Lo que menos me gusta de Alemania (mejor dicho de los alemanes)

No-me-gusta1-344x293

Hallo Leute

después de 3 años aquí y tocando la tierra creo que puedo ver las cosas más claras, sobre todo que es lo que menos aprecio del país…ese que quizás, como todos los que no conocemos otro país solo de referencia, idealicé.

Estos dias he participado en algunos foros porque se preguntaba esta misma cuestión y curiosamente casi todos pensábamos igual.

Primero: la hipocresía de la sociedad. Aquí te dan una patada en el Po (que queda más fino) pero con la sonrisa puesta. Lo odio pero…tengo que admitir que ojalá aprendiera a hacer lo mismo. En cuanto a la hipocresía tengo que decir que me da la impresión de que nunca dicen lo que piensan (a no ser que sean amigos, y amigo es “el mejor amigo” ). El resto…conocidos. No digo que nosotros digamos todos pero al menos no me da la impresión de que todo es fachada, un saber comportarse. Quizás esto está relacionado con no expresar sentimientos en público y demás, no lo se, pero ya me producen desconfianza porque me he dado cuenta que mejor no fiarse mucho.

Segundo: el racismo. Esto está relacionado con lo primero. Si, en todos los países hay racismo, sin duda pero…aqui intentan meterte con calzador que no lo hay pero es mentira!

Tercero: la impaciencia con el idioma.Me molesta sobremanera que yo hable en alemán y me contesten en inglés. Si, mi acento es de española o italiana, según me han dicho (lógico) pero me entienden, no? Pero desde hace unos meses estoy diciéndoles, a quien lo hacen, que quiero hablar alemán porque para eso vivo aquí…suele funcionar pero se les olvida y vuelven a las andadas.Además, la idea entre ellos de que si no sabes hablar su idioma probablemente no seas demasiado instruído. Ejem…con alguno me gustaría tener una charla sobre el renacimiento, historia económica o lo que sea pero en un idioma común. Dejémoslo en inglés.

Cuarto: lo cotillas que son. Hace casi cuatro meses que vivo en esta casa y la semana pasada uno me preguntó que si vivía aquí, que nunca me había visto…y que si vivía en el piso tal y cual…en fin, no comments.

Quinto: la sensación de “me están timando”. Todo tiene letra pequeña y mejor que tengas un seguro de abogados. Antes o temprano lo necesitarás.

Sexto: Que la gente no salude (al menos en Berlin), sino que gruña. No, no todo el mundo lo hace pero sigue pareciéndome desagradable meterme en un ascensor en el edificio en que trabajo y que nadie de los buenos días o se despida

Séptimo: Su soberbia.El pensar que todo lo hacen bien y no admitir sus errores.

Octavo: los temas de conversación en el trabajo…madre mía, me dan ganas de seguir trabajando. Que si el tiempo, el último viaje o el trabajo del marido/esposa. ¿Y a mi que me importa?

Bueno, ya me he desahogado 😉 Es que a veces una se pregunta…¿y esto merece la pena? No se si la merece, realmente, pero ahora mismo no queda más remedio que seguir adelante. Creo que dentro cinco años podré contestar la pregunta

Anuncios