todo, pero me parecen simples excusas. Da igual, las razones que te dan no es algo en lo que tú puedas interactuar. No depende de mí que otra persona piense que para un puesto se demasiado, por ejemplo. Entonces…¿para qué me entrevistas? ¿No leíste mi CV?

A la vez te das cuenta que tú has cambiado. Cosas que antes no te dabas cuenta o que tenías una visión, cuando hablas con gente que conoces de España piensas “ ¿cómo no se dan cuenta?” . Al final estás entre dos mundos. Este aún no es el mío, pero el otro …ni lo quiero ni me gusta.

Últmamente he estado tan pendiente del trabajo que me he olvidado de mí como persona. Eso no es bueno pero siento como si el trabajo fuera la necesidad básica, sin ella no puedo sobrevivir y yo soy una necesidad superior.

No se como seguir (habrá que hacer caso a Antonio Machado). Nunca pensé que emigrar fuera tan duro sobre todo cuando lo haces sola. Todo el mundo dice que esto es enriquecedor y bla bla bla. Sí, hay días en que me siento orgullosa de todo lo que he hecho pero al final veo que sigo sin trabajo y que tanta “experiencia” no me sirve para nada fructífero. Para ti misma, dirán algunos. Sí, pero así no pago el alquiler ni hago mi vida aquí. Visto desde fuera todo es muy bonito. Venir de vacaciones es muy fácil y todo parece fantástico…hasta la gente piensa que en Alemania se vive a la última ( ¡qué equivocados están!) Pero eso no es Alemania. Alemania hay que vivirla.

P.D. Sigo apostando por vivir aquí.